Este viernes se realizará el primer Festival del Orgullo Disidente en Luján, configurándose como una nueva jornada histórica para el movimiento LGBTIQ de la ciudad.

El próximo sábado 17 en la Ciudad de Buenos Aires, tendrá lugar la XXVII Marcha del Orgullo LGBTIQ. En ese marco, la Asamblea Disidente de Luján protagonizará la réplica local el viernes desde las 16hs en la Plaza Colón, donde se desarrollará el primer Festival del Orgullo Disidente.

Sobre la calle San Martín desplegarán un torneo de fútbol tenis, jueguitos y penales. También habrá murga, bandas invitadas, poesía, intervenciones artísticas, feria autogestiva, espacios de niñez disidente y exposiciones. Y para quienes tengan ganas de seguir visibilizando el orgullo LGBTIQ, el sábado la Asamblea Disidente partirá hacia la Marcha del Orgullo en un trenazo desde Luján.

“Queremos visualizar que existimos y a partir de eso problematizar que cuando nos hacemos visibles generalmente sale todo el odio que hay en Luján, que no es poco. Y eso pone en evidencia cuanto nos discriminan en el trabajo, en las escuelas y en la mayoría de los ámbitos en los que nos manejamos”, argumentaron desde la organización.

En ese sentido explicaron que el espacio asambleario funciona también como un lugar de contención y que a partir de ahí, tienen como objetivo comenzar a trabajar en cuestiones colectivas en relación al avance en el reconocimiento efectivo de sus derechos, como la implementación de la Ley de Cupo Laboral Trans y Travesti Diana Sacayán.

Desde la Asamblea Disidente entienden que el festival tiene un significado histórico para nuestra ciudad, ya que es la primera vez que se realiza un evento de este tipo y porque pone en evidencia el avance del movimiento LGBTIQ de Luján, donde generaciones que anteriormente tuvieron que irse de la ciudad para vivir tranquilamente su sexualidad, hoy pueden mostrarse en el lugar más céntrico y concurrido de la misma. Aún así, la discriminación es moneda corriente y contra eso también se configura este evento.

“Luján es una ciudad muy conservadora, que se posa sobre la consigna de ‘Capital de la fe’. Tenemos como referencia de la ciudad a la Iglesia Católica, que es una institución que siempre nos persiguió y criminalizó. Entonces entendemos que por eso, entre otros factores, hay mucha discriminación en Luján”, evidenciaron.

“A partir de eso, de la invisibilzación y las injusticias que sufrimos, necesitamos exponer las violencias a las que nos exponemos las disidencias, y por otro lado que nos reconozcan como seres de derecho y no de consumo. En Luján nunca hubo espacios que nos incluyan de esta manera. La inclusión va mucho más allá, tiene que ser más integral pera ser sujetos plenos de derechos”, finalizaron.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre