Frente a un mercado sin reglas, Ladran Sancho se acercó a la experiencia cooperativa de los taxistas que organizan su trabajo en torno a lógicas solidarias.

Hace algunas semanas se conoció que la compañía internacional Uber ya opera en nuestra ciudad y desde Ladran Sancho salimos a buscar una experiencia opuesta a la que rige las lógicas del mercado imperante: el cooperativismo.

En el año 93, con la llegada de las remiserías a Luján, la Cooperativa Radio Móvil Luján comenzó a funcionar en nuestra ciudad. A pesar de que los fundadores ya no continúan trabajando, la cooperativa sigue existiendo y dándole un respaldo a decenas de tacheros que se ganan la vida de forma cooperativa.

Como contrapartida a esta historia colectiva, la plataforma internacional que llegó de la mano de la tecnología recoge rechazos en distintas ciudades de nuestro país y el mundo.

Luego de varias idas y vueltas judiciales los taxistas han realizado varias protestas en la Ciudad de Buenos Aires. En el plano internacional, el 30 de julio pasado todos los taxistas de España realizaron un paro con bloqueos de calles en las principales ciudades del país.

¡Bodas de plata! Desde 1993 funciona la Cooperativa Radio Móvil Luján. Foto: Victoria Nordenstahl

Cada dos años, los 35 socios que integran la Cooperativa Radio Móvil Luján eligen una comisión directiva. Divididos entre su rol de taxistas y administrativos, los integrantes de la comisión se encargan de los papeles y los balances para dejar todo en orden. “Acá tenemos abogados, contador, libros de acta, libros de socios, libro policial, tenemos que tener todo de manera impecable”, explicó Alberto Spinacci presidente de la entidad.

Con el estatuto como bandera, los socios decidieron que es indispensable para conducir que todos los meses presenten el pago del seguro. “Esto es para ser responsable con el compañero. Nos cubrimos entre todos. Alguien no puede trabajar sin seguro porque después pagan todos”, manifestó Alberto.

El funcionamiento de la cooperativa se banca entre todos los socios. Cada coche se encarga de su propios gastos, ya sea de seguro, impuestos y combustible, y hay un pequeño porcentaje que se destina a pagar los gastos administrativos. “Tenemos tres coordinadores registrados legalmente que los pagamos con estos aportes que hacemos. Los fin de semana coordinamos los socios para reemplazarlos y que tengan su franco”, explicaron.

La llegada de Uber a la ciudad fue una sorpresa para la mayoría de los lujanenses. “Nos enteramos hace poquito. Vino alguien y nos dijo. Pensamos que era una broma porque acá hay muchas agencias sin habilitar” comentó Spinacci. “A Uber lo tenemos hace mucho”, agregó sarcásticamente en referencia a las agencias de autos que no tienen la habilitación municipal.

Las principales críticas a servicios como Uber se basan en la nula regulación existente, lo que permite que cualquier persona con un automóvil particular pueda registrarse en la plataforma y ofrecer el servicio libremente.

17 requisitos se les exige a los taxis para su habilitación contra sólo 5 que pide la aplicación Uber para registrarte como conductor. Foto: Victoria Nordenstahl

Lo primero que despierta el arribo de Uber a cualquiera de las ciudades es la competencia desleal que se genera. “Creo que perjudica a todo el mundo, no solamente a nosotros, también a la parte de remises. Nosotros estamos habilitados y eso ocasiona un gasto tanto de habilitación como de mantenimiento del vehículo. A nosotros el municipio nos cobra por ser taxi y por usar el espacio público”.

Profundizando en los requisitos que se les exigen a los taxistas para circular en la ciudad, Alberto resalta que “la habilitación es de enero a diciembre, si vos habilitás en junio te cobran todo el año y en diciembre se te vence. Tenemos que desinfectar mensualmente, sacar certificado de antecedentes. Nosotros tenemos que tener libre de deuda de todo, no podemos tener algo particular sin declarar. Te perjudica porque a nosotros nos exigen tantas cosas y otro viene y labura como vos o más barato y no tienen habilitación”.

El conflicto tiene como epicentro en nuestro país la situación en la ciudad de Buenos Aires donde los taxistas han reaccionado incluso con agresiones contra autos o personas que identifican como parte del servicio Uber o similares. Frente a la falta de reglas claras y controles por parte del Estado la situación se agrava.

Sin embargo, la preocupación no termina sólo en la competencia desleal. Otra de las preocupaciones es la inseguridad que genera la plataforma internacional. Hubo problemas con varias personas que se tomaron un Uber. Además te quieren cobrar más caro de lo que te indica en la aplicación, ya hubo varios casos como estos” explicó Jorge Miritello, tesorero de la cooperativa

Tanto remiserías como la Cooperativa de Radio Móvil de Luján no descartan realizar una presentación formal frente al Estado municipal para buscar una solución a tiempo para lo que puede derivar en un gran inconveniente a futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre