Foto: Victoria Nordenstahl

Ante el vaciamiento del Centro de Integración Comunitaria del San Fermín, vecinos y laburantes de la dependencia encabezaron la movilización al municipio y entregaron un petitorio dirigido al intendente. “Ha quedado de manifiesto el incumplimiento de compromisos por parte del gobierno municipal”, se quejaron.

Profesionales de la salud, vecinos y vecinas de barrio cercanos al Centro de Integración Comunitaria del San Fermín conformaron una asamblea con el objetivo de afinar la sintonía y consensuar medidas ante lo que caracterizaron como “vaciamiento”.

El gobierno municipal profundizó el abandono en los últimos meses y los sectores más castigados del modelo cosechan más bronca al encontrarse sin respuestas en las dependecias municipales. En ese sentido el CIC del San Fermín juega un rol importante para los barrios que lindan a la ruta 192 pero en los últimos meses las condiciones laborales, los recursos y la infraestructura van de mal en peor.

Para empujar al gobierno a asumir las responsabilidades con el sector, la comunidad encabezó una movilización al municipio este lunes por la mañana. El grupo de vecinos y vecinas llegaron hasta San Martín 550 para entregar un petitorio dirigido al intendente Oscar Luciani.

“Ha quedado de manifiesto el incumplimiento de compromisos por parte del gobierno municipal y la profunda crisis del funcionamiento en general de los servicios y sus prestaciones, las que se sostienen por el compromiso personal y profesional de los trabajadores. Constan desde el año 2017, Actas firmadas por directores y secretarios, muchos de los problemas que aún hoy continúan afectando el cumplimiento de las funciones y la calidad de la atención brindada”, sostienen vecinos, vecinas y profesionales de la salud que redactaron la nota.

Representantes vecinales se reunieron con Oberti (Seguridad( y Ré (Salud) Foto: Victoria Nordenstahl

Punto por punto los principales ejes a atender, según detallaron:

Problemas edilicios: Filtraciones en los techos, cañerías y vidrios rotos, desagote de pozos, falta de luces, pintura, arreglo de baños y cocina, limpieza en general de edificio y el predio; así como también la vigilancia.

Ausencia de coordinación permanente de los equipos profesionales y supervisión general de las intervenciones; carencia de insumos e insuficiencia de medicamentos. Ausencia total de políticas de desarrollo y promoción social, y de políticas de prevención sanitaria y actividades que generen la participación de los vecinos.

Necesidad de ampliar de horarios de atención de enfermería y especialidades médicas. Necesidad de médicos y enfermeros. Más personal administrativo y de maestranza, personal de vigilancia y serenos.

Tras llegar al municipio, algunas banderas expresaron el claro mensaje de toda la comunidad barrial: «Todos por el CIC, no al cierre», «Luciani, basta de mierda y de olvido», «San Fermín presente, Barrios en Lucha». En el hall de la casa municipal dieron lectura a la carta y, ante la ausencia de Luciani, la entregaron a funcionarios de salud y seguridad en una reunión que mantuvieron.

Funcionarios del ejecutivo no pudieron garantizar en los inmediato los puntos expresados en el petitorio a la brevedad y renovaron promesas sueltas. De todos modos, la comunidad no espera. Con la entrega del petitorio, y cartas de vecinos y vecinas que datan de varios meses, encaran más medidas y nuevos encuentros en asamblea para continuar exigiendo que se tomen medidas urgentes, para mejorar las condiciones del CIC San Fermín.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí