27.6 C
Luján
3 diciembre 2022

Charo Bogarín: “Queremos cambiar una realidad, un ecosistema cultural”

La artista y vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música visitó la Escuela de Arte José “Pipo” Ferrari y charló sobre la Ley de Cupo en eventos musicales. Algunos consejos para militar la igualdad arriba y abajo de los escenarios.

spot_imgspot_img

Esta semana la Escuela de Arte de Luján José «Pipo» Ferrari abrió sus puertas para recibir a la música, actriz y vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música (INAMU), Charo Bogarín, para abordar una deuda social y cultural que comenzó a saldarse con la Ley de Cupo en Eventos Musicales, pero que aún necesita de mucho empuje.

Mujeres y diversidades fueron el motor de lucha colectiva para que los escenarios musicales sean menos desiguales en función de los géneros autopercibidos y que la búsqueda se plasme en la Ley N°27.539 reglamentada por el INAMU.

«La Ley pone foco en la actividad musical y en una minoría dentro de lo que es la música, como son las mujeres y las diversidades. Y no lo decimos por capricho, sino porque las encuestas nos daba que en los festivales y eventos había nada más que un 10 por ciento apenas de presencia de mujeres» introdujo Charo.

- Advertisement -

Si bien la organización colectiva logró plasmar en una ley la demanda histórica para el 2020, la pandemia puso una pausa obligatoria en el desarrollo de festivales y eventos donde debe plasmarse la normativa. Ahora, con la vuelta de la actividad artística plena y sin restricciones sanitarias, vuelve a darse el escenario para pelear que el «30% de las grillas esté representada por mujeres y disidencias«.

«A veces piensan que poniendo bailarinas cumplen con la ley y tienen que saber que no es así. Que la Ley es para músicas: cantantes e instrumentistas» aclaró Bogarín.

La artista y vicepresidenta del INAMU diagnosticó que hay desconocimiento sobre los alcances de la Ley y convocó a difundirla y pelear su implementación en eventos que sean llevados a cabo en el contexto público, privado, mixtos, con o sin fines de lucro que superen los tres números programados. «Nadie puede escapar del mínimo de 30% de mujeres» insistió.

- Advertisement -

El cupo obligatorio aplica para los eventos que superen la convocatoria de tres números: sean solistas, grupos o coros. Charo trató de ser más clara proponiendo un ejemplo:

– ¿Si me programan a mí como solista en un evento en el que hay tres números y tengo 5 varones músicos, ¿estoy cumpliendo con la ley de cupo? Si me convocan como solista, por más que tenga varones o mujeres como instrumentistas, estaríamos cumpliendo. Tenemos que saber como se presentan los proyectos: para la ley hay solistas, como ya expliqué, y grupos mixtos que tienen en su conformación un 30% mínino de mujeres.

Charo Bogarín impulsa la aplicación de la ley de cupo en escenarios. Foto: Julieta Brancatto

La vicepresidenta del INAMU remarcó un aspecto importante del espíritu de la Ley. Si bien se pueden aplicar multas, que equivalen al 6% de lo que el INAMU calcule que costó el evento, la idea está puesta en «prevenir, más que en el aspecto punitivo».

«Nosotras queremos lograr que quien se siente a programar un evento tengan en cuenta el cupo» remarcó Charo y contó que hubo una lluvia de denuncias durante los primeros meses desde la sanción de la ley.

El proceso de cobro de la multa se inicia en el INAMU, pero culmina en el poder judicial y puede demorar mucho tiempo frente a la urgencia de revertir la representación de mujeres y diversidades en el corto plazo. Para ello se están realizando reuniones entre ministerios, productores privados y difusiones como la de este martes en la Escuela de Arte de Luján.

La manera de involucrarse es colectiva y con estrategias de llegar, sobre todo a funcionarios públicos, de manera organizada, siendo conscientes de la realidad que nos penetra y con ayuda de la articulación, ya que siempre enriquece a la lucha. “Queremos cambiar una realidad, un ecosistema cultural” invitó Charo.

Según anticipó Bogarín se espera que a fin de año el sector de las bandas y orquestas, que actualmente no están contempladas en el marco legal al Instituto Nacional de la Música, se organicen entre sí para la conformación de sus derechos y estén incluidas en La Ley de Cupo.

La jornada culminó cuando caía la tarde en la terraza de la Escuela de Arte y comenzaron a sonar el conjunto de jazz de la carrera de Música y la folclorista y exalumna de la Pipo Ferrari, Natalia Sánchez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,150SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMAS NOTICIAS

Últimas Noticias

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.