Foto: Emma Pérez.

Con goles del Bocha Giménez, Alejandro González y del debutante Uriel Sosa Flandria derrotó por 3 a 1 al CADU, en el cierre de la temporada. El Canario terminó el torneo con una sonrisa pero queda el dolor de no haber podido clasificar al reducido.

Flandria superó sin sobresaltos al mix del CADU, que contó con varios pibes de las inferiores, y pudo cerrar su participación en el torneo con una victoria, para alcanzar las 50 unidades. Si bien el Canario se fue muy aplaudido por los hinchas que se acercaron al Carlos V, quedó la espina de quedar en la puerta del reducido.

Es que no se pueden olvidar aquellos puntos que quedaron en el camino y ahora, más que nunca, es dónde el Canario se lamenta. El partido frente a la UAI, que Flandria fue dos veces arriba y terminó perdiendo, o el de Español que contó con varias chances claras y también cayó por 1 a 0, son algunos de los puntos que hoy podrían marcar otro presente. Y, aunque no hay reproches, el sinsabor queda.

En lo que fue un partido que comenzó parejo, aunque con más posición del balón por parte del local, se terminó dando un primer tiempo feo. El hecho de que no se jugara por nada, solo para cumplir con el cronograma, por ahí puede explicar el resumen de una primera etapa que pasó sin pena ni gloria. Salvo el golazo del Bocha Gonzalo Giménez, que disparó de afuera del área y clavó un bombazo, no mucho más. Un tiro en el travesaño del CADU sobre el final y ahí está todo.

Sin embargo en la segunda mitad el Lobo metió motivación en el entretiempo y Flandria cambió totalmente. Salió a pasar por arriba a Defensores Unidos. Con el Perrito González muy enchufado y con la proyección constante de Dante Álvarez, el equipo de Jáuregui iba a buscar ampliar el marcador.

Error del joven arquero de la visita, que aprovechó el experimentado Perrito González y llegaba el segundo grito del equipo del Lobo. Sin embargo el conjunto de Zárate iba a descontar, justamente tras un error del capitán de Flandria, que metió la mano en zona prohibida y, desde los doce pasos, Escobar no iba a fallar.

Uriel Sosa, en su debut, marcó su primer gol en primera. Foto: Emma Pérez.

Muy rescatable lo del Lobo que, desde que llegó al banco de Flandria le dio pista a los pibes de inferiores y todos le dieron buenos resultados. En este caso metió en cancha al sanjuanino Uriel Sosa, que metió un derechazo cruzado y se bautizó en la red, para marcar el 3 a 1. Flandria pudo haber aumentado más la cuenta, luego de aquella chilena de Rinaldi que pegó en el palo derecho, pero lo cierto es que finalmente el 3 a 1 iba a ser el resultado final.

La mala noticia es que Esteban Ciaccheri terminó saliendo lesionado, lo más probable es que se haya resentido de la pubalgia que lo tiene a mal traer, mientras que Matías Nouet también tuvo que ser reemplazado por una molestia en su pierna izquierda. Por otra parte el reconocimiento a Andrés Camacho, uno de los referentes del plantel, quien cumplió 150 partidos con la amarilla y negra.

Ahora será tiempo de descansar, hacer un balance y ver que sucede con la mayor parte del plantel, incluído el Lobo Montenegro, que se tienen que sentar a negociar con los dirigentes a ver qué pasará en el futuro, si es que continúan o no.

Formación: Matías Garavano; Andrés Camacho, Diego Sosa, Alan Giménez, Dante Álvarez; Alejandro González, Gonzalo Giménez, Matías Nouet, Enzo Acosta; Nicolás Rinaldi y Esteban Ciaccheri. DT: Andrés Montenegro.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre