Foto: Ladran Sancho.

Tensión por desalojo en el barrio Ameghino. Más de treinta familias, que se habían instalado en un predio de la calle Libertad y Del Pilar están siendo sacadas a la fuerza por la policía. Las autoridades municipales todavía no se hicieron presentes.

«Sin una orden de desalojo, no», se plantó Camila. Tiene 21 años y junto a su hijo de un año y medio anoche durmieron en la calle y hoy no saben que van a hacer.

Este mediodía ya se habían instalado, como otras diez familias, en los confines del barrio Ameghino, cuando termina Libertad y cruza Del Pilar. La policía llegó durante el mediodía para iniciar el desalojo, sin orden judicial pero con armas largas.

Micaela, amiga de Camila, comentó que «el jueves vinimos a marcar el pedacito de terreno, el viernes a la mañana habíamos plantado la casilla y el sábado a la tarde ya habíamos techado todo y ayer se mudó. Hoy a la mañana se encontró con el desalojo. A ella la están desalojando con el nene».

Algunas familias iniciaron el desarmado de sus hogares improvisados ante la emergencia social en la que viven, pero priorizando no «pasar a mayores» como les advirtió la policía. En el lugar no se hicieron presentes agentes ni autoridades municipales ni fuerzas políticas. Apenas un grupo de vecinos que salió a poner el hombro junto a sus pares.

«No nos mostraron la orden de desalojo, solo nos dijeron que tenían una denuncia de la fiscalía. La municipalidad se lavó las manos por eso pasa a fiscalía. Me dijeron que si yo no me iba por las buenas, me sacaban por las malas. Acá hay más de treinta familias», sostuvo Camila.

Pese a haber niños, tampoco enviaron agentes de niñez como corresponde por ley. Todo quedó librado al amedrentamiento policial y la resistencia de algunas valientes: «Hay mucha gente en situación de calle y si te ponés a ver son todas chicas solas, entre veinte y treinta años con dos o tres criaturas».

Sobre el final del Ameghino continúa la tensión. El tire y afloje entre una decena de uniformados y el aguante vecinal: «Que solución me van a dar ¿estar abajo de un puente y que a mi hijo le pase algo? Yo estoy con mi hijo y hoy no tenemos donde quedarnos a dormir. Tengo 21 años y estoy sola, no tengo ningún familiar», concluyó la joven.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí