Murgas porteñas y uruguayas, comparsas, carrozas, percusiones y batucadas le dieron magia a la noche de cierre de los carnavales de la ciudad vecina. Una apuesta cultural para que todo Mercedes reviente de alegría.

Este lunes 24 de febrero fue el cierre del los carnavales en Mercedes. Desde el viernes a la noche del fin de semana largo de carnaval, fueron cuatro jornadas de corsos en la ciudad vecina. La Avenida N°29 se vistió de fiesta: luces, carteles luminosos, guirnaldas, dos escenarios, tribunas y sillas decoraron las diez cuadras por donde pasaron gran cantidad de artistes.

Una multitud se acercó a participar y disfrutar de la última noche de unión de la cultura y la tradición. Mientras vecinos y vecinas disfrutaban, les empleades municipales y funcionaries ordenaron, limpiaron y todo se mantuvo sobre ruedas.


En las diez cuadras se colocaron sillas y tribunas metálicas, que quedaron chicas para una celebración de semejante envergadura. Un carnaval aceitado, con convocatoria a la sociedad civil y a los diferentes actores de la ciudad, que impulsaron la buena recepción de los mercedinos y mercedinas.

Las cantinas no quedaron en manos de privados. Por el contrario, apostaron a que sean solidarias para distintos clubes de la ciudad. Carteros, Unión, Independiente de Mercedes, Defensores Juniors, Vélez, All Boys Solidario, Talleres Payro, Bomberos, San Martín, Quilmes, Mercedes, Holanda, LDA, País, son parte de las instituciones beneficiadas.

Al mismo tiempo, a lo largo de la Avenida 29 también hubo kioscos, bares y restaurantes con sus puertas abiertas en donde la gente consumió y se sentó a ver el desfile. Nadie pierde, todos ganan en los carnavales.

Una apuesta popular, solidaria, con mucho color y alegría. Así se vivió también en las gradas, guerra de espumas entre familias que duraron largo rato y varios tarros. Un todos contra todos que despertó la carcajada de los que participaron y observaron.

Adultes y niñes armaron una guerra de espuma en cada esquina de la Avenida 29. Preparados con anteojos especiales o máscaras para evitar hacerse mal los ojos, los niños y niñas disfrutaron y al mismo tiempo colaboraron solidariamente con alguna institución de la ciudad.

El domingo comenzó con la participación del Taller Municipal de Percusión y Salamines, en una noche larga y colorida. Con sus bombos, repiques y redoblantes desfilaron por delante de miles de personas hasta llegar al escenario central frente al Palacio Municipal, que se vistió de carnaval.

Luego, los Bomberos Voluntarios de Mercedes llevaron adelante una histórica participación. El coche-bomba de los bomberos desfiló a todo ritmo. Sirena y espuma, bomberos colgados desde los techos saludaron y mojaron con espuma a les presentes.

Luego el turno fue para «Botija Mujica», una murga más al estilo uruguayo que desfiló con su carroza cantando el tema oficial del carnaval mercedino 2020, «Hoy es carnaval». Pero la noche recién comenzaba y el despliegue era infinito.

La murga «Somos lo que somos» la rompió en el desfile y se llevó el segundo puesto en su categoría. Con sus colores amarillos, verdes y rosa, la murga de adultos mayores bailó y disfrutó las 10 cuadras de la Avenida 29. Con una performance trabajada, los adultos mayores se ganaron el cariño paso a paso de los espectadores.

La presencia lujanense también llegó a Mercedes. «El repique de Lasa» brilló en la ciudad aledaña con los saltos a tierra, el bombo y la percusión que les caracteriza. La murga lujanense con casi 9 años de vigencia sigue alegrando con sus colores verde y naranaja.

También estuvo presente la murga «Retumbando emociones» de nuestra ciudad. Su vestimenta azul y blanca con sus parches identificatorios desfilaron y dieron alegría a la noche mercedina.

Las murgas, carrozas y mascaras llegaron de distintos lados: distritos de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, Iglesias y organizaciones sociales que apuestan al género que conlleva diversas manifestaciones culturales como un lugar de contención.

A lo largo del desfile, hubo dos escenarios. Uno en la puerta del Palacio Municipal y uno donde las murgas y comparsas hicieron glosas y canciones para quienes estuvieron en el sector de la caravana.

El espíritu del carnaval no es de competencia sino de alegría y aporte cultural a esta fiesta popular. Un jurado aportó su visión, criterio y valoró a les diferentes artistes en cada tipo de categoría. Los puntuaciones fueron lo de menos, tanto para murguistas como para el público. La fiesta se vivió gracias al color que cada uno llevó al desfile.

La noche siguió con la participación de más artistas: «Unidos por una pasión», «A puro ritmo», «Ilusión murguera», «Renovando ilusiones», «Carrozas de la familia Toledo», «Aimará runa», «Murga de la ribera», «San Francisco zamba show», «Carroza», «La corona del Rey Lisandro y su Princesa», «No somos bichos», «Lesionados por el corcho» y «Centro murga Padre Daniel».

Fotografía: Victoria Nordenstahl

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí