El camino de acceso la escuela primaria Nº 3 está intransitable. El camión que provee gas en la institución dejó de pasar el viernes y varias familias prefieren no enviar a los pibes. Desde el Consejo Escolar enviaron viandas y caloventores.

La escuelita de Sucre, Primaria Nº 3 Justo José de Urquiza quedó vacía desde el viernes pasado cuando el camino, por el callejón que costea el basural, ya no permitió el ingreso de vehículos pesados por el estado en el que se encuentra después de las lluvias.

Un total de 60 estudiantes pasa jornadas completas en la escuela de campo de 8 a 16 hs con desayudo y almuerzo incluido. Con los trastornos que genera una infraestructura abandonada, el camión que provee gas tampoco puede acceder. Sin calefacción e imposibilitados de preparar la comida, madres y padres dejaron de enviar a sus hijos.

“Los chicos desayunan y comen ahí. Y hace mucho frío encima” contó la madre de un alumno. Al realizar el pedido a Inspección General les respondieron que enviarían fiambre para armar los almuerzos y dos caloventores para toda la escuela.

Al paisaje marcado por la cercanía con el basural, sin gas, la escuelita de Sucre suma complicaciones cuando el frío empieza a pegar fuerte. La población de los barrios San Pedro, San Jorge, Santa Marta y San Fermín que asisten a diario llevan tres días sin clases y pocas expectativas de volver a las aulas esta semana.

Desde el Consejo Escolar explicaron que el camino se reparó hace cuatro meses pero con las lluvias se deterioró y el camión que pasa cada viernes decidió no ingresar. Las medidas tomadas por la dependencia oficial serán transitorias hasta tanto las condiciones permitan que el proveedor puede volver a ingresar. Mientras tanto, los chicos en casa y sin clases.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre