Foto: Julieta Brancatto

El «Lilito lujanense» volvió a las andadas. Fiel al estilo Carrio, Jeremías Rodríguez avanza en la política de Luján con denuncias. En está oportunidad acusó a 14 de los 20 ediles de atentar contra las arcas del municipio.

Jeremías Rodríguez, referente de la Coalición Cívica ARI de Luján, presentó una denuncia en el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires contra 14 concejales y concejalas por el «aumento irresponsable y desproporcionado de empleados de la planta política” y “por poner en riesgo el equilibrio fiscal y las arcas del Municipio”.

En el voleo de la denuncia, Rodríguez apuntó contra ediles de Radicales, vecinalistas y del Pro con quienes intentó armar alianza para las elecciones del 2019 y que, además, a nivel nacional, pertenecen al mismo espacio político.

La denuncia apunta contra el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Notta, y los concejales Miguel Prince, Cesar Siror, Griselda Krauth, Fernando Casset, Alejandra Rosso, José Días Alfieri, María de la Paz Elías, Héctor Griffini, Silvia Mendoza, Dardo Sonneberg, Marcela Manno, Carlos Trisciuzzi y Daniel Curci Castro.


El abogado y referente de la Coalición Cívica ARI de Luján los señala de «responsables de una conducta contraria a las buenas prácticas de administración gubernamental, y la utilización inadecuada de los recursos municipales, generando el aumento irresponsable y desproporcionado, de empleados de planta política, poniendo en riesgo el equilibrio fiscal y las arcas del municipio».

Rodríguez pone el ojo en la división de los bloques de concejales luego de haber asumido sus mandatos. Allí remarca la división en 12 bloques, de los cuales 8 son monobloques, y el nombramiento de 27 empleados. En la denuncia detalla con nombre y apellido cada uno de los asesores que posee cada bloque.

El abogado calificó esa división como «una clara maniobra, cuyo fin, solo persigue, el nombramiento de dos empleados por unibloque; que además, sumado a los empleados de los restantes bloques, han elevando, el número de agentes de planta política».

El «Lilito lujanense» argumentó que está situación «es de total irresponsabilidad y pone en riesgo las arcas del municipio» y señaló como contra parte que «el momento financiero del municipio, es realmente critico; y es de público conocimiento, que el Intendente de la Ciudad de Lujan, el Sr. Leonardo Boto, ha decretado el estado de emergencia económica, financiera y administrativa, en el ámbito de la Administración Municipal».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí