Comenzó el periodo lectivo y los inconvenientes en las escuelas lujanenses no cesan. «Si es necesario den clase en el SUM», soltaron desde Jefatura Distrital ante un reclamo de madres, padres y docentes. Como si fuera poco, se suma la falta de designación de cargos como política de ajuste.

Cada día en nuestro partido existe un nuevo conflicto educativo en el cual las respuestas desde la Jefatura Distrital son improvisadas y poco profesionales. Ceses de docentes, cierre del curso, la fusión de grados, cierre de Bachilleratos de Adultos se vuelven política corriente. Ahora, la Escuela Nº34 enfrenta un nuevo problema: la falta de designación de docentes.

Desde el inicio de clases dos cursos de segundo grado de la Escuela Nº 34 se encuentran sin docentes designados. Ante la preocupación por esta situación madres y padres de los estudiantes pidieron explicaciones a la dirección de la Escuela y una solución ante la jefatura distrital.

Un segundo grado del turno mañana y uno del turno tarde con más de 20 estudiantes cada uno no cuentan con la docente a cargo. Padres y madres recibieron las explicaciones de la directora de la escuela quien reconoció que el problema se debió a un error administrativo que fue rápidamente subsanado días antes del comienzo de clases.

Un grupo de madres el día martes fueron recibidos en Jefatura Distrital, donde respondieron que la escuela debe hacerse cargo unificando los cursos. Solución imposible ya que en las aulas de la Escuela 34 solo hay lugar para 20 ó 25 estudiantes y en ningún caso 40.

Ante esta información desde jefatura volvieron a insistir con que los cursos se junten y que si era necesario las clases se den en el patio interno de la escuela, donde se realizan los actos o diversas actividades y se lo conoce como Salón de Usos Múltiples (SUM). Desde Jefatura patean la pelota y responsabilizan a la directora de la escuela del inconveniente.

En ese sentido, Caputo argumenta que el problema se debe al error administrativo, y que falta un número administrativo llamado CUPOF (Código Único de Puesto Orgánico Funcional) necesario para abrir el pedido de docentes para cubrir esos cargos.

Sin embargo, otros directivos y administrativos de escuelas consultados por este medio explicaron que ese número no es necesario para cubrir esos cargos. E incluso Ladran Sancho pudo constatar que en la Secretaría de Asuntos Docentes, donde se publica la oferta de cargos a cubrir, hay diversos casos sin el CUPOF.

Esta situación produce un deterioro directo de las condiciones de cursada de los estudiantes, quienes en este caso no tienen docentes fijos y un malestar entre los propios niños y niñas que en los momentos en los que no hay docentes o directivos para hacerse cargo de los cursos tienen que estudiar amontonados.

Fue la misma gobernadora Vidal que manifestó «el chico que tiene cuatro docentes por año está siendo estafado». Parece que entre lo discursivo y la práctica hay una gran diferencia. El ideal de los funcionarios de Cambiemos de discutir las paritarias con los chicos dentro del aula no se aplica a los trámites burocráticos ni a su política de «optimizar recursos».

En un contexto en el que se suman todos los días casos de este tipo, la situación en el distrito dista de ser una excepción y ya puede analizarse como una política deliberada con el objetivo de recortar recursos de la educación pública. Estas medidas confirman que la privatización de hecho a la que aludió María Eugenia Vidal se transforma en una política de Estado para la gestión de Cambiemos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí