Por la construcción de edificios educativos, la escuela de fútbol para niñas y adolescentes perdió su cancha y la posibilidad de hacer deporte. Durante la mañana, vecinos y madres de las niñas se acercaron al municipio para entregar un petitorio pidiendo que las chicas puedan volver a tener un lugar para entrenar.

Muchas son las ocasiones en que madres y/o padres repiten «lo único que quiere es jugar a la pelota». Y como el sentimiento no tiene -ni debe- que regirse por el género, lo mismo sucede hoy con las chicas de la escuela de fútbol del barrio San Jorge. Alrededor de 500 firmas fueron entregadas esta mañana con un petitorio dirigido al intendente Oscar Luciani para que el municipio gestione un lugar donde pueda crearse una nueva cancha para la práctica del deporte.

La escuela de fútbol femenino del barrio San Jorge fue creada hace casi un año, desde el espacio comunitario «El Ángel de la bicicleta». Desde sus inicios la actividad ha logrado gran llegada y recepción entre los vecinos. Alrededor de 60 niñas y adolescentes, entre 6 y 18 años, forman parte de la escuela en la que entrenan tres veces por semana.

Hace dos semanas comenzó la construcción de un jardín y una escuela para el barrio en el lugar donde hasta el momento se encontraba una placita y junto a ella la cancha de fútbol. Es por ese motivo, que las las chicas ya no entrenan.

«Es una celebración que tengamos un jardín, una escuela pero a la vez se cae la ilusión y el sueño de muchas nenas. A nosotros esto nos entristece pero vamos a luchar para que ellas tengan un lugarcito», comentó Norma Catalán, directora técnica. También agregó que la experiencia de trabajar con las chicas es muy buena, y que es especial porque pertenecen a los barrios de los alrededores.

La carta que fue entregada hoy a la mañana pide que la municipalidad brinde un lugar para que la práctica del deporte pueda ser continuada. Como en ese mismo barrio no existen terrenos municipales, la alternativa propuesta por padres y vecinos es que el municipio gestione en comodato una cancha dentro de los terrenos donde están en construcción las viviendas de las familias inundadas en el barrio Santa Marta.

Previo a la entrega del petitorio, Catalán explicó: «Esperamos que seamos escuchadas acá en la muni. Hay mucha gente que nos apoya, mucha gente que nos dice yo prefiero la escuela. Yo también prefiero la escuela, la educación, pero también prefiero una canchita para sacar a un hijo a una hija de malas experiencias. El deporte es muy bueno».

«Instalaron todo y no nos dijeron nada. Fue feo ver la desilusión de las chicas. Hace un año comparten juegos, salidas, hicieron muchas amigas ahí. Es un juego muy sano», manifestó Yesica, mamá de una de las chicas.

Por otro lado, también destacó que el municipio acompañó las etapas para que hoy las chicas puedan ser parte de la escuela de fútbol: «El municipio les dio un subsidio a las nenas, con lo que le hemos comprado las cosas. Ellos de corazón se hubieran acercado a la DT o algunos de los compañeros para decir, ‘miren que no van a poder entrenar más’. El municipio sabía que había 60 nenas practicando en esa canchita».

El petitorio presentado fue recibido por la secretaria privada y concejala electa, Alejandra Rosso, quien propuso una reunión para la semana del 6 de noviembre. Mientras tanto, las chicas esperarán con ansias que los días corran para que se determine dónde y cuándo van a volver a entrenar.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí