Sport Tech anunció el cierre de la planta ubicada en Villa Lynch, en el partido de General San Martín, y son 120 laburantes quienes se suman a las 62 familias de la fabrica de Luján.

Laburantes de la planta Sport Tech S.A ubicada en Villa Lynch, en el partido de General San Martín, se encuentran de paro por tiempo indefinido y en asamblea permanente ya que la empresa anunció el cierre de sus puertas. Como sucedió en Luján, Sport Tech adeuda sueldos, aguinaldo, retroactivos y bono de fin de año.

Son 120 trabajadores que se suman a los 62 despidos que se dieron en diciembre del año pasado en Luján. Todavía los laburantes de la planta ubicada en nuestra ciudad no encuentran respuestas por las deudas que posee la empresa textil con ellos, sin poder cobrar aunque sea la indemnización correspondiente.

Parece que Pablo Enriquez, dueño de la firma textil, tiene un modus operandi para despedir trabajadores y no pagarles. El empresario acusa deudas de las multinacionales Nike, Adidas y Puma, adelanta vacaciones y cierra las puertas de la fabrica sin telegrama de despidos.

Desde San Martín, obreros y obreras informaron que «estamos en paro y asamblea permanente en resguardo de nuestros puestos de trabajo ante una posible estafa, vaciamiento y en reclamo de los salarios y bonos adeudados por la empresa». Sumado a ello, Enriquez hace más de un año que no realiza los aportes patronales y los laburantes se encuentran sin cobertura de salud ni seguridad social.

Como rata por tirante, Pablo Enriquez no se presentó en la primer audiencia, al igual que en los despidos de Luján, realizada en la Delegación de Trabajo de Tigre por el posible despido de 120 laburantes en la planta de San Martín. Encima, el 31 de diciembre los trabajadores se enteraron por redes sociales de la quiebra de Sport Tech que se tramita en el juzgado nacional de 1ra instancia en lo comercial N° 25 Secretaria 50. Y cuatro días después Sport Tech otorgó compulsivamente las vacaciones a los trabajadores. Por esa razón temen que la fábrica no abra sus puertas y haya vaciamiento de las maquinarias y materias primas.

En el caso de Luján, los trabajadores encontraron un freno, y un giño para el empresario, por parte de la Delegación de Trabajo de Luján y continuaron su reclamo por el 100 por ciento de la indemnización por la vía judicial en el Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (SECLO).

En San Martín no se olvidan de los lujanenses y los invitaron a sumarse al reclamo. «Nosotros hemos apoyado cuando los compañeros de Luján hicieron el escrache en la fabrica. Desde adentro hicimos asambleas y pedimos respuestas a Pablo Enriquez. Nosotros sabiamos como terminaba esto, el señor nos mentía y nos debía salarios y retroactivos» explicó Hugo, laburante de Sport Tech de San Martín.

En la audiencia realizada el pasado martes 15 de enero en la delegación Regional de San Martín del Ministerio de Trabajo los trabajadores de Sport Tech reclamaron por la continuidad laboral de las 120 familias de San Martín y pidieron por los laburantes lujanenses. «Si esto sale bien, si se encamina, va a ser bueno para los laburantes de Luján, nosotros siempre nos acordamos de ellos y los mencionamos» sostuvo el laburante.

Nike, la marca más interesada en resolver el conflicto, propuso adelantar una deuda que posee con Sport Tech al tiempo que reclamo por mercaderia que la fabrica textil adeuda con la multinacional. Pablo Enriquez recordó a los despedidos de Luján y solicitó que esa plata se reparta entre todos los trabajadores despedidos de San Martín y Luján.

A la espera de la una nueva audiencia para este jueves 17 de enero, los laburantes lograron que se haga un inventario de todas las maquinas, productos y bienes que existen en la empresa y seguirán en asamblea permanente dentro de la fabrica hasta una resolución favorable del conflicto.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre