Afiliados de la obra social de la UNLu debían votar la reforma del estatuto pero no hubo quórum para la i extraordinaria. Desde el gremio docente repudiaron “el accionar coercitivo de las autoridades de la UNLu”.

La definición sobre el futuro de la obra social de la Universidad Nacional de Luján quedó en suspenso. Durante el mediodía del miércoles afiliados a Dasmi debían decidir en sesión extraordinaria si la obra social se escinde de la Universidad y se abre al público o continúa como hasta ahora.

La polémica se da el marco de denuncias de vaciamiento y privatización a partir de la resolución que permite a los afiliados mudar sus aportes a otra obra social.

Sin embargó la votación quedó postergadas por no contar con los 260 afiliados necesarios que aportan el quórum reglamentario y desde el gremio de docentes ADUNLu denunciaron “el accionar coercitivo de las autoridades de la UNLu hacia nuestros compañeros docentes con el objetivo de lograr la conformación del quórum necesario para la aprobación en Asamblea Extraordinaria de la propuesta reforma del Estatuto de la DASMI, evitando la discusión y el análisis que este tema tan importante requiere”

También, manifestaron que existieron “múltiples vicios de procedimiento sobre la acreditación de los claustros de afiliados, sin exigir ninguna identificación personal que acredite identidad como afiliado titular de la DASMI”

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre