15.1 C
Luján
jueves, 6 agosto 2020

Cannabis industrial: la plantación de Don Julio

En su último podcast, la revista THC realizó un informe sobre la plantación más grande de la historia Argentina. Alguna vez existió un campo de 300 hectáreas de cáñamo en Jáuregui.

¿Es recomendable consumir el dióxido de cloro o MMS para prevenir o curar el coronavirus?

Cada vez más personas consumen un compuesto químico que se recomienda por redes sociales. ¿Cuáles son los fundamentos que avalan este comportamiento? ¿Existen?

El Gobierno Provincial extendió el congelamiento de tarifas eléctricas

En enero de este año, la administración de Kicillof ya había postergado por seis meses el aumento del 25 por ciento promedio en la tarifa eléctrica para los usuarios bonaerenses.

Parte oficial: Luján supera los 700 casos

La Secretaría de Salud confirmó los nuevos casos positivos de Coronavirus.

Montes de Oca: vigiladores siguen en alerta por la licitación del servicio de seguridad

El conflicto se debe a la renovación de la licitación sobre el servicio. Desde el gremio denuncian que se vulnera la antigüedad laboral de 35 trabajadores.

Procrear: reactivan el loteo en Open Door

La línea "Lotes con servicios" apunta a generar suelo urbano de calidad para la construcción de viviendas mediante créditos hipotecarios. El Gobierno Nacional planea lanzar un loteo ubicado en la localidad de Open Door.

Un informe de la Revista THC relata la historia del cultivo de cannabis sativa más grande de la historia Argentina, en la localidad de Jáuregui. La Algodonera Flandria y Linera Bonaerense utilizaban el cáñamo con fines industriales.

Si bien el cultivo de algodón era próspero, no se trataba de una novedad en un país donde la producción algodonera se había establecido en las provincias del noreste. Nuevamente había que repensar la estrategia. Don Julio pensó en el lino y en 1941 se fundó la Linera Bonaerense. En los años 50, con una fábrica mucho más moderna, Steverlynck hizo su última apuesta: decidió plantar cannabis. De esta manera, la Linera Bonaerense comenzó a plantarlo con fines industriales en casi 300 hectáreas.

La semilla de cáñamo, la variante de la planta cannabis sativa destinada a fines industriales atravesó el atlántico y fue sembrada en las primeras 6 hectáreas destinadas para ese cultivo en 1953. El plan de Steverlynck era poder aumentar la producción de fibra textil, sembrando lino en el invierno y cáñamo en el verano.

La cantidad de hectáreas destinadas a la plantación de cannabis aumentó año tras año. Para finales de la década del 50, ocupaba 200 hectáreas exclusivas para su producción.

Para este nuevo cultivo se requería más mano de obra, por lo que cerca de 300 trabajadores golondrinas llegaban a Jáuregui para levantar a mano las enormes plantas.

La función que cumplía el cultivo de cáñamo

El cáñamo tenía dos funciones diferentes. Se sembraba tanto para la confección de fibras, como para la producción de semillas. Primero la siembra y la cosecha se hicieron a mano, pero con el correr de los años se incorporó maquinaria moderna a un proceso que muchos recuerdan como de avanzada.

El destino de las fibras era variado. Las más finas se utilizaban para mantelería, con las más gruesas se producían sogas de todo tipo. Las estopas se utilizaban para hacer cuerdas ordinarias y el yute para las suelas de las alpargatas. Otras partes se usaban para combustión y las semillas se destinaban al alimento de aves. Nada se desperdiciaba.

Don Julio apuntaba a desarrollar productos para la industria local. El ejemplo más claro se llamó «Linex», que eran paneles aglomerados construidos a partir de una mezcla de aserrín de madera, con el leño proveniente de los cultivos de lino y cáñamo. Con el Linex no solo se podían hacer muebles, sino que podían construirse casas rápidamente. Así, finalizados los años 60, además de estar incorporados para diferentes tipos de productos, el cáñamo pasó a ser el sueño de la casa propia.

El mundo empezaba a cambiar. Mientras Linera Bonaerense era vista como un ejemplo en el país, a miles de kilómetros comenzaba a producirse la infame guerra a las drogas. En junio de 1971, una proclama recorría el mundo. En 1974, con una fuerte agenda represiva, López Rega, Ministro de Desarrollo Social, impulsó una nueva normativa sobre drogas. En los fundamentos de la ley, se determinó que era obligación del Estado controlar no solo las sustancias ilegales, sino también a quienes la consumían. Todo para garantizar «la defensa nacional».

El cultivo de plantas utilizables para producir estupefacientes, empezó a estar penado con hasta 12 años de prisión y el uso de estupefacientes debía correr la misma suerte. En esta década de convulsiones sociales y políticas la Linera Bonaerense alcanza el máximo de hectáreas sembradas con cáñamo, unas 250. En mayo de 1975 fue el último gran cultivo, mismo año que falleció Don Julio.

Según los registros, la Linera Bonaerense llegó a tener 2 millones y medio de metros cuadrados cultivados con cannabis. Eran plantas de tallos largos y flores pequeñas con muchas semillas. Así fue como el rumor de campos repletos de plantas de cannabis comenzó a llegar a las ciudades.

En los 70 se comenzó a ver gente por el pueblo preguntando por los cultivos. Llegaban en tren y se instalaban en los campos cultivados, hasta la hora del próximo tren a capital. Recuerdan los trabajadores que salían con los bolsillos repletos y bolsas de consorcio.

En marzo de 1976, la fábrica denuncia robos de plantas de su propiedad. En las notas de los Steverlynck, se informan estos hechos a las autoridades y en abril se planea poner en pausa la cosecha, por la imposibilidad de evitar las depredaciones. El clima se enrarecía y no era por los jóvenes que de vez en cuando se llevaban algunas flores.

La resolución de la empresa fue rotunda: «Se considera dejar de producir cultivo, a pesar de los perjuicios económicos que ocasiona a la industria nacional». Si bien se dejó de cultivar cáñamo, en toda la localidad de Jáuregui siguieron creciendo plantas, debido a que las semillas se dispersaron por todo el pueblo.

La fábrica fue allanada y acusada de pertenecer a un sistema de distribución de drogas.

En abril de 1977, personal de la división toxicomanía de la Policía Federal incautó 2 mil kilos de cannabis sativa utilizada para elaborar la denominada «picadura de marihuana». Si bien la fábrica había dejado de producir el cultivo, las plantas seguían creciendo de forma masiva. Para algunos periodistas de la época, la fábrica era un laboratorio donde se producían estupefacientes y la noticia llegó a los principales diarios del país.

La fábrica fue allanada y acusada de pertenecer a un sistema de distribución de sustancias prohibidas: «Se extreman precauciones para combatir, hasta su erradicación total, plantas esporádicas en los predios». Esa fue la última vez que el cannabis aparece en los registros de la empresa. No volvió a cultivarse y la maquinaria destinada para su tratamiento, nunca más volvió a ponerse en marcha.

Investigación periodística de la Revista THC.

 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leído

Covid-19 en Luján: una nueva persona fallecida

Se confirmó el positivo de una mujer que falleció el fin de semana. Ya son 19 las personas fallecidas en Luján.

¿Es recomendable consumir el dióxido de cloro o MMS para prevenir o curar el coronavirus?

Cada vez más personas consumen un compuesto químico que se recomienda por redes sociales. ¿Cuáles son los fundamentos que avalan este comportamiento? ¿Existen?

Trabajadores reclaman que Molino Argentino aplique los protocolos sanitarios

Ya son dos los casos positivos confirmados en la planta ubicada en Open Door. Desde el gremio pidieron que se aísle a los contactos estrechos.

Noticias Relacionadas

El Gobierno Provincial extendió el congelamiento de tarifas eléctricas

0
En enero de este año, la administración de Kicillof ya había postergado por seis meses el aumento del 25 por ciento promedio en la tarifa eléctrica para los usuarios bonaerenses.

Montes de Oca: vigiladores siguen en alerta por la licitación del servicio de seguridad

El conflicto se debe a la renovación de la licitación sobre el servicio. Desde el gremio denuncian que se vulnera la antigüedad laboral de 35 trabajadores.

Procrear: reactivan el loteo en Open Door

La línea "Lotes con servicios" apunta a generar suelo urbano de calidad para la construcción de viviendas mediante créditos hipotecarios. El Gobierno Nacional planea lanzar un loteo ubicado en la localidad de Open Door.

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.