13.5 C
Luján
sábado, 8 mayo 2021

Del ciclo turismo al delivery en bici a las localidades en plena pandemia

Une los pueblos y la ciudad de Luján en bicicleta haciendo mandados y asistiendo a vecinos y vecinas de zonas rurales. Así se mantiene en forma y de paso se gana el mango ante la ausencia de turistas.

Gustavo González es un vecino de Luján, que se dedica a hacer ciclo turismo, una actividad de turismo alternativo. Antes que la pandemia afectara su normalidad, recorría las distintas localidades de Luján por caminos rurales, con turistas de distintos puntos de la provincia, mostrando los atractivos de nuestro partido.

Uno de los recorridos habituales es el «camino Santa Elena», que recorre la localidad de Jáuregui, pasando por la Avenida Flandes, la Algodonera Flandria, la Pasarela, el Caminito, la Laguna Seca, El Timón. Incluyendo el camino rural que une Jáuregui con Olivera y Goldney.

Su actividad requiere que esté en buenas condiciones físicas para guiar a los grupos, es por eso que buscó una alternativa para seguir estando en forma: «Como el turismo está parado por la pandemia, yo pensé como hacía para mantenerme en estado y generar algún ingreso extra, como para bancar la parada. Se me ocurrió hacer un sistema de delivery o mensajería a los pueblos rurales, para no entrar a competir con los chicos que trabajan en la ciudad».

Es por esto que, después de darle vueltas en la cabeza, decidió sacarse el permiso para paquetería y mensajería y asistir a vecinos y vecinas de las localidades. Se toma la temperatura, completa los datos en la aplicación «Cuidar» antes de salir de su casa y emprende viaje por los caminos rurales en su bicicleta.

Gustavo González se dedica a hacer ciclo turismo, una actividad que se vio sumamente afectada por la pandemia.

«Yo puedo unir el tema del pedaleo por caminos rurales y dar algún servicio solidario a los vecinos de esos pueblitos, que muchas veces no tienen acceso a algún servicio, como puede ser un Pago Fácil, una farmacia, una veterinaria. La localidad más postergada es Olivera», comenta Gustavo, mientras va camino a hacer una diligencia.

El ciclista ya realizó variedad de pedidos, entregando remedios en Carlos Keen, asistiendo al circo Daktari, que quedó varado por la pandemia en nuestra ciudad, con ropa y alimentos o pagando facturas de vecinos de Olivera: «Tengo una tarifa que trato de que sea un precio justo. Por ejemplo, una farmacia para llevar un medicamento a Torres te cobra $400, yo cobro $200».

Asistir al vecino y mantenerse en forma, la alternativa que encontró Gustavo en la pandemia, para además, poder ganarse el mango: «voy pedaleando y encima me gano un manguito. Además, el vecino te agradece y eso te pone contento. Generalmente es gente grande que no puede salir. La gente del circo hasta me hizo un video con la música del circo».

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,833FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,013SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.