Foto: Julieta Brancatto

Docentes universitarios siguen reclamando que el gobierno nacional les ofrezca un aumento digno y acorde a las proyecciones inflacionarias. Además habrá una movilización bajo la consigna: «No al Ajuste de Macri y el FMI. Defendamos la Universidad Pública la Ciencia y la Tecnología».

Los docentes universitarios de todo el país protagonizarán una nueva jornada de lucha este próximo 16 y 17 de mayo con un paro de 48 horas en reclamo de una oferta salarial acorde a la inflación del 2019 y una recomposición frente al poder adquisitivo perdido el año pasado. Desde ADUNLu confirmaron su adhesión al paro y a la movilización.

La oferta salarial realizada por la Secretaría de Políticas Universitarias consistente en un 15 por ciento en cuatro cuotas (4 por ciento en junio, 4 por ciento en agosto, 4 por ciento en septiembre y 3 por ciento en octubre), cláusula gatillo en noviembre de 2019 y febrero 2020 coincidiendo con el cierre de la paritaria y el pase al básico de las sumas en negro mediante un 9 por ciento en noviembre y el 10 por ciento restante en diciembre.

Desde Conadu Histórica y ADUNLu exigen un 35 por ciento de aumento para 2019 con cláusula gatillo y una recomposición salarial en la paritaria 2018. Los gremios universitarios sostienen que la pérdida de los salarios con respecto a la inflación supera el 16 por ciento durante el año pasado, las sumas en negros que alcanzan el 40 por ciento del incremento otorgado en 2018 desfinancian las obras sociales, el sistema jubilatorio y destrozan la escala salarial.

Además docentes universitarios, trabajadores no docentes y el movimiento estudiantil movilizaran desde el Congreso Nacional a Plaza de Mayo el día jueves 16 bajo la consigna «No al Ajuste de Macri y el FMI. Defendamos la Universidad Pública la Ciencia y la Tecnología».

La crisis en la educación pública no sólo impacta en la perdida de poder adquisitivo sino también en el recorte presupuestario que afecta directamente a los incentivos investigaciones científicas, los viáticos que cobran los docentes, el desfinanciamiento de las obras sociales y las becas estudiantiles.

«Hay una ley nacional que establece que si el docente vive a más de 100 kilometros del lugar donde trabaja se les debe pagar un viatico. Sucede que se aprobó una nueva reglamentación en donde no quedó claro y se decidió no pagarlo. En el Consejo Superior logramos revertir la situación y que se empiece a pagar junto con un retroactivo por lo adeudado. Además estamos pidiendo que esa resolución se revea en su totalidad porque se estan perdiendo derechos que estaban establecidos en normativas anteriores» explicó el secretario general de ADUNLu, Federico Vita.

Con respecto al no pago de incentivos para las investigaciones científicas sostuvo que «hay una situación de disparidad entre universidades que pagan ese incentivo y otras que no los pagan. Nosotros no sabemos si es porque hay un retraso en la Secretaria de Políticas Universitarias en el giro de los fondos o porque debido a los incrementos de costos universitarios eso se esta gastando en otro lado».

Otro de los reclamos de los docentes de la UNLu es por el recorte de becas y pasantias que se esta llevando adelante. «Ahí se forman los futuros docentes, se forman para poder llegar con un buen curriculum a los concursos. Eso afecta a la renovación de los docentes y al funcionamiento de la universidad» agregó.

Por último, uno de los reclamos que se viene sintiendo fuerte entre los reclamos de los afiliados a ADUNLu es por las bajas de las prestaciones de la obra social DASMI. La desfinanciación de las obras sociales universitarias se da, en parte, por la falta de recomposición salarial frente a la alta inflación de los últimos años. «Todas las prestaciones medicas y los medicamentos aumentaron, y los ingresos de la obra social son menores por la falta de actualización del salario. De nuestro salario sale el aporte a la obra social que no se corresponde con los incrementos que hubo» concluyó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre