Foto: archivo Ladran Sancho.

A la nota presentada por las familias afectadas por la industria ilegal y de tercera categoría, se sumó el proyecto de ordenanza que impulsó la oposición para clausurar y demoler la central termoeléctrica de Araucaria Energy. Ingresó en la última sesión pero pasó a comisiones.

Uno de los proyectos de ordenanza que ingresaron en la última sesión del Concejo Deliberante fue el que presentaron los diez concejales peronistas y en el cual proponen la efectiva clausura y demolición inmediata de la obra de la empresa Araucaria Energy SA, la cual está ubicada en la intersección de las rutas 6 y 34, obra que fue iniciada sin permisos y ejecutada en violación de las reglamentaciones vigentes.

En el segundo artículo de la misma, establecen que el intendente Municipal, Oscar Ernesto Luciani, deberá ejecutar, en un plazo perentorio de 30 días a partir de la vigencia de la presente, todos los actos y/o medidas tendientes al cumplimiento de lo dispuesto en el artículo precedente. Sin embargo el proyecto todavía deberá esperar para ver la luz del debate ya que en la última sesión pasó a las comisiones de Urbanismo, Obras Públicas y Legislación.

Asimismo, el texto establece que «sin perjuicio de lo establecido en los artículos 1° y 2°, y a título subsidiario, la Municipalidad de Luján se reserva el derecho de aplicar multas y/o sanciones a la empresa Araucaria Energy SA o a su/s empresa/s controlante/s y/o subsidiaria/s, así como de iniciar acciones judiciales resarcitorias ante los daños y perjuicios que el accionar de la empresa pudo o pudiera ocasionar en el Partido de Luján.

En la nota presentada por los vecinos afectados nucleados en Luján Sin Termoeléctrica se había hecho hincapié en la cuestión legal y normativa explicando que «los fundamentos de nuestra solicitud se da en el marco de lo establecido por el artículo 108° del DECRETO-LEY N° 6769/58 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, la Ley  N° 11.459 de Radicación Industrial en la Provincia de Buenos Aires, y su Decreto Reglamentario N° 1741/96,  la Ordenanza Municipal N° 6224/13 de prohibición de industrias de tercera categoría, y la Ordenanza Municipal N° 1297/75, y su Decreto Promulgatorio N° 631/75, según texto ordenado por Decreto N° 319/80».

Finalmente, las mismas familias afectadas en el radio que abarcan las implicancias de la central continuaron denunciando el funcionamiento de la termoeléctrica. Si bien legalmente no hubo novedades ni nuevos permisos, no hubo clausuras por parte del OPDS (organismo provincial) como tampoco nuevos permisos para Araucaria Energy.

“No entendemos como puede ser que, sin ninguna habilitación del OPDS ni del estado municipal, esta industria continúe trabajando y cobrando los contratos millonarios que le ha otorgado el gobierno nacional. Para Luján, esta empresa no ha servido de nada, y a quienes vivimos en los barrios aledaños solo nos ha traído problemas ambientales y una fuerte desvalorización de nuestras propiedades», se quejaron tiempo atrás los vecinos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre