17.7 C
Luján
viernes, 27 noviembre 2020

El divide y reinarás, entre otros factores de una victoria arrasadora

Las vacunas del calendario obligatorio ya están disponibles en Luján

El hospital y los CAPS cuentan con las dosis para vacunar a todas las personas según las indicaciones del ministerio de Provincia. Consultá días, horarios y las direcciones de los centros de salud. 

Temporada 2021: ¿abren las piletas de los clubes?

Se acerca la temporada de verano y los clubes ya trabajan en los protocolos, para poder conseguir la apertura de sus piletas. ¿Cómo será la temporada en este contexto?

Falleció un nuevo paciente con COVID-19

Lo informó la Secretaría de Salud del municipio, en su informe diario. Además, se registraron 17 nuevos casos positivos.

Comienza el Juicio a Natalia Pérez: “Lo que se juzga es habernos rebelado contra la política de ajuste”

El viernes 27 comienza la instancia de Audiencia Oral y Pública del proceso que comenzó hace casi tres años, cuando fue detenida de forma arbitraria durante la represión a la movilización en rechazo a la Organización Mundial del Comercio.

Municipales: «A este intendente no le gustan los trabajadores»

Se intensifica el reclamo de laburantes de la planta municipal. Fracasaron las instancias de diálogo y volvieron las asambleas y concentraciones.

Las elecciones del domingo pasado arrojaron una victoria contundente de la alianza Cambiemos en los tres escenarios: nación, provincia y municipio. En nuestra patria chica, la ola amarilla se hizo sentir con fuerza. 33.331 vecinos de nuestra ciudad, que representan un 50,57% de los votos, optaron por Esteban Bullrich. Mientras que el  primer candidato por Cambiemos, Fernando Casset, logró conquistar 48,7% de los votos.

Y existen cinco factores claves que ayudan a entender la victoria, la continuidad de la hegemonía del vecinalismo, ahora vestido de amarillo, en nuestra ciudad.

Uno de los factores que explican la victoria de Cambiemos en nuestros pagos, es la coerción interna dentro de un tipo de alianza de derecha conformada en 2011 entre la Unión Cívica Radical y la Unión Vecinal, a la que luego se le sumó el PRO en el 2015.

Un párrafo necesario antes de seguir. Es difícil hablar de partidos de derechas y de partidos de izquierdas luego de la caída del muro de Berlín en el plano internacional, y posterior a la crisis de representatividad en el año 2001 en nuestro país. Más bien, durante el último tiempo existieron, como explican los politólogos, partidos catch all o partidos atrapatodo, aquellos que buscan votantes diversos.

Sin embargo, la Alianza Cambiemos puede ser definida como una alianza de derecha, conformada entre actores políticos que han definido un campo gramático común que los coacciona al interior y los diferencia del populismo al exterior.

Existen, asimismo, distintas derechas. Estas aparecen como elementos constitutivos de un campo político, donde compiten entre sí por el dominio del espacio. Del mismo modo, son capaces de actuar de forma solidaria cuando el campo se encuentra en peligro por el ataque de fuerzas exteriores. Unidad ante todo.

Este campo político de derecha se articula en base a lo discursivo. La gramática les proporciona una coherencia interna a partir de la identificación con ciertas ideas. Y a la vez les otorga dos cosas: conceptos que forman una frontera reforzada de cohesión interna (o sea  ser del mismo palo, no sacar los pies del plato) y, por otro lado, la referenciación de un otro negativo, es decir del kirchnerismo malo o kirchnerismo feo.

La derecha argentina, hoy enmarcada en la Alianza Cambiemos mediante la expulsión del concepto de populismo, logró erigir al republicanismo como mito fundante de su campo político.

En Luján, la Unión Cívica Radical ha cedido -lógicamente- banderas históricas del radicalismo y ha ido posicionándose a la cola de la derecha liberal. Por su parte, la Unión Vecinal, hegemónica dentro de la alianza de gobierno, ha sido siempre una fuerza conservadora por principios. Mientras que, el ingreso del PRO a dicho acuerdo electoral ha introducido la pizca de neoliberalismo que faltaba en este cóctel de derecha.

Cambiemos no es homogéneo, tiene fisuras. Sin embargo, tanto la UCR como la UV, durante el primer mandato, como luego el PRO, han sabido llevar a buen puerto las discusiones internas. Algunos ejemplos de esas disputas son la renuncia de Nicolás Quarenta a la banca de Presidente del Concejo Deliberante o cuando Luciani prescindió de Luis Zanazzi, principal candidato de la UCR en 2015.

La derecha argentina, hoy enmarcada en la Alianza Cambiemos, mediante la expulsión del concepto de populismo logró erigir al republicanismo como mito fundante de su campo político.

Un segundo factor que explica la victoria de los de amarillo es el efecto arrastre. Esto no es menospreciar la capacidad ni la política de la gestión local, sino un dato objetivo. Si bien Luciani navega durante su segunda gestión, es la primera de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. Históricamente, en las elecciones legislativas inmediatamente posteriores a la asunción presidencial el oficialismo aumenta su caudal de votos. Sucedió con Alfonsín, la UCR obtuvo en 1985 el 42,37%, el PJ obtuvo en 1991 el 40,22%, la Alianza el 23,1% en 2001, el Frente para la Victoria el 41,59% en 2005 y Cambiemos en 2017 el 40,7%.

Que pase la estrella del momento. La tercera causa vital para comprender este triunfo es la obra pública. Los 452 millones de pesos en obras para la ciudad anunciados en el discurso inaugural del Intendente en la apertura de las sesiones ordinarias fueron la clave para recomponer la relación desgastada entre la primera gestión (escueta de obras) de Luciani y los vecinos lujanenses.

Algunas obras realizadas como la repavimentación de la Calle Pascual Simone, la pavimentación de Beschtedt, de la Avenida Cabred y de la Calle San Roque, más otras ejecutadas a pesar de la gestión municipal, como la construcción de viviendas en Olivera son ejemplos de esa estrategia que utilizó Cambiemos.

Puesto cuatro, pero no puesto menor. El factor comunicación: resultó notoria la mejora en las formas de la comunicación política. Sin lugar a dudas, el gobierno de Luciani ha  sido un buen camaleón y se ha equiparado a las técnicas y formas de hablar que implementa el macrismo a nivel nacional y el vidalismo a escala provincial. Su capacidad de comunicación personalizada y la falta de medios críticos coaccionados por la discrecionalidad en la pauta política, más la falta de acceso a la información pública, han sido apoyos cruciales.

Por último, la fragmentación de la oposición y principalmente del peronismo explica no únicamente este último triunfo de Cambiemos, sino las sucesivas derrotas que viene sufriendo en los últimos años en el pago local. La Unión Vecinal ha logrado conducir la dirección política de la alianza gubernamental integrada por fuerzas heterogéneas con una oposición dividida. Una de las mayores fortalezas con las que cuenta el oficialismo es la alta atomización de la oposición.

Ya se ha señalado que la capacidad de naufragar diferencias sin rupturas ha sido una virtud en el oficialismo. Pero además, ha sabido mantener a su rival fragmentado. Una de los mecanismos que utilizó fue aprovechar la enemistad entre las listas internas de Unidad Ciudadana y meterse de lleno en esa interna. De esta forma, se explica cómo Cambiemos aumentó 10 puntos entre las PASO y las generales, y Unidad Ciudadana haya perdido 7 puntos entre ambas elecciones.

La fragmentación del peronismo explica no únicamente este último triunfo de Cambiemos, sino las sucesivas derrotas que viene sufriendo en los últimos años

Caso contrario ha sido la historia del peronismo. Desde el 2007, cuando Graciela Rosso ganó la interna frente a Miguel Prince se han producido dos bandos en el peronismo-kirchnerista. En 2011, se volvió a producir el enfrentamiento entre Miguel Prince y Graciela Rosso. Sí, son enfrentamientos. Porque el peronismo no sabe jugar internas. O mejor dicho, los peronistas locales no han sabido cómo jugar.

Esta es la historia que se repite en el peronismo lujanense. Primero fue la disputa de Rosso ante Prince, luego fue Leonardo Boto ante Notta. Y finalmente en este año, Boto versus Prince, en una contienda que dejó al perdedor, nuevamente, no militando para conseguir más votos hacía su partido, sino generando acuerdos políticos con otros armados electorales.

«El que gana conduce, y el que pierde acompaña» dice un viejo refrán peronista. Sin embargo, parece que no muchos lo siguen. Por el contrario, el que pierde, no solo no acompaña, sino que se lleva la pelota. Similar a lo que dijo Bilardo contra Brasil, el peronismo debería entender que los de amarillo son los rivales. Y que en el divide y reinarás descansa la posibilidad de Cambiemos a gobernar por mucho tiempo más.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leído

Aniversario y ensayo con protocolos en el Trinidad Guevara

El teatro municipal prepara su vuelta. El domingo se cumplieron 40 años de su fundación y la celebración incluyó un ensayo con distanciamiento y medidas sanitarias. 

Parte oficial: 116 pacientes recuperados para Covid-19

Asimismo la Secretaría de Salud informó que este viernes se confirmaron 23 nuevos casos positivos para COVID-19.

Municipales: «A este intendente no le gustan los trabajadores»

Se intensifica el reclamo de laburantes de la planta municipal. Fracasaron las instancias de diálogo y volvieron las asambleas y concentraciones.

Noticias Relacionadas

La juventud en tiempos de transformación

0
En el día internacional de la juventud, Juanjo Araya reflexiona sobre algunos aspectos del contexto actual y la política en clave generacional.

Ensayo: extrañamiento y distancia

0
La pandemia tiene múltiples aristas. El abogado Leandro Perna aporta su mirada desde la perspectiva del derecho y el arte. 

¿De qué lado de la mecha te encontrás?

0
Los efectos de la emergencia sanitaria no son iguales para todes. Tampoco lo son las formas de respuesta. Marcelo Medina, laburante cooperativista comparte su mirada y deja planteados algunos desafíos para el futuro.

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.