25.3 C
Luján
martes, 24 noviembre 2020

Boto: «Pensamos en dos planes quinquenales para el desarrollo de Luján»

A poco más de un año de las elecciones que lo convirtieron en intendente, el jefe comunal responde luego de una semana movida. Conflicto con los municipales, pedidos de informe, compras directas, consolidación del Frente de Todos, y más en esta entrevista de Ladran Sancho.

En una semana revuelta por pedidos de informes y la falta de quorum para votar la rendición de cuentas del último período de Oscar Luciani, Ladran Sancho visitó el despacho del intendente Leonardo Boto para charlar sobre política a un año del triunfo electoral.

El jefe comunal realizó su balance, abordó los principales conflictos, dio explicaciones sobre los pedidos de informe y trazó los ejes de gobierno que apunta a retomar luego de la pandemia.

En su escritorio, y manteniendo la distancia social, Boto acomodó la postura ante el lente  de la cámara. Atrás suyo, una pintura de la Basílica de Luján y en los diferentes muebles, cuadros que recuerdan campañas electorales, un recorte de la tapa de El Civismo del 27 de octubre de 2019 con el festejo y la infaltable imagen de la Virgen de Luján cierran la escenografía.

—A un año del triunfo electoral, ¿qué balance hacés de la construcción del Frente de Todos?

—Fue algo muy importante, sin esa herramienta electoral, sin la conformación de ese frente seguramente no hubiéramos tenido el resultado que tuvimos. Por otra parte, me parece que fue la consecuencia necesaria de ocho años de errores y desencuentros que el frente terminó de generar las condiciones para que se pueda producir.

—¿Cómo sigue el trabajo de la herramienta electoral en la gestión?

A un año, más allá de la diversidad que tiene el frente estamos cohesionados, estamos muy unidos a nivel nacional, provincia y a nivel local también. Es un proceso de construcción, de acostumbramiento. Hay opiniones diversas en varios temas y es un trabajo ir encontrando la síntesis, y el término medio en el cual podamos coincidir todos.

—Uno de los lemas de aquella campaña fue unidad en la diversidad, hoy hay más homogeneidad que diversidad en la toma de decisiones. ¿Es una decisión política o es consecuencia de la pandemia?

Hay una consecuencia de la pandemia. Tenemos nuestras reuniones regularmente con todas las expresiones que integramos el frente. Es difícil juntarse, es difícil salir todos juntos. En paralelo, yo tengo un perfil muy activo pero que lo tengo desde antes.

Campaña del 2013. Boto arriba de un camión semidespintado saludando a vecinos de la ciudad.

—¿Cuáles fueron los principales problemas que encontraste para gestionar más allá de la pandemia?

La pandemia vino a agravar los problemas ya existentes. Lo dramático es la situación económica que nos encontramos. La sabíamos, no es que me desayuné el 10 de diciembre. Pero me desayuné con la dimensión de esa crisis económica. Y eso es lo que estamos intentando dar vuelta. Iniciamos acciones muy fuertes como para revertir esa situación y ahí nos cayó la pandemia que nos retrasó. Sobre todo en cambiar la matriz de recaudación y la matriz de coparticipación. La consecuencia de todo lo hecho durante el 2020 la vamos a empezar a ver en el 2021, donde esperamos crecer varios puntos en la coparticipación provincial.

—Uno de los problemas referido a lo económico es la resolución de la paritaria con laburantes municipales. ¿Cómo van a resolver ese tema?

En mis primeros 90 días de gestión, tuve 57 días de medidas de fuerza. Creo que no hay registro en la historia de un gobierno recién asumido que haya enfrentado esa cantidad de medidas de fuerza. Obviamente que es la irresponsabilidad del intendente que se fue que firmó cualquier cosa y sabía que no se podía pagar. Él tampoco lo hubiese podido pagar. No hay de donde sacar recursos, pedimos tiempo pero se generó el conflicto que uno lo entiende. Logramos superar ese reclamo, pero la realidad es que en el 2020, fui yo el que otorgó 25 por ciento de aumento. Desde el primer día de forma no remunerativo, y se está terminando de pasar a remunerativo más el bono Covid para todos los que están trabajando, que son la mayoría. Es un esfuerzo muy grande.

—Técnicamente no hubo aumento en 2020. Lo que hubo es el pase al sueldo básico de un porcentaje que no estaba incluido.

Sí, pero al pasar al básico ese porcentaje se disparan todas las bonificaciones que tiene los trabajadores municipales que es una parte importante del sueldo. ¿Quién hizo ese esfuerzo de pasar al sueldo básico los aumentos? Lo hizo esta gestión.

¡Tomá mate! La puerta del despacho se abre con un mate listo para el Intendente. Eso sí, sin compartir, respetando los protocolos.

Pandemia mediante, todo parecía tranquilo para el Ejecutivo Municipal que gestionaba la emergencia con consenso político y sin sufrir saturación del sistema de Salud. Sin embargo, tras una denuncia de la oposición, la presencia en un programa de la televisión nacional descolocó por un rato al gobierno local.

—Uno de los golpes más duros que recibió el gobierno fue la denuncia de compras irregulares. ¿Crees que hay falta de ética en una compra dónde hay vínculos entre una funcionaria y la empresa a la que se le compró?

En lo que a mí me corresponde, absolutamente no. No me consta que haya una relación contractual que manifieste una situación antiética o inaceptable desde lo legal. Puede haber una relación pero no contractual. El informe del Tribunal de Cuentas es positivo para la gestión, la causa está avanzando bien, y ojalá eche luz que se compró en precio, dentro de las normas y demás. Lo que sí me parece es que fue una operación política. Una denuncia que llega al Concejo Deliberante y luego aparece en el prime time de la televisión argentina por compras de alimentos en el marco de la pandemia es raro. Además genera sospechas sobre cosas que eran completamente legales como los montos mínimos, la compra directa de alimentos.

—El gran problema de este año fue la pandemia. ¿Qué balance hacés de la gestión local?

Creo que estuvimos a la altura de las circunstancias, la gente acompañó muy bien. El proceso de cuarentena fue muy largo y eso nos permitió fortalecer el sistema de salud, que el personal se prepare para enfrentar esta enfermedad. No tuvimos que ver los casos traumáticos que vimos en otras regiones del mundo. En el marco de escasez que estamos gestionando, el sistema respondió muy bien. Tanto a nivel médico como técnico. No hubo un solo lujanense que haya necesitado una cama crítica y no la haya tenido. Asistimos en varias oportunidades a las clínicas privadas en donde tenían sus camas al 100 por ciento y no podían tomar más pacientes. El hospital público fue quien bancó la parada. El sistema de derivación funcionó muy bien y hubo mucha seriedad de la Región Sanitaria. A medida que podíamos vaciábamos las camas críticas del hospital trasladándolas a Rodríguez o a Capital Federal y nos permitía tener disponibilidad.

—¿Cómo se fortaleció el sistema de salud?

Al principio teníamos 11 respiradores, hoy tenemos 18 respiradores. Había uno alquilado que venía de años y lo vamos a dar de baja una vez que ya superemos la pandemia. Pudimos incorporar camas. La verdad pudimos dar respuestas a lo que fue la pandemia en Luján.

—¿Qué Luján te hubieses imaginado para este 2020 que no se pudo dar por la emergencia sanitaria?

Hubiese imaginado un Estado Nacional y Provincial que recuperaran más rápido, podríamos haber sostenido nuestro ambicioso plan de recaudación. Asumimos con un 24 por ciento de cobrabilidad en tasas y hasta marzo llegamos al 38 por ciento. Dada las características que tiene Luján socioeconómicas, sufrimos mucho más que otras ciudades que se respaldan en lo administrativo. Acá tenemos, el 33 por ciento de la actividad económica gira a través de la basílica, otro 33 es comercial y se vio muy afectada los primeros meses por la pandemia. Y la industria hace meses que viene trabajando con niveles de producción muy importantes.

—Aunque es responsabilidad del Legislativo, ¿qué opinás de la falta de quorum para tratar la rendición de cuentas del último año de Luciani?

En algún momento se va a hacer. Son esos recursos que son propios del legislativo. Pero no me corresponde a mí, el Concejo Deliberante es autónomo. Confío en que en algún momento se va a tratar.

Luján, rumbo a los 400 años de religión. La Virgen de Luján, en cada rincón del Palacio Municipal.

En los últimos días, el gobierno municipal presentó “Luján rumbo a los 400 años”, una invitación a la ciudadanía a planificar el Luján de la próxima década.

—¿De qué se trata el proyecto «Luján, rumbo a los 400 años»?

Es un haz de luz en la noche. Estamos pensando en esto, es nuestra idea hacia donde caminar. Quedan 10 años para los 400 años y va a superar cualquier gestión mía. Creo que nos podemos poner de acuerdo en algunos proyectos que hagan de la modernización y recuperación de Luján en una primera etapa y en una segunda etapa en la consolidación de un desarrollo local.

—¿Cómo se encaran esas dos etapas?

Planteamos dos planes quinquenales. En el primero lo llamamos «Recuperando Luján» y el segundo «Desarrollando Luján». Lo que hicimos fue trazar algunos ejes de trabajo que quieren marcar este proceso. Ahora lo que se viene es el proceso de participación ciudadana. Queremos ser muy innovadores en eso, saltearnos las instancias típicas, y desde lo tecnológico fomentar que haya una participación masiva en serio.

—¿Buscas instaurar políticas de Estado en Luján?

El consenso no es entre cuatro fuerzas políticas. Una política se transforma en política pública cuando todos los actores se sientan en la mesa. Ese es el desafío. Y hoy todos los actores no es solamente la política que puede estar midiendo la conveniencia de estar o no estar. Queremos involucrar la cultura, la educación, centros comerciales, centros industriales, a las organizaciones sociales. Queremos que participen todos.

—¿Cómo impacta este plan en la generación de trabajo local?

Una de las propuestas es Luján Tec. No queremos parques industriales que generan 10 mil puestos laborales y que haga que en algunos años Luján se llene de gente de otros lados. Queremos desarrollar y fortalecer lo que tenemos. Queremos generar puestos de trabajo de alto valor agregado, que no sean contaminantes y ahí está el parque tecnológico que se va a desarrollar en el marco de la economía de conocimiento. Se van a generar mil o mil doscientos puestos de trabajo.

—Una de las mayores dificultades de Luján es el acceso a la tierra. ¿Cómo proyectan el desarrollo urbanístico?

Ahí tenemos lineamientos claros. Lo primero que quiero decir es que tenemos por primera vez en muchos años políticas de tierra. En primer lugar es el eje de generación de suelo urbano, el segundo regulación dominial, que empezamos con graves problemas pero ya se está acomodando, y el tercero es evitar tomas. Ahí generamos un protocolo antitoma muy democrático con la participación de organizaciones sociales, la fiscalía, el municipio y policía.

—¿Cómo es ese plan de generación de suelo urbano?

En generación de suelo urbano tenemos un caballo que es Procrear. Estamos trabajando en un proyecto de desarrollo urbanístico de 92 dúplex y después aspiramos a generar 1100 lotes de acá a cuatro años para Procrear. Por otro lado estamos trabajando con el programa Mi Terreno con recursos municipales, en breve lo vamos a estar elevando al Concejo Deliberante. Hay que fortalecer el Banco de Tierras porque la adhesión al Plan Nacional de Suelo genera que el día que Procrear empiece a cobrar las cuotas, parte de esas cuotas van a venir al municipio para tener fondos reales para comprar lotes y hacer desarrollos urbanísticos.

Esas políticas dejan afuera a un sector popular de la economía informal y popular. ¿Qué están pensando para esos sectores?

Estamos trabajando con varios organismos nacionales para ver si podemos generar espacios de tierra para viviendas sociales. Hoy en Luján podríamos estar construyendo viviendas sociales pero no tenemos tierra. Literalmente, no tenemos tierras. Queremos generar lotes con servicios para un sector popular que no ingresa en el sistema de crédito.

Fotos: Julieta Brancatto

Noticias Relacionadas

El Departamento Ejecutivo realizó una nueva propuesta salarial

Según informaron desde el gobierno municipal se trata de una 15 mil pesos extra a los trabajadores municipales para diciembre y una recomposición salarial de 5 mil pesos a partir de enero.

Vecinos del barrio San Pedro pintaron el CAPS

De la jornada participaron tanto vecinos del barrio como trabajadores de la salud. También realizaron trabajos de albañilería para mejorar las condiciones de la salita.

Repro II: ¿cómo es el programa que reemplazará al ATP?

Trabajadores y las trabajadoras de las empresas adheridas cobrarán una suma correspondiente a sus remuneraciones, que implica hasta $9.000 mensuales.

Vuelven los trenes de larga distancia

A partir del 23 de noviembre vuelven los trenes de larga distancia para personal exceptuado y esencial, y luego, en temporada, abrirá para el turismo. Desde el viernes 27, pasará por la estación de Luján el tren que une la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con Bragado.

Extendieron el horario de cierre de comercios

Los bares y restaurantes podrán cerrar hasta las 2:00 los fines de semana. Además, evalúan convertir en peatonal la calle San Martín y Mitre. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.