Se aprobó la declaración de interés municipal del proyecto impulsado por la Comisión de Control y Seguimiento del Proceso de Relocalización. Meses atrás, la propuesta fue cajoneada por la Jefatura Distrital.

La Comisión de Control y Seguimiento del Proceso de Relocalización de Familias Inundadas está conformada por vecinos y vecinas, militantes sociales y cuadros técnicos de la Universidad Nacional de Luján.

En las gestiones por destrabar la obra que prevé la construcción de 202 viviendas en el barrio Santa Marta para sacar a las familias de las zonas inundables, la Comisión impulsó un proyecto de extensión en la Universidad para trabajar, en primer instancia, en las escuelas de la zona pero fue cajoneado en Jefatura Distrital.

“La idea es trabajar la problemática de las inundaciones desde las escuelas 17 y 21 del barrio La Loma con la posibilidad de que se incorpore el Jardín. Es necesario avanzar y profundizar el uso que se hace de la tierra. En Luján tenemos zonas de exclusión absoluta y en el otro extremo barrios cerrados sin control” caracterizó la magister de la UNLu, Juana Erramuspe.

Este martes, el proyecto fue declarado de interés municipal por el Concejo Deliberante. En ese contexto, Erramuspe amplió que “las poblaciones que sufren la inundación y la desidia de los gobiernos generan una masa crítica que les permite sobrevivir. Es un repertorio muy rico de destrezas y habilidades. Todo eso lo entendemos como conocimiento”.

Desde la Comisión apuntan fuerte a la “construcción de ciudadanía” como herramienta pedagógica de compromiso en la comunidad. Sin embargo, desde Jefatura Distrital negaron la posibilidad de implementarlo sin demasiadas explicaciones. “Nosotros presentamos el proyecto una vez que se aprobó en la Universidad, en la Jefatura Distrital y recibimos un maltrato muy grande. Cecilia Caputo se negó a recibirnos y rechazó el proyecto y a que pudiéramos acceder a las escuelas con una serie de argumentos contradictorios y falaces”, relató la docente de la UNLu.

La Comisión, que impulsó la declaración de interés continuará pidiendo por la implementación del proyecto. En ese sentido, Erramuspe sintetizó que “hay que trabajar en el fomento de la conciencia de nuevas generaciones que entiendan que las soluciones a estas problemáticas no se trata de esperar solamente que los gobiernos de turno hagan obras sino que nos involucre a todos, que se están vulnerando derechos y es el reclamo por las garantías lo que va a cambiar estas situaciones”.

El proyecto de declaración de interés se aprobó por mayoría con el voto de todos los concejales salvo el del radical Carlos Pedro Pérez quien se abstuvo y argumentó razones “ideológicas”. El edil aseguró que “conociendo la Universidad por dentro, preferiría leer el proyecto antes de darle el reconocimiento”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí