La capacitación para el Abordaje de Situaciones de Violencia contra las Mujeres dictada por Mujeres al Oeste (MAO) y patrocinada por la Subdirección de Políticas de Género, avanza a paso firme. Luego de los primeros tres encuentros, Lilana Morales de MAO dejó algunas reflexiones sobre el espacio de formación.

A partir de la inyección presupuestaria para el área de género de la Municipalidad, a partir de la ordenanza que establece que al menos el 5% de la recaudación del Fondo de Seguridad Ciudadana sea destinado a la Subdirección de Políticas de Género, la oficina que conduce Celina de Belaieff comenzó a utilizar ese dinero. El primer destino: capacitar a las trabajadoras del área para armar un equipo de trabajo que aborde a las mujeres en situación de violencia, de manera grupal.

Para eso contactaron a la asociación civil Mujeres al Oeste, quienes tienen contacto directo con la Subdirección desde hace varios años. «Nosotras empezamos a supervisar a la Subdirección de Políticas de Género de Luján en el año 2010 y lo mantenemos en la actualidad. Conocíamos a este equipo de otros encuentros y capacitaciones y posteriormente porque comenzamos a trabajar juntas. Cuando salió la posibilidad de encarar un proyecto para armar un grupo de trabajo que aborde a las mujeres en situación de violencia, en modo grupal; surgió esta capacitación que nos convocaron a realizar desde Mujeres al Oeste», explicó Liliana Morales.

El objetivo principal es capacitar al personal de género de la Municipalidad pero la novedad del proyecto es que la convocatoria fue abierta al público, por lo que trabajadoras de diferentes ámbitos de la salud, educación, poder judicial, trabajadoras sociales, etc. forman parte del grupo capacitado.

«Además de ser interna también es externa y entendemos que eso es muy positivo. También por otros motivos, como por ejemplo la variedad de población. Son en su mayoría profesionales que vienen de distintos espacios de trabajo o estudio, que se están capacitando. Por otro lado, que se sostiene el grupo que es bastante numeroso. Y finalmente la importancia de generar una capacitación que les permite hablar sobre lo que sienten a la hora de intervenir ante una situación de violencia más allá del lugar de trabajo. Porque es cierto que apuntamos mucho al trabajo de equipo pero muchas veces la intervención se hace en soledad, generalmente de mujer a mujer».

Este martes se realizó el tercer encuentro de formación, manteniendo el caudal de asistentes y abordando la atención a la mujer en situación de violencia, tarea que también es abordada por Mujeres al Oeste mediante equipos interdisciplinarios que trabajan en la atención, capacitación y prevención de la violencia hacia las mujeres.

En este sentido, la docente y trabajadora social Liliana Morales sostuvo que «siempre valoramos a las capacitaciones de manera positiva. No sólo por la gente que viene sino por el vínculo que se establece con ella. Esto de estar conectadas y poder tener un feedback donde nos pueden escribir, consultar, pedir, que se establezcan vínculos y redes, es altamente positivo» señaló en referencia al trabajo realizado en Luján.

Finalmente explicó la importancia de que se generen este tipo de espacios de capacitación y de encuentro, instancias que «son necesarias porque una muchas veces interviene desde lo profesional sin reflexionar cómo interviene. Lo hace y punto, con los marcos teóricos que cada una trae. Pero no siempre pensando desde este abordaje feminista, con una mirada de género. Creo que la capacitación en estos términos específicos, donde se pone en claro un posicionamiento que ubica la mujer en lugar de sujeto y no de objeto, es imprescindible. Capacitarse para el abordaje de la violencia de género no sólo es necesario, sino imprescindible; porque espacios como este te llenan de herramientas y fundamentalmente te hacen pensar», concluyó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre