La secretaria de Gobierno Rita Sallaberry presentó una denuncia en la Fiscalía de Luján. Es por alteraciones en las fojas del expediente que contiene la información del vehículo del Ministerio de Salud que recibió el Concejal del PRO Nicolás Quarenta. El edil tuvo en su poder el expediente hace dos meses. Interna caliente.

Primero Sallaberry, luego Quarenta. Con diferencia de minutos ambos salieron de la Secretaría de Gobierno que comanda Rita y el próximo paso ya está en camino: el Departamento Ejecutivo fue a denunciar que el expediente, donde constan los datos de la gestión entre el Ministerio de Salud y el Municipio por la camioneta que recibió Nicolás Quarenta, está adulterado. El referente del PRO había podido acceder al expediente a través del área de Economía y lo tuvo en sus manos meses atrás.

Las fuentes del Palacio Municipal reconocen que las fechas no coinciden y es la primera alerta que tuvieron los funcionarios cuando recolectaron información para contestar el pedido de acceso a la información que realizó la diputada Marcela Campagnoli a partir del pedido de Jeremías Rodríguez, representante de la Coalición Cívica ARI Luján y quien venía siguiendo a Quarenta. Rita Sallaberry prefirió no hablar ante la consulta de Ladran Sancho y bajó las escaleras con dos sobres marrones, rumbo a la Fiscalía para presentar la denuncia. Una vez allí, junto con Ezequiel Artero, se mostró molesta e indignada ante una nueva pregunta periodística.

Foto: Ladran Sancho

El Concejo Deliberante ya está al tanto. Y en el bloque, sus compañeros de Cambiemos le pidieron que se tome una licencia para descomprimir el escándalo. «Si el oficialismo le pide licencia, nosotros como mínimo tenemos que pedir la renuncia», expresó un concejal opositor.

En la reconstrucción de los hechos, de alguna manera el concejal del PRO llegó al expediente que lo involucra e intentó «organizar la información y enmendar problemas que tenían que ver con el pago de multas adeudadas», relataron allegados. Una vez devuelto, y al ser consultado por el Ejecutivo, notaron que faltaban fojas y que las firmas que constan son posteriores a su mando como presidente del Concejo. Como parte de una interna que se sabe cómo comenzó pero no cómo terminará, el clima se torna notoriamente enrarecido, entre caras largas, risas nerviosas y algunas satisfacciones también.

«Se le preguntó varias veces si había cometido algún error, para evitar estas cosas, pero es increíble que no nos haya blanqueado la situación», se quejó uno de los importantes del deliberativo. El abogado Rodríguez había pedido una Comisión Investigadora que fue rechazada en el Concejo Deliberante gracias al voto del Bloque Cambiemos y la abstención de parte de la oposición.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí