La situación del Concejal Héctor Artero fue tema de debate en el HCD. El dirigente de la Unión Vecinal fue condenado por incompatibilidad en sus deberes de funcionario público, pero apeló y no está firme el fallo. Tendrá licencia por un mes y deberá enviar los motivos por los que pidió la misma. El Concejo pedirá conocer los términos del fallo revocatorio y el estado de la causa.

Héctor Artero vuelve a estar en el centro de la escena mientras se recupera de sus problemas coronarios que lo llevaron a ser intervenido mediante tres bypass a fin del 2018. Dicho año lo tuvo como protagonista acusado del juicio que tuvo lugar en Mercedes a partir de la denuncia de incompatibilidades de funcionario público en la compra irregular de fideos para el municipio cuando el concejal era secretario de Economía y pertenecía también a la firma contratada por la gestión entre los años 2011 y 2013.

Ahora los escenarios se entremezclaron en la sesión del Concejo Deliberante ya que había dos puntos concordantes: el pedido de licencia por parte del concejal de la Unión Vecinal-Cambiemos y, por otro lado, la solicitud de información sobre la situación procesal del contador, en una causa que tuvo novedades en los días de febrero, aunque todavía resta el texto oficial del Poder Judicial.

¿Cómo está actualmente la situación de Artero? Como sucedió durante todo el procesamiento que derivó en el juicio, la información se trata de esconder lo más posible. Luego de la absolución por parte de la Jueza Bomaggio, el fiscal acusador Landini apeló y la causa se elevó a segunda instancia donde, según informó el concejal Prince, se dio el fallo condenatorio.

Por eso desde el Bloque Unidad Ciudadana PJ pidieron oficialmente «saber en qué términos se dio el fallo revocatorio que la Sala Primera habría dictado con fecha 1 de Febrero». Para esto se aprobó y se elevará un pedido a la Presidencia de la Cámara de apelaciones por parte del Concejo Deliberante, donde el oficialismo agregó que quiere conocer el estado de la causa, además de lo que dice el fallo. La denuncia contra Artero fue en 2014 y su procesamiento en 2016. Pero recién en 2018 tomó estado público, año en el que se desarrolló el juicio.

Según explicó Miguel Ángel Prince desde su banca, el fallo es condenatorio, aunque por procesos propios de la Justicia, todavía no esta firme. “La Cámara de Apelaciones tiene tres salas y en este momento la Presidencia es la que está resolviendo el destino actual de este caso, después que la defensa del concejal Artero apeló el fallo condenatorio. Es decir, es un fallo que condena además de revocar la absolución de primera instancia. Ahora entonces se está por decidir cuál de las otras dos salas va a entender en una revisión paralela, que es una instancia previa a lo que podría ser un recurso de apelación a la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires. Esa revisión paralela dará lugar a una mayor fundamentación. En esta instancia está el recurso, por eso entendemos que es importante que nuestra nota quede en Legislación y allí se espere lo que envíe la presidencia de la Cámara”.

Para complementar su exposición, Prince realizó un repaso sobre los procesamientos en el poder deliberativo. «No sé si es inédita pero no son muchos los casos que ha habido en el Concejo Deliberante de Luján en lo que yo recuerdo. El ex intendente Sallaberry fue concejal y antes del ’55 fue procesado por una contravención de juego clandestino y renunció, pero llegó a la condición de procesado».

Más cercano en la historia, agregó que «en el año 1985 Sallaberry vuelve a ser concejal y había sido denunciado por daño calificado por lo que fue la destrucción del monumento de Eva Perón en un espacio público, en el ingreso del cementerio municipal. Él declaró que recibió directivas y que junto con lo que era el Regimiento 6 de Infantería de Mercedes decidieron demoler ese monumento que había sido erigido por ordenanza y pagada por contribución popular. Fue procesado también y siendo procesado renuncia al cargo. Por lo tanto estos son los dos antecedentes», rememoró, a lo que sumó su procesamiento cuando «resistimos el vaciamiento de Fibraco junto con otros tres concejales y los cuatro fuimos procesados».

Previo al abordaje de la situación procesal de Artero se trató el pedido de licencia para el edil. Con la mayoría para hacerlo, Cambiemos ganó en la resolución de la licencia. La oposición pedía su pase a Comisión de Legislación para analizar los términos de la misma según la Ley Orgánica y el reglamento interno del HCD, algo que se resolvió en el ida y vuelta entre los ediles, con la propuesta de Carlos Pedro Pérez de otorgarle un permiso por 1 mes y no hasta el 10 de diciembre, tal como había pedido originalmente Artero. Así, el vecinalista tendrá licencia hasta el 28 de abril.

Martini, como resumen de la postura opositora, había aducido que “al no dar más que razones particulares, en este caso quiero reforzar el concepto que siempre se ha sostenido y es la obligatoriedad de la función publica de los cargos efectivos”.

Lo que terminó por exponer el concejal peronista es, primero lo inconviente de una licencia tan extensa sin algún tipo de argumentación, pero además la conflictividad política que genera la falta del experimentado concejal e intendente suplente en caso de ausencia de Luciani. “Quizá no se confía en la reemplazante Susana Busso o el intendente no quiere dejar la posibilidad que Quarenta lo suplante en alguna situación”, finalizó el edil.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre