En la tarde del viernes se llevó a cabo una conferencia de prensa en el hall central de la Universidad de Luján de la que participaron organizaciones estudiantiles y alumnos que exigen al Consejo Superior que no se tercerice el comedor universitario. El próximo viernes volverán a manifestarse.

Después de lo que fue una jornada de toma del recinto del Consejo Superior, en repudio a la “predisposición de las y los consejerxs de votar un llamado a licitación para continuar con la escalada de privatizaciones dentro de nuestra Casa de Altos Estudios”, se llevó a cabo una conferencia de prensa para remarcar la problemática y expresar que continuarán con el reclamo.

Buscan que el órgano donde se toman las decisiones no avance con las licitaciones a privados y ejecute el presupuesto comprometido al comedor universitario gestionado por la propia comunidad educativa y con precios populares. El visto bueno de las comisiones habilita a la votación próximamente pese al repudio de centros de estudiantes, organizaciones estudiantiles y la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Luján.

“Estamos exigiendo un comedor universitario autogestionado por la propia comunidad universitaria. Ya está destinado el presupuesto, están las instalaciones y están los elementos para cocinar, lo que estamos exigiendo es la implementación inmediata”, sostuvo en conferencia María Belén Navarro del Movimiento Independiente de Agronomía.

Por su parte, María Fernanda Rodríguez del Frente Universitario de Luján, expresó el descontento con la decisión del Consejo Superior quién “decidió aprobar los lineamientos generales para la construcción de una concesión a terceros. Lineamientos que son un lavado de cara, utilizando conceptos como ‘precios accesibles’, sin decir en ningún momento que tiempo estimativo prevén para la construcción efectiva del comedor autogestionado”.

Germán Giani de la Agrupación Nueva Opción, fue otro de los oradores en la conferencia de prensa y mostró su preocupación por la cantidad de alumnos que abandonan las carreras por los problemas económicos que atraviesa el país: “Mas de la mitad de los ingresantes abandonan por dificultades económicas. Los grandes gastos que tienen en fotocopias, en los alimentos. La política del movimiento estudiantil es defender a estos compañeros que, a veces, no pueden pagarse ni la tarjeta SUBE para llegar a la universidad”.

Agustín Reyes de la Corriente Universidad Nacional Julio Antonio Mella, llamó a la unidad de toda la comunidad universitaria para poder ganar la lucha y evitar la intervención de los privados: “Invitamos a otras organizaciones y compañeros independientes a sumarse a la lucha porque esto recién es el comienzo. Entre todos podemos lograr que un privado no se venga a querer instalar acá a lucrar con la educación pública”.

“Pelear por el comedor no es una utopía. En otras universidades tienen comedores accesibles y comen a $4. Son claramente comedores financiados por las universidades con presupuesto estatal que mantienen alimentos de calidad”, remarcó Giani.

“Continuamos en plan de lucha, por eso hicimos esta conferencia y convocamos para el viernes próximo a las 17, en el marco de una lucha nacional que convoca la CONADU-Histórica”, sentenció Rodríguez del Frente Universitario de Luján.

Una buena parte de la comunidad educativa muestra su interés por avanzar en un comedor autogestionado y con precios accesibles como en decenas de instituciones en el país. La balanza en el Consejo Superior, donde se toman las decisiones se inclina en su contra. Postura que el movimiento estudiantil con apoyo de docentes buscará revertir en las próximas semanas relanzando distintas actividades de difusión y concientización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre