Foto: Victoria Nordenstahl

Tras la denuncia por violación contra Juan Darthés, se provocó un aumento considerable de consultas de mujeres por causas de acoso y/o abuso sexual. Más allá de las denuncias en redes sociales, los organismos oficiales indican que en Luján creció el asesoramiento a las víctimas tras conocerse la historia de la actriz.

El relato de Thelma Fardín movilizó a cientas de mujeres que se animaron a contar sus propias experiencias de abuso en redes sociales o mediante denuncias formales. Esto también impactó en nuestra ciudad, donde la Comisaría de la Mujer, la Subdirección de Género y organizaciones feministas como la Defensoría de Género, recibieron pedidos de asesoramiento por situaciones de violencia sexual.

La mayor exposición se vio y aún se observa en las redes sociales, donde decenas de vecinas de Luján dejaron en evidencia situaciones de abuso sufridas en algún momento de sus vidas. Según el Instituto Nacional de las Mujeres, previo a la denuncia de Thelma las llamadas a la línea 144 de atención y contención a mujeres víctimas de violencia, se habían triplicado durante el 2017. A ese dato se le sumó un doble de llamados a partir de la conferencia del Colectivo de Actrices Argentinas.

La estadística se replica en casi todos los distritos, incluyendo nuestra ciudad, donde tanto desde la Comisaría de la Mujer, la Subdirección de Políticas de Género y las organizaciones que trabajan con víctimas de violencia machista, coinciden en el alza de las denuncias a partir del relato de la actriz.

«Hay al menos diez mujeres que en algún momento se acercaron a la Defensoría para consultar pero le temían muchísimo al escrache, y que ahora vi que se animaron a escrachar en las redes sociales a los hombres que las violentaron. También nos llegaron muchas consultas sobre si todavía estaban a tiempo de denunciar abusos en situaciones que se dieron hace mucho tiempo», relató Natalia Pérez de la Defensoría de Género Luján.

Foto: Victoria Nordenstahl

“Recibimos más consultas, más pedidos de asesoramiento”, coincidió la subcomisaria Mónica Bocci, de la Comisaría de la Mujer, al tiempo que agregó que “igualmente tenemos que esperar el cierre del mes para saber si hubo más denuncias formales. Este año aumentaron bastante, y creo que tiene que ver más que nada con el acceso a la información. Para eso la educación sexual integral es fundamental, para que lo que antes se «solucionaba» a puertas cerradas, hoy se denuncie en la justicia».

Esta miércoles el INAM publicó nuevos datos específicos sobre las fluctuaciones en la cantidad y tipo de llamadas recibidas en la línea 144, desde la conferencia del Colectivo de Actrices Argentinas hasta el domingo 16 de diciembre. 

Los mismos indican que las llamadas crecieron en un 200% y que «Si comparamos las llamadas recibidas por día de la semana, se observa que el mayor aumento se registró el día miércoles (123%), fecha posterior a la conferencia de prensa del Colectivo de Actrices Argentinas».

Bajo la consigna «No nos callamos más» y «Mirá como nos ponemos» las redes sociales se inundaron de denuncias, descargos y testimonios sobre abusos, acosos y otros tipos de violencia de género. Sin ir más lejos, la cuenta de Instagram @nonoscallamoslujan sumó más de 1500 seguidores en menos de 24hs, en un perfil en el que se relataron historias anónimas sobre cómo algunas vecinas de nuestra ciudad fueron violentadas. Sin embargo durante la tarde del martes la cuenta fue dada de baja sin mayores explicaciones.

En este contexto la Subdirección de Políticas de Género publicó una serie de recomendaciones para aquellas mujeres víctimas de abuso que quieran denunciar su caso. “En nuestra oficina estos días hubo cuatro consultas específicas por situaciones de violencia sexual del pasado que no habían sido denunciadas pero no es un aumento significativo. Obvio que se puede asociar igualmente a la denuncia de Thelma Fardín», señaló la subdirectora de Políticas de Género Celina De Belaieff.

Foto: Victoria Nordenstahl

El efecto Thelma sacudió las redes sociales, un espacio con doble función: exponer y generar lazos. “Se pasó del temor a la exposición sin problemas. Por el contexto se minimizó, por un lado la vergüenza a la mirada de los conocidos, y por otro el miedo a las represalias. Muchas veces se juzgó al escrache, pero lo que no se llega a entender es que hay una necesidad de reencuentro con otras y otros cuando escrachás», aseguró la referente de la Defensoría de Género.

Mientras tanto los casos siguen saliendo a la luz, sea por redes sociales o mediante denuncias formales. Lo que queda en evidencia es que la revolución de las mujeres es un hecho, que puso en jaque todos los esquemas que el sistema dominante aún conserva, exponiendo y evidenciando lo más rancio del patriarcado.

Si tenés dudas y querés asesorarte podés contactarte o acercarte a:

    • Subdirección de Políticas de Género, de lunes a viernes de 8 a 14 hs en la calle Colón 1177. Teléfono: 440077.
    • Línea 144 de atención y contención a mujeres víctimas de violencia, que funciona las 24hs de los 365 días del año.
    • Para casos de emergencia, línea 911.

Las denuncias por violencia de género se pueden realizar en la Comisaría de la Mujer y la Familia, en la calle Las Heras 381. Teléfono: 437330.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre