El municipio manejado por Oscar Luciani volvió a perder puntos en el nuevo cálculo que anualmente determina el porcentaje de Coparticipación correspondiente a los distritos bonaerenses. Desde que llegó Vidal nuestra ciudad retrocedió 15,9%. ¿Y los planetas alineados? Chispazos de la UCR y UV.

El verano pasado la noticia atravesó caminos similares. Y el 2017 también. ¿2016? Igual. Es que desde el reciente iniciado 2019 al 2016 el coeficiente que entrega el porcentaje de repartición de fondos bonaerenses para los diferentes municipios continuó bajando sin parar para Luján.

Así, menos recursos llegarán para la intendencia de Oscar Luciani que ya tiene graves problemas económicos y financieros los cuales se hacen cada vez más cuesta arriba. Según publicó el portal Infocielo, y próximamente lo hará el Gobierno provincial, nuestra ciudad volvió a perder porcentaje en el CUD, en este caso un 5% y con un acumulado que arroja un 15,9%. En concreto, es menos dinero para Luján.

Entre las comunas más perjudicadas de un año a otro aparecen Luján, La Matanza, Hipólito Yrigoyen, Arrecifes, Roque Pérez, Capitán Sarmiento, Coronel Suárez, Colón, General Villegas y General Paz. Pero a su vez, en los tres años de Cambiemos, los que más recursos resignaron son Luján, General Villegas, General Pinto, General Lavalle, General Madariaga y Arrecifes.

El nuevo Coeficiente Único de Distribución (CUD) rige a partir de 2019 y es la medida que se utiliza para calcular el porcentaje del total de los recursos que le corresponderá recibir a los municipios. “De conformidad con lo establecido por tales leyes, el Ministerio de Economía en su calidad de autoridad de aplicación, debe aprobar los coeficientes de distribución de coparticipación a las municipalidades y en tal sentido, se cuenta con: la información referida a la población, al caudal turístico, a la capacidad potencial absoluta y per cápita de los Municipios por la recaudación de tasas que le son propias, a los efectores de salud establecidos por la Ley N° 10.820 y a los restantes parámetros definidos por el citado cuerpo legal.

Luján en baja: 2018-2019 cayó 5 %. Pero sumado 2016, 2017, 2018 y 2019 se arroja una perdida del 15%. Fuente: Infocielo.

El año pasado, en una entrevista a El Civismo, Ezequiel Artero le tiró el problema a Ricardo Curone y al equipo radical que pisa fuerte en Salud. “Básicamente se debió a la baja de los niveles de atención del Hospital, menos consultas y menos atención por las medidas tomadas años anteriores de no atender a pacientes de otros distritos en consultorios externos”, explicó en su momento. Por estas horas, los teléfonos apagados y los despachos vacíos de los funcionarios son la moneda corriente.

Como contexto, varios meses después de aquellas declaraciones, la dupla Artero (Ezequiel y Héctor) tuvo discusiones por separado con popes de la UCR Luján. ¿El tema? El hospital y los números económicos municipales. El actual secretario de Economía soltó la posibilidad de devolver el hospital a provincia pero funcionarios bonaerenses le hicieron pito catalán. Y no solo ellos: el propio Ricardo Curone cruzó en seco a su propio colega.

Ya en su categoría, Curone también terminó discutiendo (en una charla organizada en el Comité Radical y a la vista de diversos presentes) con Don Artero -Héctor- hoy retirado de la cotidianidad y en descanso por problemas de salud. Como si fuera poco, desde la oposición insisten en marcar que “mensualmente los descubiertos del Banco Provincia son hábitos en la gestión y en el último mes se pidió el doble de los 20 millones que suelen solicitar. Se pidieron 40 millones, incluso generando convenios extras con la entidad bancaria bonaerense”. El batifondo es tal que Ezequiel Artero ya suena para Contador o Tesorero Municipal, en una historia donde todo tiene que ver con todo.

Por otro lado, el ya tragicómico anhelo del Hospital Odontológico podría haber sido otra de las variables para no perder puntos en la coparticiación. Prometido una y mil veces por el intendente, desde el área de Salud inventan cada día un nuevo capítulo para una historia que termina siempre igual: sin la existencia de la nueva dependencia.

Sin presupuesto 2018 aprobado y con el 2019 ya en el Concejo Deliberante, otro dato importante será establecer con qué coeficiente planificaron el cálculo de recursos para el año en curso. Con la carrera electoral a punto de empezar, los números serán una disputa central, como también el papel que jugará la gobernación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre