julio 14, 2024
0.6 C
Luján

Desesperados por amor

La biodanza es un método que, a través de la vivencia corporal y de la exploración emocional, permite alcanzar un bienestar mayor. La facilitadora, Laura Rigacci, cuenta en qué consiste y cómo lo conoció.

La biodanza es un método diseñado por Rolando Toro que persigue el bienestar de las personas a partir de la fusión entre cuerpo, movimiento y música. Desde hace años, gana cada vez mayor popularidad. En Luján, distintos facilitadores dan clases y una de ellos es Laura Rigacci.

Hace muchos años, Laura tenía un vivero. Un día se le acercó una compradora, a quien ubicaba por haberla visto alguna vez, pero hasta ahí llegaba todo. La señora fue derecho a encararla: “Tengo una invitación para vos”. Le contó brevemente en qué consistía la biodanza; Laura picó por el lado de la música, una forma de expresión que ama. Y a los días, ya estaba bailando.

Primero la pasaba fenomenalmente bien. “Perepepé perepepé”, dice con onomatopeyas mientras ríe. “Yo pensaba que se trataba de esto, y la pasaba joya, así que seguí”, agrega.

“El punto ―explica― es que escuchaba hablar de la vivencia, de la vivencia, de la vivencia… yo no tenía ni idea de qué era la vivencia”. Hasta que, en una consigna, su facilitador (Darío Fata) dijo algo sobre la niñez. Ahí Laura una tuvo experiencia fuertísima de conexión con el recuerdo de su abuelo, una persona amada: “Me atravesó”.

- Advertisement -

Aquella emoción que la conectó con una parte honda de sí misma probablemente fue su primera “vivencia”. “Entonces me di cuenta de que biodanza no es bailar como si bailáramos reguetón en un boliche. Se trata de algo mucho más profundo”, aclara.

Para Laura, la biodanza es la creación de alguien que desea un mundo más amoroso. “El mismo Rolando Toro dice que creó la biodanza por desesperación de amor. Eso se nota porque es un método, que consiste en una suma de sistemas, de influencias de culturas y de disciplinas diversos para tocar el corazón. En este sentido, es la creación de un soñador que imaginaba un mundo mejor”, explica.

Por su parte, Julieta Andrea Scattolini, integrante del grupo que danza con Rigacci, define a su facilitadora en estos términos: “Lauri es muy genuina. Es una de mis musas inspiradoras. Verla danzar y expresarse es arte. Ella siempre me habilita a ir un poquito más allá”. Y luego, sobre la biodanza, puntualiza que uno de los ejes a destacar es la afectividad, junto con la confianza en la red, y que estos dos ítems le permiten “transitar la vida de una forma más bonita”.

Un viaje grupal de conexión, expresión y bienestar

“Atravesamos la falta de empatía y el exceso de individualismo, vinculados con la creencia de que quitarnos los derechos a unos puede generar algún beneficio, cuando, en realidad, nadie se puede beneficiar mediante el perjuicio de otro. Hace falta amor, hace falta pensarnos como un conjunto de seres interconectados”.

Rolando Toro (1924-2010) fue un docente, psicólogo y antropólogo chileno. Entre los años 1968 y 1973 inició el desarrollo de la teoría de la biodanza a partir de la experimentación con este sistema en el Hospital Psiquiátrico de Santiago y en el Instituto de Estética de la Universidad Católica de Chile.

- Advertisement -

En los encuentros de biodanza, se realizan ejercicios de movimiento, de danza y de contacto que buscan estimular la vitalidad, la creatividad y la sensación de pertenencia a un grupo. Según su creador: “Biodanza es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida en ambiente enriquecido. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras por medio de la música, del canto, del movimiento y de situaciones de encuentro en grupo”.

Como se puede inferir, hay un elemento clave: el grupo. No resulta casual que surja, en el contexto actual, esta necesidad. Como cantaba Gilmur: “Together we stand, divided we fall” que, en una traducción libre, sería “juntos estamos de pie, divididos caemos”.

¿Cuándo y dónde?

  • Lunes a las 19:00 en la Biblioteca Ameghino, Luján.
  • Viernes a las 15:00 en la Sala Luar, San Andrés de Giles.
Matías Lemo
Matías Lemo
Trabajo en comunicación desde hace quince años. Licenciado y doctorando en Letras. Investigador y docente.

1 COMENTARIO

Dejanos tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ayudanos a sostener este proyecto autogestivo

Sumate a la Comunidad y participá todos los meses por regalos, entradas y descuentos.

Elegí el monto, ingresá los datos y listo!