Foto: Julieta Brancatto

El diputado nacional aspira a tener un espacio en las candidaturas a la gobernación. En una recorrida por Luján junto al concejal Martini bajó la línea que se propone desde varios espacios: el armado de una gran frente opositor que dirima candidaturas en primarias abiertas.

De cara a las elecciones de 2019 son varios los espacios que proponen el armado de un gran frente opositor que dirima candidaturas en unas primarias abiertas. En esa búsqueda Silvio Martini se sumó al armado de Solá rebautizando su espacio en el Consejo Deliberante como “Red por Argentina”, el aglomerado político que impulsa Solá desde su salida del massismo en la búsqueda de un lugar de discusión electoral de cara al 2019 y en la cancha que dibuja Cristina Fernández de Kirchner.

En ese marco, el diputado Daniel Arroyo llegó a Luján para recorrer comercios, sectores productivos y dialogar con dirigentes y militantes del peronismo. En el Club Atlanta comentaron junto a Martini que “todos plantean lo evidente, que no hay plata, el consumo está parado y la gente la tiene muy complicada”.

El diagnóstico de los efectos de las políticas implementadas por Cambiemos se volvió menos moderado de lo que fueron los primeros años: “La Argentina se está deteriorando. Este gobierno para cuando termine va a dejar más pobreza, más desocupación y más desigualdad. Tenemos 33% de pobreza, uno de cada tres argentinos y en la niñez uno de cada dos”.

Con ese panorama “las elecciones a la gente le resultan de ciencia ficción. La gente no llega a fin de mes” caracterizó Arroyo. El hombre que ganó experiencia de gestión en el Ministerio de Desarrollo Social aspira a representar una tendencia que le permita disputar la gobernación de la Provincia. Combina los puntos críticos del macrismo con el ejercicio de la propuesta, en este caso en tres claves: bajar el precio de los alimentos, crear un sistema no bancario y reactivar la obra pública.

“Controlar los precios de los alimentos. Si no controlamos la canasta básica no se puede contener la situación social. Hay que quitar el IVA. Una regla mínima para cualquier gobierno tiene que ser que comer sea barato. Somos productores de alimentos” desarrolló el dirigente en primer término.

Foto: Julieta Brancatto

Consultado por la prensa, el actual diputado contestó sobre la falta de participación vecinal en las cuestiones políticas en lo que denomino como un momento de implosión social. “Hay mucha gente que revienta para adentro. Más allá de los movimientos sociales y algunos sindicatos las reacciones de la gente no son masivas. La gente que no tiene laburo y está mal deriva en depresión o en violencia. La violencia sube en argentina y uno recorre los barrios y la gente va con los hombros caídos. Y además el gobierno quiere apagar el fuego con nafta, ajustando a los que menos tienen, no deberían tentar con seguir tirando de la cuerda” diagnosticó.

Arroyo también se refirió al rol de la dirigencia política y social indicando que “se está rompiendo el contrato social. La gente le dejó de creer al gobierno y entonces no le cree a nadie, no cree en nada. Nada es nada y eso nos golpea a todos. Hay un desenganche profundo de la gente con la política”.

Convencido de que el camino para evitar una reelección de Cambiemos es la unidad de todo el espectro opositor, comentó lo que recoge en las recorridas barriales desde hace meses. “Hace un año me decían ‘che hay que juntarse’, luego fue ‘che juntensé!’ y te lo decían con tono de enojados. Ahora lo que dicen es ‘juntensé no me alcanza la plata’, el fenómeno de Argentina es que la gente se funde trabajando, el docente que tiene dos turnos, el que tiene un localcito de ropa para vender y no puede pagar las tarifas y frente a eso hay que prepararse para gobernar el año que viene”.

Ya en carrera política, Arroyo remarcó que “la unidad es una obligación. Hay una expectativa muy grande y sino cumplimos vamos a ser otra generación que fracasa. Se trata de unir al conjunto del peronismo más los movimientos sociales y otros sectores. El limite no es nadie de la oposición, el limite es el gobierno. Esta gran unidad tiene que armar un programa con puntos claros.”

Sobre el cierre, el diputado caracterizó que “el siglo XXI es de los Frentes Políticos. Dos o tres candidatos a presidentes que marquen distintas miradas, lo mismo para las gobernaciones provinciales y la sociedad votando dirá quien lidera y quien debe acompañar. Construimos Red por Argentina para transitar así este proceso y cumplir con la obligación de unirnos. Si no nos unimos la sociedad va a decir que no estuvimos a la altura de las circunstancias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre