Se realizó el segundo encuentro del seminario Peronismo y Feminismo del Instituto Patria, donde decenas de mujeres oyeron la palabra de la ex directora del Consejo de la Mujer Susana Sanz; y de la docente de la Universidad Nacional de Luján, Florencia Cendali. El próximo encuentro será el lunes 8 en el Club Colón.

El Instituto Patria desembarcó en Luján para realizar el seminario Peronismo y Feminismo, recorriendo la historia del Partido Justicialista y su relación con el movimiento de mujeres. En su segunda entrega, el Club Colón recibió a decenas de vecinas que siguieron atentamente el desarrollo de las disertantes, Susana Sanz y Florencia Cendali.

En esta oportunidad el hilo conductor estuvo alrededor de la resistencia militante entre las décadas del 60 y 70; así como la conquista de los derechos políticos para las mujeres, las luchas revolucionarias y la relación entre la dictadura y los cuerpos de las mujeres, durante el último golpe militar.

La apertura estuvo a cargo de adolescentas feministas de Luján, quienes encaran un proceso de formación constante que en esta oportunidad decidieron engrosar con el seminario del Instituto Patria. «Somos una asamblea local que nació el 8M del 2018 y desde ahí nos formamos para militar el feminismo en nuestro territorio», comentaron al público conformado por mujeres de diferentes ciudades de la zona.

Susana Sanz, abogada, política, feminista y profesora universitaria recorrió, desde su propia experiencia militante y se refirió a la existencia de un peronismo feminista. «Las mujeres fueron convocadas a participar a integrarse al espacio público. La plaza como lugar de reclamos, y el espacio de la toma de decisiones, donde se podían para de otra manera. Fue una construcción que se fue haciendo durante muchos años. Las mujeres peronistas también fueron parte de esa vertiente que terminó concluyendo en la actualidad del movimiento feminista».

Foto: Julieta Brancatto

Además destacó la figura de Eva Duarte en la militancia del voto femenino y la creación del Partido Peronista Femenino. «Se dice que Evita se enfrentaba con las feministas, pero no es lo que pasaba ante las propuestas. El enfrentamiento era de clase y político. ¿Sino por qué había oposiciones al voto universal? Porque no podían soportar que este movimiento popular integrado por cabecitas negras, fuera el que otorgara el derecho al voto», sostuvo Sanz, al tiempo que advirtió que «esto no significa que no se viviera en una sociedad patriarcal donde se imaginaba que el lugar prioritario de la mujer, era la familia».

La exposición de la ex directora del Consejo de la Mujer continuó por la participación política de las mujeres y el contacto entre compañeras, lo que se desarrolló fuertemente en las unidades básicas y la Agrupación Evita, el frente político que Montoneros creó para desarrollar su trabajo político con las mujeres; y del cual Susana Sanz fue una de las dirigentes.

«En la participación política y en el contacto con otras mujeres se entendió que había otra realidad. Las unidades básicas donde las mujeres se juntaban a discutir política, nos daban otra mirada del mundo. Todos estos cambios subieron el nivel de conciencia e hicieron que las mujeres comiencen a replantearse muchas cosas. Solamente por salir de espacio privado al público, hay un cambio que crea una nueva conciencia; donde la Agrupación Evita se conforma espacio de aglutinamiento. Ahí empezamos a ver cuáles eran nuestras problemáticas, a abordar los territorios y las realidades de las compañeras»

Finalmente Susana Sanz se refirió a la conformación actual del movimiento de mujeres, el lugar del peronismo y la transversalidad del feminismo: «Hoy construimos un feminismo popular porque lo hacemos al lado de las otras luchas. Es decir que construimos feminismo al fragor de las luchas populares. Y en ese camino, nosotras, las mujeres peronistas tenemos que estar orgullosas por cómo como gobierno ayudamos al cambio de la situación de las mujeres», concluyó.

Foto: Julieta Brancatto

Por su parte, la licenciada Florencia Cendali hizo incapié en la relación de la dictadura y los cuerpos de las mujeres; así como a la necesidad de construir un discurso contrahegemónico y antipatriarcal ya que «también nosotras estamos totalmente atravesadas por el sistema patriarcal y su sentido común».

Respecto al golpe militar señaló el «ensañamiento doble hacia las mujeres» a quienes no sólo se les quitó sus hijos, sino que además sufrieron todo tipo de violaciones. Se las torturó no sólo por sus ideales políticos sino por ser mujeres. Las presas políticas de la dictadura sufrieron particularmente la crueldad de la dictadura, debido al odio hacia el género femenino.

Siguiendo la idea de los cuerpos como territorio político, Cendali problematizó sobre el sentido común alrededor del cuerpo de las mujeres. «Todo el tiempo nos definen como el otro porque así definen los hombres su propia masculinidad. Señalan desde la diferencia y construyen desde la diferencia, generando opresiones y violencias hacia nosotras».

En ese sentido, finalmente destacó la importancia de deconstruir el discurso hegemónico, es decir el sentido común establecido. «Cada vez que alguien dice qué hay que apelar al sentido común, es lo que está mal. Pensemos en el lugar que nos da la publicidad, por ejemplo de cuidadoras. Eso es difícil de romper. Por eso tenemos que construir otra visión de mujer, sabiendo que enfrente tenemos un enemigo gigante», concluyó.

El tercer y próximo encuentro del seminario Peronismo y Feminismo se realizará el lunes 8 a las 18hs en el Club Colón, donde se abordará el movimiento de mujeres post dictadura, la institucionalización de espacios para políticas de género; y el PJ y las mujeres en los 80 y 90, a cargo de Juliana Marino y Virginia Franganillo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre