Grafitis en la oficina de Monica Issourihebere, secretaria de Políticas Sociales en los primeros meses de 2016.

El colectivo de trabajadoras expuso sus demandas, y acompañadas por el gremio CICOP, plantearon las dificultades para laburar con esta gestión. Ladran Sancho reproduce a continuación la carta pública.

«Como colectiva de Trabajadoras Sociales del Municipio de Luján, queremos hacer visible la compleja situación en la que nos encontramos realizando nuestro ejercicio profesional en los barrios. Escenario en el que prevalece la desidia, el abandono y la ausencia de políticas públicas, vulnerando los derechos de los sectores más desfavorecidos de nuestra ciudad.

Sabemos que la situación del distrito no es ajena a lo que sucede en los niveles provinciales y nacionales de nuestro país.

En los últimos años hemos sufrido un profundo cambio con el surgimiento de una significativa crisis económica y social que ha incrementado el desempleo y la precariedad laboral, aumentando índices de pobreza e indigencia; y acentuando las desigualdades estructurales. Al mismo tiempo se han disminuido los mecanismos de protección del Estado hacia los sectores más vulnerados.

Las Trabajadoras Sociales somos testigos diarios de la realidad social que nos demanda respuestas a diferentes problemas y necesidades. La secuencia de los relatos de las personas en su cotidianeidad resulta desgarradora y alienante. El denominador común es el HAMBRE, el desempleo, la precariedad habitacional, el desarrollo de estrategias de supervivencia cada vez más extremas que nos duelen, que nos atraviesan. Intervenir en este contexto, supone condenar a la marginación y al sufrimiento a un gran número de personas.

En el ejercicio profesional nos venimos encontrando con un incremento exponencial de la demanda, situación que ya fue advertida e informada a las autoridades en varias oportunidades, tanto en forma individual como colectiva, con el respaldo y acompañamiento de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP) y el Colegio de Trabajadores Sociales distrito Mercedes, durante los últimos años. Sin embargo nuestros reclamos no han sido escuchados ni se ha generado ninguna estrategia de fortalecimiento para el área. Contrariamente a lo que suponíamos hacen oídos sordos a nuestras demandas y cortan los canales de diálogo abiertos a fuerza de insistencia desde nuestra colectiva, desestimando nuestra labor.

Quienes apelamos a un Trabajo Social crítico de trasformación de la realidad, de la garantía de derechos humanos y de justicia social no vamos a ser cómplices del exterminio social al que estamos siendo sometidas; más aún estamos convocadas por el Código de Ética Profesional a: “implulsar el proceso transformador de las estructuras sociales, pronunciándose ante los hechos que lesionen la dignidad humana”.

Hacemos público el reclamo e instamos al Intendente Municipal y a las autoridades a dar respuesta a las solicitudes expuestas anteriormente, cumpliendo con las funciones que les han sido encomendadas.

Colectiva de Trabajadoras Sociales.
Acompañan: Colegio de TS Distrito Mercedes y CICOP»

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí