FOTO: Julieta Brancatto

El dirigente del PJ y ex Presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez, visitó este jueves Luján. Llamó a la unidad de cara al 2019 y apuntó contra el gobierno de Cambiemos, ”cuando abrimos la heladera vemos las consecuencias del gobierno de Macri”.

Julián Domínguez, abogado de SMATA y referente del Partido Justicialista, visitó este jueves Luján, en el marco de las charlas que viene manteniendo a lo largo de la Provincia organizadas por el gremio de mecánicos y afines del transporte automotor.

Con unas cincuenta personas que se congregaron en el Club Santa Elena, el dirigente se mostró muy contento de volver a la ciudad, ”siempre tuve algo especial con Luján. Siempre le pido a la virgen para que me acompañe”.

Contó que de joven conoció al padre Cacho Zaccardi, párroco de Sagrado Corazón e impulsor de la Parroquia Sagrada Familia. “Yo tendría 10 o 12 años cuando lo conocí” dijo Domínguez y aseguró que el cruce con el párroco fue uno de sus capítulos importantes en su formación política y espiritual.

Después de la masiva movilización de fe, del pasado 20 de octubre, el dirigente se mostró satisfecho por la reunión que mantuvieron Hugo Moyano, Felipe Solá, Héctor Daer y Ricardo Pignanelli y aseguró que la unidad es el camino: “Cuando vi a todos los dirigentes diciendo ‘vamos por un proyecto común, no se puede bancar más esto, recuperemos el país industrial’, quedó demostrado que somos capaces de unirnos en la construcción. Ya lo dijo Moyano, la unidad hasta que nos duela”.

FOTO: Julieta Brancatto

En cuanto al gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, Domínguez fue muy crítico y remarcó que “cuando abrimos la heladera, vemos las consecuencias del gobierno de Macri. Basta ver los bolsillos y la heladera para ver lo que está haciendo este gobierno.

“En la Argentina del trigo, el kilo de pan vale 80 mangos. La Argentina de la vaca y el asado vale 200 mangos. La Argentina volvió a ser un país que exporta producción primaria, como hacía hace 150 años. La Argentina volvió a renunciar a tener una política de uso de suelo y a someterse a la desindustrialización más agresiva que haya vivido”, enfatizó el nacido en Chacabuco.

También hizo referencia a su paso por la presidencia de la Cámara de Diputados y se mostró “orgulloso”, por nunca haber votado una ley en contra de la gente: “Cuando me tocó ser Presidente de la Cámara de Diputados nunca tuve que votar una ley en contra del pueblo. Lo puedo decir con orgullo. Ahora, con este gobierno no es que nos va mal porque son incapaces, porque toman decisiones equivocadas. Nos va mal porque han tomado el estado para proteger a sus propios negocios”.

Para finalizar Domínguez anticipó un futuro oscuro para la Argentina y señaló el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional: “Muchos están ilusionados que la Argentina que viene es la Argentina de 2015. Muchachos, la Argentina que viene es la más endeudada de toda su historia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre