Foto: Victoria Nordenstahl

Desde las secretarías de Obras y Servicios Públicos y Políticas Sociales avanzaron con anuncios y renovación de convenios en el plan de 202 viviendas para inundados pero la gente impugna el verso y piden hechos.

De las 202 prometidas en 2014 solo 30 casas fueron entregas y ya presentan roturas y un desgaste difícil de mantener por sus recientes propietarios. Según el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos Marcelo Gutiérrez pronto se entregarán 30 nuevas viviendas y luego avanzarán con otras 58 a entregar en marzo de 2019 y así completar las 88 viviendas que prometieron en la etapa II.

Lo anunció en una reunión en el CIC del barrio San Fermín el pasado viernes en compañía del director de Políticas Sociales, Carlos Romero y varias familias inundadas.

A su vez, este lunes el Concejo Deliberante trataría varios pedidos emitidos desde las áreas que manejan Gutierrez y Patetta para renovar acuerdos con el Instituto Provincial de la Vivienda y recibir el financiamiento atrasado de la segunda etapa de la construcción.

Caras largas y reclamos vecinales, del otro lado más promesas.

Los anuncios de los representantes del Ejecutivo llegaron tarde y no cayeron bien a las familias que suman años de ansiedad entre las promesas iniciadas en 2014 y una actualidad que pone en evidencia el letargo de la gestión local y provincial.

Desde la Comisión de Control y Seguimiento que conformaron las familias inundadas, organizaciones sociales y cuadros técnicos de la Universidad Nacional de Luján fueron categóricos. “Los anuncios forman parte de “autobombos” proclamados por los gobiernos municipal y provincial vaciados de sustento en hechos y acciones” postularon en un documento público.

En el mismo texto recordaron que este año “varias familias volvieron a pasar por la traumática experiencia de la inundación en dos oportunidades, con solo un lapso de 15 días cada una. Las familias no quieren más promesas, ni fechas que se posponen a través de excusas que no hacen más que desnudar el poco trabajo y la desidia de quienes juraron defender los derechos de todas y todos los ciudadanos y en realidad no hacen más que privilegiar a una minoría”.

Por último, dejaron en claro que “vecinos y vecinas de Luján organizados en distintas instituciones decimos: Basta de usar a las familias inundadas como promesas de campaña”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí