Las familias afectadas por la central de Araucaria Energy presentaron una nueva nota ante el municipio, ahora pidiendo no solamente la clausura efectiva y erradicación, sino también la demolición de la obra. El pedido está respaldado con legislación vigente.

El Arauracariagate no terminó para vecinos y vecinas de los barrios cercanos a la termoeléctrica de Araucaria Energy. En las últimas horas, las familias llegaron hasta los despachos del Departamento Ejecutivo y Deliberativo donde presentaron el pedido de demolición de la obra.

«Por medio de la presente nos dirigimos a Ud., y por su intermedio al Sr. Secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Ing. Marcelo Enrique Gutiérrez, para solicitar la efectiva clausura, erradicación y demolición inmediata de la obra construida ilegalmente por la empresa ARAUCARIA ENERGY S.A., en el predio identificado catastralmente como Circunscripción IV, Parcela 655ah, resultante de la unificación de las parcelas 639a y 566ag, por plano de mensura y unificación 64-45-1990, en el Partido de Luján», piden en el escrito.

Asimismo, explican que «los fundamentos de nuestra solicitud se da en el marco de lo establecido por el artículo 108° del DECRETO-LEY N° 6769/58 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, la Ley  N° 11.459 de Radicación Industrial en la Provincia de Buenos Aires, y su Decreto Reglamentario N° 1741/96,  la Ordenanza Municipal N° 6224/13 de prohibición de industrias de tercera categoría, y la Ordenanza Municipal N° 1297/75, y su Decreto Promulgatorio N° 631/75, según texto ordenado por Decreto N° 319/80».

Las palabras del intendente Oscar Luciani también forman parte de la presentación, donde los vecinos citan sus dichos en lo que fue el proceso de la llegada de la empresa a la ciudad y los diversos conflictos: «Es de público y notorio conocimiento que, con su firma en nota al Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires de fecha  31 de enero de 2018, la Municipalidad de Luján dejó constancia formal que “la empresa Araucaria Energy S.A. no ha contado, ni cuenta a la fecha con la documentación técnica aprobada por la Comuna, que se constituye como requisito previo e ineludible, para la ejecución de la obra”.

Como cierre, un nuevo argumento señala directamente a los códigos locales que fueron incumplidos -como tantas otras normativas- por la empresa dueña de la termoeléctrica. «Además de la normativa provincial general y específica, el Código de Edificación del Partido de Luján establece en su punto 2.1.2.1 inciso 4 que ‘si las obras iniciadas sin permisos hubieren sido ejecutadas en violación de las reglamentaciones vigentes, la Secretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos podrá intimar al propietario a la demolición inmediata, a su cargo y sin perjuicio de las sanciones que le correspondan’.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre