Foto: Emmanuel Pérez.

El Canario derrotó a Talleres de Escalada por 2 a 0, nuevamente con una versión de Ciaccheri en modo titán. El tanque que tiene Flandria en el área convirtió su gol número ocho y le sigue dando alegrías al equipo de Montenegro.

Esteban Ciaccheri no deja de sorprender y nuevamente le dio la victoria a Flandria, para que siga prendido ahí arriba y más ilusionado que nunca. En un partido en dónde el Canario corría con la obligación de conseguir los tres puntos, al nueve no le tembló el pulso y la volvió a mandar a guardar.

Es que con la victoria de Tristán Suárez el equipo del Lobo había abandonado la zona de reducido y tenía que conseguir los tres puntos en casa, si quería volver a integrar el grupo de  los ocho que, si el torneo terminara hoy, estarían definiendo por el quinto ascenso a la B Nacional.

Sin embargo a Flandria no le pesó para nada esto y logró hacer un gran partido ante uno de los equipos más flojos del torneo, rivales a los que al Canario siempre le cuesta. En una primera mitad de mucha intensidad, el conjunto de Jáuregui cascoteó al equipo de Escalada pero sigue sin poder convertir en el arco que da al Círculo Martín Fierro.

Pese a esto se vio una muy buena versión de Flandria, con mucha llegada al área rival, con buenas asociaciones y con gran manejo de pelota. Sigue faltando en el tramo final para poder resolver la jugada y no ser tan Ciaccheridependiente.

Lejos de desesperarse el Lobo reactivó al equipo en el descanso y, al minuto de juego, Matías Nouet desbordó por la derecha, metió el centro atrás y Ciaccheri apareció por el primer palo para mandarla al fondo de la red. Octavo gol del nueve de Flandria, para ser el máximo artillero del conjunto Canario.

Tras la ventaja el conjunto del Lobo se relajó, cosa que le viene pasando y es una cuenta pendiente a resolver, lo que provocó que Talleres, que hizo muy poco, se adueñara de la pelota y lo acorrale contra el arco. La pasó feo, incluso Mauro Rugiero sacó una pelota bárbara, cuando Flandria lo ganaba por la mínima.

Sin embargo en la última jugada del partido, con un centro a favor de la visita, el Canario recuperó el balón y, con todo Talleres jugado en ataque, Enzo Acosta se fue solo de cara al gol, para liquidar el asunto. Flandria logró los tres puntos en casa y se volvió a prender en la zona de reducido.

Alejandro González, uno de los puntos altos de Flandria. Foto: Emmanuel Pérez.

Formación: Mauro Ruggiero; Javier Alderete, Diego Sosa, Andrés Camacho, Lucas Idoyaga; Alejandro González, Sebastián Mayorga, Matías Nouet, Enzo Acosta; Nicolás Rinaldi y Esteban Ciaccheri. DT: Andrés Montenegro.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre