6.7 C
Luján
viernes, 7 mayo 2021

¿Qué dice el protocolo «última cama» en caso de colapso sanitario?

Los Comités de Ética de Provincia y Nación regularon criterios para enfrentar la difícil decisión sí no aflojan los contagios. El personal médico de Luján pide normas claras en caso de tener que aplicarlo.

Ante la posibilidad de un desborde sanitario por la cantidad de casos positivos de Covid-19 que requieren internación comienzan a analizar los protocolos de «última cama» para definir quién tendrá prioridad en el caso que de haya menos camas disponibles de internación que gente que la requiera en el mismo momento.

Ni en la Provincia de Buenos Aires, ni en Luján existió la necesidad de activar el protocolo hasta ahora, tanto en hospitales como en clínicas privadas, aunque la situación está cerca si la cantidad de casos complejos no desacelera. En ese sentido, las autoridades sanitarias dentro de la región sanitaria XVII coinciden en que los casos se estabilizaron pero en un promedio demasiado alto.

Además, la segunda ola trajo como novedad que los pacientes requieren en promedio, mayor tiempo de internación. Así lo señaló la secretaria de Salud, Mariana Girón. Por el momento, desde el municipio descartan que la posibilidad de aplicar este protocolo sea inminente, sin embargo en la zona del AMBA ya empieza a discutirse.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) el nivel de ocupación de camas llegó al 77,4 %. Pese a que de las 883 camas que tenía la Provincia cuando se inició la pandemia se incrementaron a 3.160 entre el sistema público y el privado, la demanda es mayor. Desde Provincia remarcan que existen alrededor de 10 hospitales que están a 100% de su capacidad, lo que produjo el récord de derivaciones por internación en el AMBA.

En Luján, el tema también está en debate. Esta semana se realizaron varias reuniones entre autoridades políticas y referentes del personal médico donde se manifestaron opiniones en torno al protocolo. El personal de salud, pide normas claras en caso de tener que aplicarlo y reducir al máximo el margen de decisión para que no recaiga en médicos y medicas. Por ahora, no se ha definido como seguir y las reuniones continuarán esta semana. Ahora bien, ¿Qué dice el protocolo de «última cama»?

Ante la posible falta de camas, las autoridades de los centros de salud están habilitadas para definir quién tiene prioridad en función de urgencia y las posibilidades de salir adelante con el tratamiento.

Sobre este tema no existe legislación pero sí un marco general, que son las recomendaciones realizadas por el Comité de Ética y Derechos Humanos en Pandemia COVID-19. Los Comités de Bioética Clínica se pusieron en funcionamiento en los hospitales bonaerenses a partir de una resolución que firmó el ministro de Salud Daniel Gollán, en mayo de 2020. Mientras que el Comité de Ética y Derechos Humanos en Pandemia COVID-19, es un organismo de especialistas de distintas áreas que fue creado por Ginés González García en junio del año pasado.

Según establece un documento del Comité de Ética y Derechos Humanos en Pandemia  COVID-19 la asignación de recursos debe estar dirigida al propósito de salvar la mayor cantidad posible de vidas y restituir la salud, optimizando la calidad en la supervivencia.

Asimismo, definió una serie de criterios para asignar los recursos. El principal es el de «maximización de los beneficios». Es decir, que se debe asignar bienes u oportunidades limitadas a quienes más puedan beneficiarse por recibirlas.

Otros criterios establecidos son el «respeto igualitario», todos los pacientes con síntomas o problemas de salud similares deben recibir igual cuidado y tratamiento; el «criterio de no discriminación», ningún paciente será pospuesto en la atención por razones que
no sean estrictamente médicas, esto es edad, género, condición social, clase, religión, etnia; el criterio «de transparencia»,  toda la información sobre las decisiones que se toman deben estar basadas en un proceso previamente difundido y ser de acceso público; y el de «razonabilidad y factibilidad», las decisiones deben ser fundamentadas en razones que puedan ser explicadas, proporcionales a la amenaza y basadas en la evidencia disponible, experiencia y prácticas.

Cuando existan un gran número de personas con similares probabilidades de beneficiarse de un mismo recurso «la elección aleatoria (al azar) sería el proceso más justo». En ese caso se aplicaría el criterio «primer llegado, primer ingresado».

Por último, cuando dos personas internadas tienen el mismo riesgo de muerte en caso de no ser atendidas, y la más joven tiene una base de salud que le permitiría vivir más años en caso de recuperarse, la edad es decisiva.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,830FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,012SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.