Tras el despido de dos trabajadores de la Papelera Mimar, el Sindicato de Papeleros inició un paro por 12 horas. El reclamo es por la reincoporación de los trabajadores y la regulación de todo el plantel que se encuentra trabajando «en negro».

La Papelera Mimar ubicada en la avenida Fray Manuel de Torres despidió a dos trabajadores que se afiliaron al Sindicato de Papeleros de Morón. Son cerca de 40 papeleros que la empresa mantiene trabajando de forma irregular por lo que desde el sindicato iniciaron un paro de 12 horas y de no encontrar una solución continuarán con otras 48 horas de huelga la semana que viene.

A fines del año pasado, el Sindicato de Papeleros de Morón encontró que la empresa proveniente de la ciudad vecina de General Rodríguez se encontraba trabajando en Luján de forma irregular. Tras iniciar gestiones entre la empresa, la delegación del Ministerio de Trabajo de nuestra ciudad y el sindicato, desde la firma papelera se habían comprometido de regularizar la situación de 5 trabajadores de forma gradual, uno por mes.

Sin embargo, el viernes de la semana pasada la empresa Mimar rompió el acuerdo entre las partes y despidió a dos trabajadores que se habían afiliado al Sindicato de Papeleros de Morón. Ayer, se volvieron a reunir las partes en la delegación del Ministerio de Trabajo y ante la negativa de la empresa de resolver el conflicto se activó un plan de lucha que consiste en un paro de 12 horas.

«Si esto no se soluciona, posiblemente la semana que viene vamos a hacer un paro de 48 horas y así sucesivamente. La mesa de diálogo quedó trunca porque por parte de la empresa se reían del coordinador del Ministerio de Trabajo en donde le dijeron que haga las denuncias en La Plata, diciendo que ellos tienen poder político acá en Luján y que ellos pueden hacer lo que tengan ganas» explicó Nestor Sosa, secretario general del Sindicato de Papeleros de Morón.

Ante la medida de fuerza y la presencia del sindicato y trabajadores, se movilizó una gran cantidad de efectivos policiales a la puerta de la empresa Mimar. «Me parece innecesario este despliegue, nosotros somos laburantes y lo único que queremos es que todos los compañeros tengan un trabajo digno, que se les pague como debe ser, que tengan una obra social, una ART» sostuvo Sosa.

El reclamo va a continuar hasta que la empresa de una solución ante la exigencia de la reincoporación de los dos trabajadores despedidos, las irregularidades en las formas de pago (no se respeta las categorías de los trabajadores) y el blanqueo de todo el personal.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre