En el Partido de Luján se redujeron las opciones permitiendo una o dos entradas a cada pueblo. El objetivo es mejorar el control del ingreso de personas que no viven en los territorios.

Carlos Keen, Olivera y Torres comenzaron a cerrar las vías de ingreso y egreso para evitar que lleguen personas que no vivan en los lugares y así acotar la circulación. Los operativos se coordinan desde la Secretaria de Protección Ciudadana a cargo de Matías Lattaro.
«Es un pedido de los vecinos y las delegaciones. Analizamos las variables con las delegaciones policiales y consideramos que es viable hacer estos cortes en las localidades. No así en la ciudad de Luján. El problema es que más allá de los controles necesitamos que la gente tome conciencia» sostuvo Lattaro.
En ese sentido el Secretario de seguridad remarcó que el cumplimiento del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio viene bien. «A la noche se cumple con totalidad pero durante el día a veces se hace complicado. Están todos los patrulleros en la calle, un total de 28 vehículos» agregó.
La localidad de Carlos Keen restringió la circulación de vehículos y dejo dos calles de tierra que conducen al centro de la población.
En Torres, taparon siete accesos que dan con la ruta 192 con montículos de tierra dejando dos calles para poder transitar. Desde la delegación de Torres confirmaron que el camino que toma el colectivo queda abierto.
«Dentro de las falencias que tenemos venimos bastante ordenados. En seguridad estamos muy acotados porque hay un solo móvil policial. Charlando con vecinos y comerciantes y con la Jefatura de la delegación policial teníamos que cortar calles como estaban haciendo en otras localidades. No podemos estar en todos lados porque no hay personal así que lo decidimos hacer sobre la ruta 192 que en total son 9 entradas, cerramos 7 y dejamos la principal y la que va a la colonia» expresó el delegado de Torres.
Al mismo tiempo, remarcó que la mayoría de los comerciantes y vecinos tomaron conciencia y hay buen nivel de acatamiento a la medida de aislamiento social.

En Olivera, la barrera de contención se hizo cerrando dos ingresos que nacen en la colectora de la Autopista N°5. El delegado del pueblo explicó que «estamos haciendo que la circulación venga por una entrada. Nosotros tenemos dos entradas que vienen por la colectora de la ruta 5. Lo que hicimos es tapar las calles con montículos de tierra. Se permite una circulación interna pero al mismo tiempo todo concluye por la calle principal. Esto está coordinado con el municipio, continuamos con una política que tratamos de coordinar con retenes policiales que se ubica en la entrada del arco de Olivera».

Al mismo tiempo explicó que «nada impide que el que quiera entrar entre, pero hay un fuerte control vecinal y en los pueblos chicos cualquier auto extraño se identifica. Teniendo visible un caudal de vehículos por un solo acceso visibilizamos el acatamiento del aislamiento».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí