Tras ocho años, el peronismo volverá a gobernar Luján. Aprendizajes, desafíos y adelantos de una gestión con los muchos dedos en “V” y algunos puños en alto junto a Ariel Notta y Agustina Torres.

“Es un frente diverso”, repitieron hasta instalar entre propios y ajenos aquellos días de mayo, donde encaminaban los acuerdos para conformar un lista que contenga la mayor cantidad de expresiones del campo nacional y popular. De fuerte impronta peronista pero con capacidad de ampliar su base electoral, contener una militancia diversa y generar portavocías plurales, el Frente de Todos avanzó a octubre y ahora encara una transición para volver a gobernar Luján.

El resultado de la travesía electoral coloca nuevamente al peronismo en el gobierno local, tras ocho años de gestión de vecinales, radicales y el PRO. Pero, ¿qué peronismo es el que vuelve?

Ariel Notta y Agustina Torres ocuparán bancas oficialistas a partir de diciembre y en esta entrevista desde el Centro Cultural Carlitos Fernandez, aportan algunas ideas desde la cuna peroncha para empezar a desenredar las complejidades políticas de una etapa nueva, marcada por las expectativas y los desafíos de la pluralidad.

-El domingo pasado se escuchó distinto el vamos a volver. Ya no era un deseo sino un anuncio confirmado. ¿Qué aprendizajes dejan estos ocho años en el rol de oposición ahora que toca asumir responsabilidades de gobierno?

Agustina Torres: –Estos ocho años crecimos mucho como organización pero decimos que si al pueblo le va mal entonces al Movimiento Evita le va mal. Esto quiere decir, que en los días felices del peronismo no hacia falta que existieran organizaciones porque el Estado se hacía cargo de todo. Entonces estos años fueron de mucho trabajo, de crecimiento para la organización pero tuvimos que suplir en el territorio lo que el Estado no hacía, entonces sabemos que el contexto no era el correcto.

Ariel Notta: –El gobierno de Luciani profundizó algunos aspectos que en Luján estaban presentes desde hace mucho tiempo. Me refiero al retroceso de la comunidad política, el debilitamiento de los espacios institucionales y una presencia del Estado municipal (para no decir que fue un Estado municipal ausente) que jugó a favor de determinados intereses que son los que han desordenado el territorio, han condenado a las localidades y los barrios a la situación en la que están hoy. Y creo que el proceso que vamos a iniciar el 10 de diciembre viene a modificar esas realidades y para eso hay algunas cuestiones básicas que nosotros venimos a disputar en temas referidos a tierra, vivienda, trabajo, salud. Que no son solamente un problema de gestión sino de definiciones políticas claramente contrarias a los intereses de los sectores vulnerables. Eso es lo que nosotros venimos a modificar.

-A nivel nacional y provincial fue determinante, para el triunfo del domingo, el conurbano y el norte del país que es donde se profundiza la exclusión. En el caso de Luján las localidades le dieron el triunfo a ustedes, ¿cuál es el mensaje para la gente que la está pasando mal, que se siente abandonada por el gobierno de Cambiemos y puso la expectativa en el Frente de Todos?

AT: –Cuando perdimos se escuchó a muchos compañeros decir que el pueblo se equivocó y hasta se habló de desagradecidos porque mientras sacábamos satélites al espacio la gente votó al patrón. Nosotros entendimos que se había hecho mucho pero que faltaba y que la gente no estaba equivocada porque realmente querían un cambio. Porque cuando salían a la calle y tenían la misma zanja, la misma calle de barro, el mismo estado en el CIC, seguían sin poder acceder a un montón de cosas. Y a Cambiemos le pasó lo mismo. La gente toma decisiones, como lo hicieron en 2015 que nos dolió y nos perjudicó ahora tomaron otra decisión.

AN: –Hay un gran desafío en este proceso político que es superar la mirada sectaria de nuestros propios objetivos. Esto de no saber interpelar al sujeto social que nosotros promovemos. Decimos que queremos políticas activas para que los sector sociales accedan al consumo y luego no sabemos interpelar a ese sujeto haciéndolo culpable de no comprender cual es el proceso que le permite llegar a esa situación tratándolo de mezquinos, de no reconocer el esfuerzo que implica los logros y las conquistas sociales. Este fue un de los grandes errores de nuestra etapa anterior.

-La recuperación de Cambiemos entre las PASO y octubre es notable. ¿Cómo analizan trabajar con una porción de la sociedad que tiene una mirada muy negativa del peronismo?

AT: –Esa se la dejo a Ariel (Risas)
AN: –Hay una idea bastante clara del Frente de Todos de recuperar la mirada amplia y de reconocer también que hay sectores que todavía responden a un sentido común que está muy naturalizado respecto al trabajo, el entramado industrial en relación al Estado y la comunidad política. Acá hay una reflexión política que tenemos que trasladar a todos los sectores. Si no hubiéramos entendido esto y hubiéramos avanzado en un lista competitiva bancada por la superestructura y una serie de acuerdos, y nada más, posiblemente no hubiera alcanzado como pasó en otros municipios. Acá hicimos cosas que en otros lugares no se hicieron y que nos permitieron representar a un sector más amplio.

Ariel Notta y Agustina Torres asumirán como concejales el 10 de diciembre. Foto: Julieta Brancatto

-Hasta acá hemos visto un frente amplio y plural pero en una sola dimensión: la electoral. ¿Cómo se preparan para la etapa que viene que es la construcción política de ese frente con responsabilidades institucionales?

AT: –Cuando nos sumamos sabíamos que no teníamos que esconder las diferencias sino que ahí estaba la riqueza que íbamos a aportar a la construcción de un Frente. En esta lista hay representantes de distintos sectores. Se respetó eso, las identidades, las posturas. Vamos todos con nuestras diferencias y ahora tenemos que mantenernos con esta impronta en el gobierno con objetivos que se van a ir renovando. Pero la diversidad es lo más importante que tiene el frente y hay que cuidar eso.

AN: –Y tenemos el gran objetivo de insertar a Luján en un proceso más amplio. En algún momento nos descalzamos de la provincia y de la nación y empezamos a tener desencuentros. Tenemos una tendencia a sentir a tal punto la identidad local que nos terminamos aislando. Por eso el gran desafío de esta etapa, mirando lo que pasó en otros distritos y entendiendo que tenemos una experiencia trasladable para que en otros lugares de Argentina empiece a pasar esto

-¿Cómo se expresará la conducción política, la dirigencia en un la amplitud o la diversidad que se plantean desde el Frente?

AT: – El otro día bromeábamos con una pregunta: ¿Qué Perón te gusta? ¿El del 45, el del 55, el del 73? Y Perón es todos en el contexto que le permitió desarrollarse. Y el peronismo sigue siendo el peronismo en el contexto que nos permite. Las conducciones de caudillo se ve que no porque en las elecciones estas quedó demostrado que vamos a otras cosas. Este es un contexto frentista, amplio en el que tenemos que escuchar. Este es el peronismo de ahora, el que no permite un liderazgo que sofoque o ahoga o no deja que crezcan otros cuadros. Y no es peor ni mejor que otros, es el de ahora.

AN:-No tengo dudas que para esta etapa el mejor jugador es el equipo que juega con inteligencia. Hemos modificado experiencias anteriores. Lo que viene debe respetar lo que en expectativas depositó la gente con el voto y nuestra construcción tendrá que partir de un piso de acuerdos colectivos que conformaron esta coalición. Vamos hacia eso, a la profundización de ese esquema.

-¿Cómo prevén trasladar estas definiciones políticas a la practica concreta en las instituciones? Por ejemplo en el Concejo Deliberante que va a ser el ámbito de ustedes.

AN: –En principio imaginamos un Concejo equilibrado. Por un lado el bloque Cambiemos y nosotros con un desafío que es el de llevar el concepto del Frente de Todos. Conceptualmente tenemos que darle una presencia al Concejo clara, diversa pero que sirva para trabajar más allá del palacio. Hay que sacar al Concejo del Palacio Municipal como metáfora digo. Hay que devolverle al Concejo la importancia que tiene.

AT: –Con Caro Francia por ejemplo vamos a usar el lenguaje inclusivo pero tampoco nos vamos a pelear con quien no lo use. Digo, en ese sentido entendemos las instituciones como una llave para abrir otras cosas. No nos vamos a aburrir si estemos que podemos estar afuera recorriendo barrios, clubes, charlando con vecinos desde un rol institucional. La gente no conoce a los concejales generalmente y eso es una vergüenza, tenemos que salir al territorio.

Fotos: Julieta Brancatto

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí