Foto: Victoria Nordenstahl.

El municipio achicó la deuda que mantenía con Trexcin y emitirá cheques diferidos para que terminen con las obras en el Lanusse. Parte del monto quedará a cuenta de la próxima gestión.

Este martes a la mañana representantes de la empresa Trexcin, encargada del arreglo de las calles en el barrio Lanusse, se presentaron en la municipalidad y tuvieron una reunión con el secretario de Obras Públicas Marcelo Gutiérrez y con el responsable de Economía Ezequiel Artero, luego de que la obra fuera paralizada por la falta de pago.

Vecinas y vecinos del barrio empujaron para que las obras no se suspendan. Dialogaron con la empresa y exigieron al municipio saldar los tres meses atrasados a la contratista para que continúen los trabajos. Aunque la primera respuesta, desde Obras Públicas no ofreció garantías, en el transcurso del lunes se destrabaron los pagos.

Durante el mediodía de este martes, funcionarios del área explicaron que saldarán la deuda de tres meses que sostienen con la firma. Entregaron un cheque por un millón ochocientos mil pesos y para el viernes realizarán una entrega similar para cancelar definitivamente la deuda.

Además, anunciaron que terminarán de pagar el 10% restante de la licitación total con  cheques diferidos por un monto cercano a los 2 millones de pesos, es decir, quedarán a cuenta de la próxima gestión.

De esta manera, las obras, que estaban paralizadas, volverán a la marcha en el trascurso de esta semana si el municipio cumple con lo anunciado. La empresa tendrá lista la maquinaría confiando en que el pago se realizará. Vecines del barrio Lanusse acompañados por Barrios en Lucha se mostraron conformes con el resultado de las gestiones que exigieron.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí