Francisco Delorenzi retornó a Independiente, luego de su paso por Deportivo Cali, y está realizando la pretemporada con el club de Avellaneda. El defensor, nacido en Luján, busca ganarse un lugar y afianzarse en el fútbol de nuestro país.

Luego de haber firmado su primer contrato profesional con la institución de Avellaneda, Francisco Delorenzi paso a préstamo al Deportivo Cali de Colombia. El oriundo de nuestra ciudad había sido visto por agentes del club colombiano en la reserva del Rojo, y se lo llevaron a préstamo por 18 meses y con una opción de compra de 700 mil dólares.

Delorenzi tuvo que trabajar mucho para ganarse un lugar en el equipo. Apenas llegó Lucas Pusineri al banco de suplentes del Azucarero declaró que no lo conocía y que no lo había pedido. Lejos de resignarse y a base de trabajo, el Lujanense ganó su lugar y terminó disputando 28 partidos, 23 por liga, 2 por Copa Sudamericana y 3 por Copa Colombia. Entre los encuentros más importantes, jugó la vuelta de la final de la Copa Colombia, aquella que Cali cayó ante Independiente Medellín.

Tras su paso por el conjunto Cafetero, el joven defensor retornó a Independiente, club en el cual realizó todas las inferiores, y con la llegada de Lucas Pusineri, que ya lo había dirigido en América de Cali, logra uno de sus sueños, el de llegar a la primera del Rojo. En plena pretemporada, Delorenzi muestra su satisfacción por cumplir uno de sus objetivos.

El central intenta ganarse un lugar entre los grandes referentes con los que cuenta el plantel de Avellaneda y corre con viento a favor, debido a que Pusineri ya lo conoce y sabe lo que puede dar el joven de nuestra ciudad. A doble turno y casi sin descanso, la pretemporada avanza con Delorenzi dentro del plantel.

El pibe, en diálogo con Ladran Sancho, recuerda su paso por Deportivo Cali, habla de las características del fútbol colombiano y también remarca lo difícil que se hace el estar lejos de la familia. Además traza sus metas para el 2020 y hasta se ilusiona con pelear el campeonato con el Rojo.

-¿Cómo fue tu paso por el Deportivo Cali?

-Fue una experiencia totalmente nueva para mí porque acá no había debutado en primera todavía y allá tuve la posibilidad. Jugué 28 partidos, jugué Sudamericana, la final de la Copa Águila. Así que fue todo sumamente positivo y me permitió arrancar mi carrera profesional.

-Cuando llegó Lucas Pusineri al Deportivo Cali había declarado que no te conocía y que no te había pedido, sin embargo vos te ganaste un lugar. ¿Qué te dijo Lucas?

-Eso no era nada más que la realidad. Él no me conocía, yo no lo conocía a él. Yo llegué en 2012 a Independiente y él no estuvo trabajando en el club durante ese tiempo, así que nos conocimos allá en Cali. Yo llegue por intermedio de los dirigentes que me vieron jugar en inferiores y después trabajando y entrenando todos los días me fui ganando un lugar y pude jugar esos 28 partidos.

Delorenzi disputó 28 partidos con la camiseta del Deportivo Cali. Foto: Twitter @AsoDeporCali.

-¿Qué aprendizaje te llevás del fútbol colombiano?

-La velocidad de los delanteros y la potencia física es una de las mayores virtudes que tienen. Me tuve que acostumbrar rápido a los cambios, a saltar de Argentina a Colombia.

-Jugaste Copa Sudamericana, la final de la Copa Águila, en uno de los grandes de Colombia. ¿Qué te deja esto?

-Es una responsabilidad que la tenés que asumir sin pensar mucho porque te encontrás de un momento para otro dentro de la cancha y tenés que resolver. Yo en Argentina no había estado ni cerca del plantel profesional y en Colombia me tocó de una hacerme cargo de un montón de situaciones que parecían muy lejanas. Todo lo que hice allá es lo que me permitió hoy estar haciendo la pretemporada con Independiente.

-¿Se te hizo difícil tu estadía en Colombia, el estar lejos de la familia, de los amigos?

-Esa es la parte más complicada. Pese a que la base del estado de ánimo es como te va en lo profesional y más allá de eso, que fue todo muy bueno, el estar lejos de mi familia por primera vez, de mis amigos, fue muy duro, pero valió la pena para seguir hoy dando pelea.

El defensor Lujanense se ganó un lugar en el Deportivo Cali y jugó Copa Sudamericana y la final de la Copa Águila. Foto: Twitter @AsoDeporCali.

-¿Qué te genera volver a Independiente y estar haciendo la pretemporada con la primera?

-Es realmente muy emocionante. Este es el octavo año que estoy en Independiente y pasé por todas la categorías del club. Llegar a primera era uno de mis objetivos y hoy estar acá, haciendo la pretemporada, es emocionante para mí y para mi familia también.

Hace una semana comenzó la pretemporada del conjunto de Avellaneda en el predio de Villa Domínico y en el Libertadores de América y Delorenzi busca ganarse un lugar dentro del equipo, así como lo hizo en su llegada a Colombia.

A doble turno, Lucas Pusineri intenta trasladarle rápidamente su idea de juego al equipo, mientras que el defensor de nuestra ciudad busca un lugar entre los titulares: «Mi intención es pelear por un puesto. Después el que tomará la decisión de que pasará con mi futuro será Lucas. Yo mientras tanto estoy entrenando y aprendiendo mucho todos los días».

-¿Qué les pide Lucas?

-Lucas pide ser ofensivos, verticales a la hora de atacar. Cuando se puede también hacer una pausa con la pelota, pero mantener siempre un ritmo y molestar al rival, incomodarlo. Esa es la principal característica de sus equipos y hay jugadores de primera clase en Independiente como para poder hacerlo.

-¿Cómo es compartir plantel con jugadores de renombre, de gran trayectoria?

-Uno intenta observarlos y copiar los detalles. Cómo se cuidan, cómo comen, la forma de entrenar. Repetir lo que ellos hacen, que fue lo que hizo que hoy estén ahí. Uno intenta seguirles el ritmo, porque su nivel es muy alto. La verdad que son muy humildes, yo no los conocía y fueron muy buenos con el trato, tanto conmigo como con los chicos que hacen su primera pretemporada con el equipo. Eso nos sirve mucho y nos da confianza para aportarle nuestro mayor nivel al plantel.

-¿Con quién te toca compartir cuarto?

-Con Juan Di Lorenzo. Es uno de mis mejores amigos y uno de los sueños que teníamos es poder compartir el equipo y hoy lo estamos haciendo.

¿Qué hacen en los ratos libres?

-Tomamos mate, jugamos a la play y charlamos bastante. Hablamos mucho de fútbol y la verdad que se hace muy pasajero así.

-¿Qué objetivos te trazas para este 2020?

-Ojalá pueda ganarme un lugar en el equipo y poder aportarle mi ayuda al club. Estamos a nueve puntos del puntero y queremos acercarnos y dar pelea hasta el final. Creo que ese es el principal objetivo de todos.

-¿Cuantas veces entraste a jugar al Libertadores de América en tus sueños?

-Unas cuantas veces. Ojalá lo pueda llevar a la realidad dentro de poco.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí