Foto de archivo: Victoria Nordenstahl

Intendente y funcionarios recibieron a la Comisión conformada por vecinos, organizaciones y concejales que trabaja para transformar el basural a cielo abierto en una planta de transferencia. Entre reclamos y pase de facturas, se actualizó el estado de las gestiones y se acordaron nuevos plazos y objetivos.

Con el trabajo legislativo casi finalizado, el intendente debe instruir a secretarios y directores para que implementen las políticas públicas y realicen gestiones en el sentido que marca la ordenanza marco y los proyectos aprobados a la fecha.

Con retrasos que llegan hasta un año se realizó un encuentro entre el jefe comunal, funcionarios, vecinos y concejales para actualizar el estado de situación e incorporar las demandas de la Comisión mixta que da seguimiento a la tan deseada transformación del basural.

El encuentro lo abrió Sergio Fernández, subsecretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos comentando cómo vienen las gestiones con frases ya conocidas en estos espacios de diálogo, aquellos del tipo “en los próximos días” para referirse a nuevos acuerdos con el Ceamse, para trasladar residuos hasta la construcción de la planta de transferencia, para la implementación de ordenanzas como la de regulación de volquetes o el adelantamiento de tasas municipales para financiar la planta.

“Al Ceamse vamos a acudir cuando empecemos la construcción de la planta” confirmó Fernández ante la Comisión. Los vecinos le reclamaron que varias de las promesas ya cumplieron un año y la situación actual no cambió de fondo, apenas se tomaron medidas superficiales.

El intendente tomó la palabra pasada media hora del encuentro para contar que “firmamos acuerdos macro” con organismos provinciales y lo que viene es la generación de programas y protocolos particulares para cada parte puntual del proyecto para erradicar el basural. Confirmó la promulgación de las ordenanzas ante las consultas y además coincidió con los vecinos que el estado de situación actual “está mal”.

Escueto, sin meter la pata ni pisarse con sus funcionarios Luciani dejó que la reunión fluya entre los reclamos vecinales y de concejales con el subsecretario de Obras Públicas como “principal responsable del predio”. Entre otras demandas, Sergio Almada, presidente de la sociedad de fomento del barrio San Pedro, le reclamó que las hectáreas que se limpiaron en el intento de parquización se volvió a llenar de basura, “o sea que estamos peor que antes” le dijo.

Con cara de “yo no fui” el jefe dejó que se sacaran chispas los vecinos con sus funcionarios. Foto: Victoria Nordenstahl.

Sobre la marcha se incorporó al temario el desborde de la basura sobre los caminos linderos al predio, cuestiones de recursos que no se presentarían en el presupuesto que se votará el próximo lunes, lo que respecta a la inclusión de los grandes generadores de residuos al plan integral, las gestiones para adquirir la maquina compactadora que trabajaría con 120 toneladas y que se prometió hace semanas pero aún no está disponible, entre otros.

En fin, la reunión resultó ni chicha ni limonada. Pocas cosas quedaron claras y en una hora y pico la mayor parte del tiempo se fue en excusas y explicaciones. Lo concreto: se espera que se instrumente la ordenanza que permite el adelantamiento de tasas para comenzar a recaudar los fondos para la construcción de la planta de transferencia; la reincorporación de trabajadores sociales que laburaron con las familias que viven del reciclado en el predio del barrio San Pedro y a partir de ello, la posibilidad de retomar el plan de vacunación y entrega de ropa y material de trabajo para las familias.

Por otra parte, el intendente gestionó ante el Juzgado de Faltas la potestad para que los funcionarios que trabajan en la problemática puedan labrar actas de faltas en el caso de detectar irregularidades de vecinos que arrojan basura en las cercanías del basural, de trabajadores municipales o en el caso del servicio de recolección privado que no se encuentren en regla.

Respecto a la financiación de la primera etapa de la construcción de la planta de transferencia, la concejal de Cambiemos y presidenta de la Comisión de Salud, Marcela Manno pidió confeccionar un listado de vecinos interesados en adelantar tasas de forma anual y anticipó que no alcanzará con el año en curso aunque “no podemos comprometer ejercicios futuros; si el actual y salir fuerte con una campaña para difundirlo”.

El concejal oficialista, Daniel Curci Castro por su parte agregó que convocarán a grandes generadores de residuos para explicar el nuevo marco de regulación, del mismo modo que con marcas que trabajen volquetes y neumáticos que tendrán tratamiento especial en el proceso. Según el edil estos trabajos deberán sucederse en los próximos 30 días.

En tanto, las reuniones continuarán hacia fin de mes con el objetivo de implementar las viejas promesas en los nuevos plazos. Los funcionarios se comprometieron en implementar las normas aprobadas en el camino de la erradicación definitiva del basural y su reconversión en una planta de reciclado y transferencia.

Tras el encuentro de este miércoles, la agenda de Luciani en este camino incorporó algunas demandas y apaciguó los ánimos. El gobierno ganó un poco más de margen ante la bronca de los vecinos pero en los próximos días tendrá que mostrar el resultado de las gestiones para no agotar la paciencia vecinal.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre