Ladran Sancho realizó el relevamiento completo de la lista de aportantes a la campaña de Cambiemos durante 2017 encontrando en total 16 vecinos y vecinas de nuestra localidad. Los nombres y montos surgen de los informes presentados por los propios partidos a la Cámara Nacional Electoral. Negaciones, sorpresas y enojos de una decena de aportantes que nunca pusieron un peso.

Tras la investigación de Juan Amorín para El Destape a la fecha se confirmaron más de 1000 aportantes truchos para la campaña de Bullrich y Ocaña en las legislativas de 2017 en la provincia de Buenos Aires. El escándalo motivó que se abrieran investigaciones judiciales a los tesoreros y apoderados de Cambiemos y se denunciara a la gobernadora María Eugenia Vidal.

La función de contralor en los municipios de la provincia vino principalmente de la mano de los medios de comunicación. En Luján, Ladran Sancho realizó el relevamiento local completo cruzando las listas de 4000 personas publicadas por la Cámara Electoral con los datos del padrón electoral de nuestra ciudad.

Sobre los informes de aportantes privados para las campañas de Bullrich y Ocaña durante el año 2017, son 16 los vecinos que figuran con diversos montos que van de 350 a 25.000 pesos para cada lista de Senadores y Diputados. En total, la suma asciende a 290.200 pesos.

Siguiendo con la tendencia encontrada en la investigación inicial; de esos 17 aportantes locales, confirmamos 11 casos en donde los vecinos y vecinas sufrieron la utilización de sus datos sin consentimiento para blanquear fondos de campaña.

De los once con los que este medio pudo comunicarse, solo Federico Koch, el arquitecto y socio en una constructora ganadora de varias licitaciones durante la gestión de Cambiemos en nuestra ciudad, reconoció ser aportante en la campaña 2017 por la suma total de 20 mil pesos.

Por otro lado algunos casos testigo sirven la mesa de sospechas hacia el gobierno. La enfermera Gladys Gómez apenas llega a fin de mes y es la lujanense que figura con menor monto en la nómina por un valor de 350 pesos. “No es así, yo no hice aportes. No tenemos ni plata para nosotros, lo que poco que gano lo gasto en mi hogar. Y si tuviera, no lo gastaría en hacer aportes para políticos”, así confirmó la vecina que no fue aportante de ninguna campaña.

Entre la decena de negativas halladas se encuentra una comerciante anotada por 5 mil pesos, un médico neurocirujano por 12 mil o una abogada por 2100 pesos. Liliana, una vecina anotada con otros 500, ayudó en la fiscalización para Cambiemos pero aseguró que de plata ni hablar: “No aporté, ni aportaría, porque creo que no es el método para ayudar en política”.

La contadora Marin Verónica Marin hace muchos años se afilió a una fuerza electoral pero nunca aportó dinero. También fue anotada en ambas candidaturas oficialistas con la suma
3250 pesos en efectivo para cada candidato.

La maniobra de blanqueo incluyó a una persona con discapacidad anotado con la suma de 3200 pesos. Su madre reconoció que “no tiene ni para él, ¿cómo va a aportar para una campaña?, eso es todo mentira”. Por casos como estos en el Concejo Deliberante se intentó avanzar en un pedido de explicación por parte de los oficialistas y un repudio, pero Cambiemos con más manos a favor lo evitó.

Sin embargo avanza una presentación judicial impulsada por el ex-concejal Leonardo Boto y el edil de Unidad por Luján Nicolás Capelli, con casos locales que sumará como ampliación a la denuncia que la senadora Teresa García impulsa contra María Eugenia Vidal en su carácter de presidente del PRO.

Será la justicia la encargada de aclarar cuánto dinero del monto total informado en efectivo de aportes privados para la alianza Cambiemos se usó para blanquear fondos no declarados.

Lo declarado por la alianza de gobierno para las diversas etapas de las elecciones legislativas de 2017 supera holgadamente a lo informado en el mismo rubro por otras fuerzas. Mientras Cambiemos informó más de 76 millones de pesos en aportes en efectivo, el segundo de la lista es la Alianza 1País liderada por Sergio Massa con 2.7 millones de pesos.

Fuente: Cámara Nacional Electoral

“Yo no fui”: explicaciones, dudas y contradicciones en Cambiemos

Si algo de leña le faltaba al fuego de la política oficialista, se sumaron al blanqueo los propios. Para la campaña de Macri en 2015 hicieron figurar listas completas de precandidatos de 82 municipios según relevaron los colegas de Diagonales.

En todos los casos la lógica fue asignar montos que van de los 13 mil a los 50 mil pesos, según candidaturas: 50 mil los intendentes, 38 o 32 mil concejales y 25, 19, 16 o 13 mil los consejeros. Los vecinos mercedinos ocupan el primer puesto en el podio, al competir en primarias las listas de Cestari y Benítez sumaron 1.165.000 pesos a la campaña presidencial.

Al culebrón de los aportes truchos de Cambiemos no le falta nada, ni siquiera arrepentidos oficialistas de varios municipios que recorrieron los medios de comunicación aclarando el asunto.

En Luján el malestar no es menor, la mayoría de los precandidatos confirmaron que no realizaron aportes pero se reservan declaraciones que puedan dañar a la gobernadora o a su propia fuerza. Un aportante radical informó con reserva que analiza presentar una denuncia aunque espera “certificar la veracidad de los datos publicados por la Junta Nacional Electoral”.

En el mismo sentido, el presidente del Concejo Deliberante y cabeza de lista en 2017, Fernando Casset, asumió en una entrevista a Radio Ciudad de Luján que “de haber aparecido en la lista tendría que haber hecho la denuncia”.

Según el registro de la Cámara Electoral en 2015 la lista completa de candidatos a concejales y consejeros, titulares y suplentes en Luján fue aportante para la campaña de Mauricio Macri desembolsando un total de 586 mil pesos en efectivo un 23 de septiembre de 2015.

Al menos, Massera, Javier Casset, Manno, Busso, Artero, Uribe, Sonnenberg, Krauth, Juárez, Romero y Elias confirmaron que no realizaron entregas en efectivo la fecha señalada en la información publicada por la Cámara Electoral y así, dejaron caliente el Té para tres que se sirvieron Luciani, Quarenta y Pedro Pérez, los únicos que respondieron del mismo modo: “Sí, yo aporté eso y mucho más”.

El intendente Oscar Luciani repitió el versito de la “auditoría” y “trabajar en legislación” que le dictó Vidal, pero también se desentendió y le tiró la pelota al presidente del PRO en Luján, Nicolás Quarenta. Carlos Pedro Pérez ensayó una defensa más acalorada en el Concejo Deliberante e intentó polarizar el asunto pasando facturas al kirchnerismo.

Más allá de la grieta, la maniobra es peligrosa porque en la Justicia podrían solicitarles comprobantes a los Partidos y dejar en evidencia las inconsistencias, tal como lo advirtieron letrados que trabajan en denuncias de otros municipios. El concejal Capelli los corrió diciendo  que “si aportaron más los estafaron, porque aparecen con ese monto” y no obtuvo respuesta al preguntar: “¿Fueron todos el mismo día (23 de septiembre de 2015) a hacer los aportes como dice en el listado?

Así las cosas, en Luján lista completa de precandidatos como aportantes para las presidenciales de Macri en 2015 tiene apenas a tres de ellos que asumen el importe pero titubean con las fechas. Y, por otro lado al menos 10 vecinos estafados sobre un total de 16 aportantes que figuran en el registro para las campañas de Bullrich y Ocaña en 2017.

Explicaciones, repudios que no fueron y las causas judiciales en marcha prometen entregar nuevos capítulos de la investigación periodística que resuena fuerte en la gobernación y pone en jaque la reputación de los buenos vecinos de Cambiemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre