24.2 C
Luján
miércoles, 21 abril 2021

Boto: «Es fundamental la renegociación de la deuda»

A pocos días de conocer si los acreedores privados aceptarán la oferta de reestructuración de la deuda, Ladran Sancho consultó la mirada del intendente Leonardo Boto sobre el impacto de la deuda externa en los territorios.

Argentina cuenta los días para el 22 de mayo, fecha en la que vencerá el plazo para que los acreedores privados que compraron títulos soberanos por 66.000 millones de dolares, respondan la oferta que realizó el presidente para reestructurar la deuda

Municipios de todo el país apoyaron la iniciativa de Alberto Fernandez y en documento, las y los intendentes sellaron el espaldarazo. Luján es uno de los miles que firmó y Ladran Sancho buscó la opinión del jefe comunal Leonardo Boto para conocer sus opiniones respeto al tema.

– ¿Qué te pareció el apoyo de Municipios a la negociación que encara el gobierno nacional?
– Me parece fundamental que los municipios de Buenos Aires y de las Provincias en su conjunto apoyen al Gobierno Nacional, por la trascendencia que tiene para el país y para la región. Es esencial estar unidos y abroquelados políticamente, para así mostrarnos con fortaleza y entereza política ante los factores de poder que arremeten con su capacidad de lobby, de operación y de negociación, bajo un enorme sostén económico. Además, como la historia lo demuestra, muchas veces estos centros financieros de poder buscan negociar individualmente, generando posiciones encontradas al interior de los países para que asi, ante el debilitamiento político, los gobiernos terminen cerrando condiciones más ventajosas para estos grupos. En ese sentido, que estemos unidos y convencidos es primordial.

– Y en los territorios ¿cómo impacta la deuda?
– Para los territorios es fundamental la renegociación de la deuda externa, para que podamos tener oxígeno y así emprender un camino de crecimiento y desarrollo. De otra manera, el Estado se ve obligado a limitarse para pagar intereses de una deuda que se acrecienta cada vez más. Esta presión ya la sufrimos en la Argentina de finales de los 90, lo vivenciamos en el 2001 y, como pueblo, lo reconocemos en varios momentos trágicos de nuestro pasado. Es absolutamente necesario poder fomentar el gasto interno. Es crucial fortalecer el mercado y reactivar la industria, para generar un Estado con capacidad de inversión y de articulación de los diferentes intereses. La implementación y el desarrollo de políticas públicas solo serán posibles si resolvemos el obstáculo de esta deuda, que nos obliga a una forma de pago que no es compatible con la sustentabilidad económica que buscamos.
Para nuestra gente de a pie es fundamental; a todos les afecta de igual manera. Lo ve el kiosquero, los dueños de tiendas locales, desde el almacén de barrio a los supermercados, desde la Industria a los diferentes actores del turismo. Cuando mayor nivel de negociación de la deuda tengamos, más rápido nos reencontrarnos con ese camino de crecimiento que proyectamos.

Luján junto a cientos de municipios del país respaldan la propuesta del presidente. Foto: Prensa Frente de Todos

– ¿Cual es tu mirada respecto al futuro de la soberanía económica de los países de latinoamérica?
– En mi opinión, no hay posibilidad de desarrollo para la República Argentina ni para ningún país de Sudamérica, si no es en el marco de la UNASUR. Ya no estamos en un mundo unipolar. En la actualidad Estados Unidos va constituyendo su área de influencia, mientras que Europa, con su confederación de países, se proclama como una gran región económica. Con una fuerte influencia en diferentes partes del mundo y un creciente Polo, Europa hoy está disputando la hegemonía de China. Rusia, por su parte, juega un rol importante de articulación entre estas dos potencias en tensión. Creo que además, dentro de una década, India se podrá constituir como otro gran espacio económico, motor de desarrollo. En este contexto ningún país latinoamericano individualmente puede penetrar en las políticas que estos polos dominantes imponen. Únicamente podremos enfrentar las embestidas si logramos generar una política de coordinación unificada en nuestro continente. Los mercados se propician a través de negociaciones políticas, y para poder negociar con China, India, Europa o con Estados Unidos, necesitamos escala. Los países no entienden de amores sino de intereses, por eso es absolutamente crucial generar un espacio político, económico y social que pueda articular respuestas a esta configuración mundial.

– ¿En ese marco regional como ves la posición de Argentina?
– En una de las regiones más desiguales del planeta, nuestro país siempre estuvo a la cabeza, liderando los procesos políticos de América Latina. Debemos apostar a hacer de la UNASUR un gran espacio político, económico y social que nos unifique desde Centroamérica hasta Tierra del Fuego. Es un proceso que seguramente va a demorar, pero no hay que perder el ímpetu, porque va a ser el único camino de consolidación del desarrollo. Está visión que sostengo, no es más que las líneas tradicionales del justicialismo. Bajo las banderas de la Independencia Económica y Soberanía Política; consolidamos el marco para la justicia social, absolutamente necesaria en el proceso de unificación latinoamericano.

 

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

3,122FansMe gusta
3,357SeguidoresSeguir
709SeguidoresSeguir
1,008SeguidoresSeguir
133SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.