Foto: Prensa Ituzaingó.

El equipo de la basílica arrancó el torneo con una derrota ante Ituzaingó por 2 a 1 en condición de visitante, y ya piensa en el próximo lunes cuando reciba en el municipal a Español. Carranza y Gil Clarotti para el local, mientras que el Chino Pérez descontó para el conjunto Lujanero.

Luján inició este domingo el torneo Apertura con una derrota ante Ituzaingó por 2 a 1, y en un partido en el que se lo vio superado en gran parte del juego por el conjunto Verde. Los dirigidos por Abel Orona fueron de menor a mayor y, si bien podrían haber conseguido el empate sobre el final, faltó conexión.

El comienzo de partido fue desfavorable para el conjunto de la basílica. El equipo local dominó la pelota, acorraló a Luján, y mostró buenos destellos de fútbol, que además cuenta entre sus líneas a un experimentado como lo es César Carranza.

Muy poquito de Luján en la primera etapa. Llegó con claridad recién a los 20 minutos de juego, aunque se lo vio a Salomone muy solo, y los centrales del Verde rápidamente disolvieron cualquier tipo de oportunidad para que descargue. Tiro libre del Chino Pérez a la puerta del área chica, y el arquero rompió con los puños y mandó la pelota al tiro de esquina. De ahí en más el Lujanero mostró muy poco y aunque el equipo local manejó el tramo del partido tampoco pudo llegar con demasiada claridad.

En el complemento Ituzaingó golpeó rápidamente de la mano de Carranza, quien dejó en el camino a los centrales de Luján y a los cinco minutos marcó el primer tanto de la tarde, luego de definir cruzado tras la salida de Diego Quiros. El equipo de Orona no se pudo conectar en el campo y el equipo local avanzó con todo, presionando alto.

Nuevamente Carranza mostró toda su jerarquía y experiencia, en una buena jugada por la izquierda que derivó en un centro, para que Gil Clarotti venciera nuevamente a Quiros y estire la ventaja. En Luján, Orona movía el banco de suplentes, buscando alternativas y funcionamiento.

Con el ingreso de Leonel Llodrá por Vallejos, el Lujanero se sintió un poco más cómodo, pudo jugar más lejos de su arco, aunque también el verde sacó el pie del acelerador y se dedicó a defender el resultado y tratar de embocar alguna contra. Rápidamente Luján se metió en partido tras el gol de Chino Pérez, luego de un rebote en el área y nuevamente estaba en carrera.

Sin embargo con el correr de los minutos el equipo de la basílica se fue desinflando y el local se quedó con los tres puntos en el debut. Saldo positivo dejó aquellos minutos en cancha con los dos delanteros, que pareciera que se entendieron bastante bien. Una buena variante, pensando en Español.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí