Tras el veto de Luciani al Consejo Urbanístico, los sectores políticos que impulsaron la ordenanza salieron al cruce. «Dan cuenta de la falta de transparencia en su gestión» dijeron.

Esta semana se conoció que el intendente Oscar Luciani vetó la ordenanza que creaba un Consejo Urbanístico Ambiental como resultado de al menos dos proyectos que trabajaron desde Patria Grande y el bloque de Unidad Ciudadana y que finalmente coincidieron en la Comisión de Urbanismo.

La norma proponía un espacio integrado por funcionarios, concejales, organizaciones y un amplio abanico de colegios profesionales, técnicos y organizaciones de la sociedad civil para discutir sobre el desarrollo de la planificación urbana y orientar la toma de decisiones. La iniciativa tuvo sus bemoles hacia adentro del campo opositor pero finalmente salió aprobada en una sesión deliberativa en la que el oficialismo quedó en minoría. Pero la última palabra la tiene Luciani y su decisión fue vetar de forma total la ordenanza.

Los espacios que trabajaron e impulsaron esta iniciativa no tardaron en marcar su postura. En un comunicado firmado por varias organizaciones sociales y partidos políticos denunciaron que «la política del Intendente Municipal es incrementar la tensión y el riesgo social, facilitando trámites a los emprendimientos urbanísticos, bajo una extraña figura de dudosa legalidad: la constancia declarativa de factibilidad”. Los firmantes se refirieron así, al decreto del intendente que autoriza el adelantamiento de tramites con las exigencias del nuevo Código de Ordenamiento Urbano que podría llegar convalidado desde Provincia en los próximos días.

Ademas, se expresaron en favor de «los vecinos y vecinas de Luján que ven ‘de afuera’, como se les complica el acceso a un derecho básico: la vivienda propia» y aseguraron que «este veto de la ordenanza refleja la sumisión a los poderes fácticos a la que someten a todo el pueblo de Luján. Esta clara negativa a la participación popular con respecto a las temáticas urbanas, habitacionales y ambientales, dan cuenta de la falta de transparencia en su gestión».

Acompañaron el texto que problematiza el veto del intendente un amplio abanico de firmas opositoras: Partido Justicialista de Luján – Vamos-Frente Patria Grande – Bloque Unidad Ciudadana FpV-PJ Luján – Concejales/as César Siror, Erica Pereyra, Griselda Krauth y Miguel Ángel Prince – Bloque Frente Renovador – Concejales/a Federico Guibaud, Gabriel Jurina y Silvia Scarzo – Bloque 25 de Julio – Concejal José Neto – Bloque Unidad Por Luján – Concejal Nicolás Capelli – Bloque Red x Argentina – Corriente Federal de Trabajadores Regional Luján, Gral. Rodríguez y Mercedes – Compromiso Peronista – Militancia Organizada – Corriente de Unidad Popular – Corriente Martín Fierro – Movimiento de Unidad Popular – Movimiento Evita – Quebracho – Unidad Por Luján – Bloque Unidad Por Luján – Concejal Nicolás Capelli – Movimiento de Participación Popular – Reafirmación Peronista – Agrupación Eva Perón Luján – Agrupación 24 de Febrero SMATA – Encuentro Social Peronista – Marcelo Sánchez, Secretaría de Asuntos Malvinenses PJ – Asociación Civil La Pehuen – Agrupación Néstor Kirchner – Adriana Oviedo, Frente de Unidad Peronista K.

Lo cierto es que, con el veto, Luciani obliga a diversos sectores de la oposición a reagruparse si tienen voluntad de encarar nuevamente la propuesta. Pero además, el intendente garantiza mayor margen para la discrecionalidad con la que por ahora se manejan los temas ligados al desarrollo urbano en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos comandada por el ingeniero PRO, Marcelo Gutíerrez en dupla con el arquitecto radical Carlos Patetta respecto a habilitaciones, permisos y eventuales modificaciones al viejo plan regulador ,mientras se espera la convalidación del nuevo Código de Ordenamiento Urbano.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí