Día Mundial de la Cruz Roja: trabajo voluntario por un mundo mejor

La fecha conmemora la labor de quienes integran la asociación civil que busca generar igualdad y ayudar a los más humildes. Ladran Sancho dialogó con Diego Tipping, presidente de Cruz Roja Argentina sobre el trabajo voluntario, el rol de la Cruz Roja durante la pandemia y el pedido por el acceso equitativo de las vacunas.

El 8 de mayo se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en conmemoración del nacimiento de Henry Dunant, el fundador de la Cruz Roja. El objetivo de este día es reconocer la labor de voluntarios, empleados y empleadas de todo el mundo que salvan vidas y ayudan a los más vulnerables.

La asociación civil humanitaria y de carácter voluntario está compuesta por 192 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja con 160 mil filiales locales, y alrededor de 14 millones de voluntarios y voluntarias en todo el mundo.

Fue fundada en Suiza en el año 1863 por Henry Dunant y desde entonces tiene como misión contribuir a mejorar la vida de las personas, en especial de aquellas que se encuentren en situación de vulnerabilidad. En nuestro país desarrolla acciones humanitarias desde el 10 de junio de 1880, creada por el impulso de Guillermo Rawson y el Doctor Toribio Ayerza.

«Me llena de emoción el trabajo que hacen todos los voluntarios en todo el mundo. Hay que tener en cuenta que 1 de cada 72 personas en el mundo tuvo acceso al agua potable gracias al trabajo de la Cruz Roja, que 1 de cada 600 personas es voluntaria de la Cruz Roja. Eso nos llena de emoción, porque es un trabajo incansable de hormiga de millones de personas en el mundo que creen en un mundo mejor, que creen que trasformar realidades es posible. Al voluntario de la Cruz Roja le duele el dolor ajeno y eso es lo que hace que se preocupen por tener una sociedad mejor», expresó Diego Tipping, presidente de Cruz Roja Argentina.

Desde que comenzó la pandemia del COVID-19 la Cruz Roja realiza acciones constantes y la idea de la organización es seguir apoyando a los más necesitados: «Venimos trabajando de forma muy intensa. El año pasado trajimos al país 30 aviones con insumos para aumentar las camas de terapia intensiva de todo el país, respiradores, camas. Ahora también estamos trabajando en tratar de aliviar todos los efectos sociales que trae una pandemia, con la falta de empleo, de ingresos. Estamos trabajando no solo en la asistencia alimentaria en contexto de emergencia, sino también buscando reinsertar laboralmente a las personas», aseguró Tipping.

Diego Tipping, presidente de Cruz Roja Argentina.

El presidente de Cruz Roja Argentina se mantiene en contacto con el intendente de Luján y están a disposición ante la situación sanitaria que atraviesa la ciudad. «Hablé con el intendente Leo Boto para ver cuáles eran las necesidades del partido, porque vimos la situación del hospital y le ofrecimos toda nuestra ayuda y ver la posibilidad si hay que instalar un hospital de campaña. Eso lo estamos coordinando con la Secretaría de Salud y Protección Civil del municipio. Estamos a disposición de lo que se necesite», aseguró Tipping.

Uno de los temas que más les preocupa a los profesionales, es la dificultad en el rastreo y seguimiento de los contactos estrechos de un caso positivo: «Es la parte de la pandemia que no se ve. Por cada caso positivo hay un promedio de 15 contactos estrechos que hay que seguir. Con 20 mil casos diarios, Argentina tiene que hacer 300 mil llamados diarios para detectar esos contactos estrechos y ver que no se transformen en positivos. Es una logística enorme», explicó el presidente de la Cruz Roja.

La vacuna parece ser la luz al final del túnel y Tipping se mostró esperanzado: «Hoy estamos con un horizonte de salida que es la vacuna. De todas maneras, consideramos que las estrategias tienen que ser globales, porque vemos que en todos los países está pasando lo mismo que pasa en Argentina, miramos solo frontera para adentro y nos peleamos porque llegan más o menos vacunas y una pandemia es algo trasnacional. No sirve que un país vacune a toda su población y el resto de los países no lo haga, porque va a haber nuevas cepas y aquellas personas que ya están vacunadas no van a ser inmunes a esta nuevas cepas. Estamos reclamando la liberación de las patentes y el acceso equitativo en todo el mundo de la vacunación».

spot_img
<
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,021SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.