El Equipo de Extensión en ESI de la UNLu debutó en su trabajo de articulación con la comunidad y brindó el primero de cuatro talleres de Educación Sexual Integral a más de 100 estudiantes del Instituto de Formación Docente N°141.

Luego de su presentación pública, el Equipo de Extensión en ESI de la Universidad Nacional de Luján comenzó a trabajar en articulación con el territorio. El Centro de Estudiantes del Instituto de Formación Docente N°141 que funciona en la Escuela Normal, lo convocó para brindar talleres formativos de Educación Sexual Integral, dirigido a los futuros profesionales docentes.

El mismo constará de tres encuentros donde abordarán la educación sexual integral desde la literatura, trabajando desde una perspectiva reflexiva y dinámica, desde un enfoque conceptual y teórico; para luego formar propuestas pedagógicas colectivas que sirvan como herramientas prácticas para los equipos docentes.

«¿Qué nos proponemos?» disparó Adriana Caballero del Equipo de Extensión en ESI al inicio del taller. «Por un lado reflexionar sobre nosotros mismos y nuestra profesión, problematizar cómo nos atraviesa, cómo nos interpela todo lo que tiene que ver con la educación sexual integral y con entender la sexualidad desde la escuela. Por otro lado vamos a profundizar la temática desde el marco conceptual, para finalmente pensar colectivamente y posicionarnos sobre qué tipo de propuesta didáctica y pedagógica queremos llevar adelante como formadores», completó.

Por su parte, Nadia Prieto, presidenta del Centro de Estudiantes del Instituto de Formación Docente N°141 e impulsora del encuentro comentó los motivos que llevaron a los futuros formadores a pedir capacitaciones en Educación Sexual Integral.

«Creemos que la ESI es una necesidad muy grande porque hay un montón de docentes que quieren dar la ESI pero no tienen las herramientas necesarias porque muchas veces no nos las dan. Al mismo tiempo, cuando llegamos a las aulas existe el miedo al con mis hijos no te metas y quisimos traer este taller para romper con eso, para que nos expliquen y no enseñen cual es el marco teórico y legal que nos avala como docentes para dar educación sexual integral, que es algo tan necesario en todas las etapas de crecimiento de los niños».

Respecto de la falta de formación docente en ESI explicó que la única herramienta actual es el TFO (Taller de Formación Opcional) «que es una ESI más basada en los adultos, en nosotros, los formadores; y no se llega a ver bien lo que sería la ESI en el aula». En ese sentido problematizó que «la ESI atraviesa todas las áreas y nos pareció muy interesante tener un taller que nos pueda hacer ver eso y darnos herramientas para luego aplicarlas en ese sentido».

El estudiantado se mostró interpelado por la invitación, por lo que más de cien futuros docentes pasaron por la primera capacitación, que constará de tres encuentros totales y que contará con una nueva edición luego de las vacaciones de invierno para aquellos estudiantes que quedaron fuera de esta primera instancia.

«Esta formación y articulación con el Equipo de Extensión de la UNLu es súper enriquecedora porque entendemos que es muy necesaria al punto de que puede llegar a salvarle la vida a un niño o niña que la puede estar pasando muy mal y nosotros muchas veces terminamos siendo ese nido de contención para ellos, que no tienen en las casas, con sus familias o con quien sea», ejemplificó Nadia Prieto.

«Muchas veces el docente termina cumpliendo ese rol, por eso tenemos que estar preparados para brindarles toda la ayuda que necesitan, ante cualquier tema, porque la ESI no abarca solamente el ámbito sexual y hay muchas otras situaciones donde tenemos que tener herramientas para ayudarlos cuando estamos dentro del aula, siendo las aulas tan diversas y con diferentes complejidades y problemas» finalizó la presidenta del Centro de Estudiantes del Instituto de Formación Docente N°141.

Fotos: Julieta Brancatto

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre