Foto: Victoria Nordenstahl

El cuento infantil editado por Abecedario Editor fue presentado en la biblioteca Ameghino. Para compartir en familia, jardines y escuelas, en su segundo libro Bruna emprende nuevas andanzas.

En su segundo libro, la autora Paola Arguello trae una nueva historia que recorre las aventuras de la joven Bruna en el viaje a la Luna junto a sus amigos. Destinado a primeros lectores que abarca desde jardín hasta segundo grado, el cuento “Bruna, vacaciones en la Luna” fue presentado en la Biblioteca Ameghino el viernes 28 de diciembre por la tarde.

“Bruna es una niña que ya todos han descubierto que no es una bruja sino que es una niña que viene de la Luna. Es una nena que vive en la Luna, en nuestro satélite natural. Pero su abuela le habló mucho de la magia de hacer las cosas bien y eso es lo que viene ella a enseñar. El entusiasmo por hacer las cosas bien, las cosas buenas, los valores y querer brindárselos a otro. Y en su camino va a querer comunicárselo a otros. Ahora Bruna logro hacer amigos en la tierra y con esos amigos se va de vacaciones a su casa, a la Luna”, expresó su autora.

El libro, que contiene las ilustraciones de Mariana Cugliari es el segundo tomo de la Colección Bruna que comprende seis libros, de los que tres de ellos son de lectura acompañados cada uno con un libro para pintar. Además, los libros están conectados en un proyecto con profesores de música de jardines que dan la posibilidad de que cada libro tenga su propia canción.

Foto: Victoria Nordenstahl

“Esto no lo hago yo sola, es un grupo de amigos y familia que trabajamos juntos. Desde la librería que es el inicio de Abecedario editor, una editorial que montamos con mi familia, y nace como parte de un proyecto que cerramos con la librería Abecedario literatura”, describió. Así, el primer libro de la colección “Bruna, la brujita de la Luna”, publicado en julio de 2017 fue la primera edición de cuentos infantiles que dio luz a la editorial.

“Estamos muy felices, esperamos que les guste, que los colegios tengan la misma aceptación que con “Bruna, la brujita de la Luna”. Estoy muy feliz y orgullosa de sentir que en mi ciudad natal un montón de docentes han tomado a Bruna”. El libro destinado a niños y niñas también fue tomado para un proyecto escolar y utilizado como herramienta docente para jardines, llevada a cabo en el jardín 911 del barrio Ameghino.

La autora destacó el rol de los padres o familiares que hacen que los niños y niñas se acerquen a los libros. “No hay chico que no quiera que alguien le cuente una historia. Entonces cuando culpamos a la tecnología porque los chicos no leen es un momento para reflexionar, tener una toma de conciencia y darnos cuenta que todo depende de nosotros. Los adultos les damos las herramientas”.

Foto: Victoria Nordenstahl

La actividad finalizó con la lectura del cuento para grandes y chicos por parte de Stella Maris Boccardo. La colección Bruna aún guarda para presentar una historia más que, según adelantaron desde la editorial, explorará nuevos formatos en código QR y compartirá las canciones de los tres cuentos que conforman la colección.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí