febrero 26, 2024
22.7 C
Luján

Baldosas por la Memoria: “Mónica vivía para los demás”

La Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos Desaparecidos colocó la decimoquinta baldosa en Luján para recordar la vida y militancia de Mónica Mignone. Fue en el Colegio Nuestra Señora de Luján donde transitó sus primeros años de educación primaria.

El 14 de mayo de 1976, con 24 años, Mónica Mignone fue secuestrada en su domicilio de Capital Federal. Había nacido en Luján un 14 de febrero de 1952 y fue la segunda entre cinco hermanos y hermanas.

Su padre fue Emilio Fermín Mignone y su madre Angélica “Chela” Sosa, ambos referentes de Derechos Humanos en Argentina. De chica transitó por el Jardín de Infantes Nº 1 e hizo sus primeros dos años de primaria en el Colegio Nuestra Señora de Luján.

“Las Hermanas”, como es conocido el Colegio, fue elegido por la familia para colocar la baldosa que recordará a Mónica Mignone. Se trata de la decimoquinta baldosa que establece la Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos-Desaparecidos en nuestra ciudad que recuerdan a compañeros y compañeras.

En la calle Lavalle y Rivadavia, familiares, amigos de Mónica y militantes de Derechos Humanos se reunieron el sábado por la tarde para homenajear a la militante popular. Durante su juventud trabajó en el Hospital Piñero, como docente en la UNLu y militó en el sector Belén en la Villa del Bajo Flores con la Juventud Peronista y en el Movimiento Villero Peronista.

- Advertisement -
Las baldosas por la memoria constituyen un homenaje a las personas detenidas-desaparecidas y/ asesinadas por el Terrorismo de Estado, antes y durante la última dictadura cívica militar argentina. Foto: Victoria Nordenstahl.

En el Colegio de la Misericordia, donde terminó la secundaria, hacía misiones en escuelas rurales de CUSHAMEN (Chubut) y su compromiso con la doctrina social de la Iglesia y los más humildes forjaron su juventud.

Tras leer la lista de los 26 compañeros y compañeras desaparecidas, Lucia Cachán, hija de María Eugenia Sosa, prima de Mónica, leyó el texto “Mónica” que fue escrito por Emilio y Chela Sosa.

Mónica tenía 24 años al ser detenida. Había concluido los estudios de psicopedagogía en la Universidad del Salvador. Se desempeñaba como docente en la Universidad Nacional de Luján y era concurrente en el servicio de psicopedagogía del Hospital Piñero. Asistía a niños y jóvenes con problemas de aprendizaje. La principal atención de Mónica estaba centrada en la labor de promoción humana en los ámbitos religiosos, sociales, educativos y laborales. Desde hace años lo llevaba adelante en el sector Belén en la Villa del Bajo Flores (…) Mónica amaba las villas y el sur del país y se identificaba con las alegrías, los dolores y los problemas de sus habitantes. Mónica vivía para los demás. Tenía una permanente actitud de servicio.

Luego la docente Carolina Tarda dio unas palabras en nombre de la institución. “Hoy es un importante para nuestra comunidad educativa, ya que se hace un homenaje y se ancla en el espacio público una marca territorial con el nombre de Mónica Mignone. Una institución con carácter vicentino, con la mirada puesta en el otro. Como institución creemos que hacer memoria e indagar sobre la historia local forma parte de educar ciudadanos críticos y críticas de nuestro pasado”, expresó.

Asimismo, Lucas Rodríguez, Sofía Vijuezca y Constanza Pampin, estudiantes de 6º año del Colegio Nuestra Señora de Luján, leyeron unas palabras tras investigar la historia de Mónica Mignone impulsados por la docente Yésica Benítez.

Estudiantes de la EES N°19 interpretaron el tema con el cual viajaron al Programa Jóvenes y Memoria. Foto: Victoria Nordenstahl

“Su historia se tornó más cercana de lo que creíamos. Si bien nosotros no vivimos el mismo contexto sociopolítico, el caso de Mónica, como en el de todos los detenidos y desaparecidos de nuestra ciudad, lo terminamos vivenciando de una manera más tangible, descubrimos que podría haber sido una hermana, una prima, una vecina o hasta nuestra compañera de clase”, expresaron.

- Advertisement -

Durante el acto, Beatriz Grafía, integrante de la Comisión, hizo entrega a docentes y directivos del Colegio Nuestra Señora de Luján del libro de poesía “Viernes 25 de noviembre” que recopila poemas de Dardo Dorronzoro, cartas de Nelly Dorronzoro y textos de y sobre Osvaldo Caldú.

Sonia y Eduardo Calderón, que conocieron a Mónica cuando ella iba al sector de Belén a realizar su tarea social, compartieron anécdotas que reflejaban su labor y su militancia por los y las más humildes en la Villa del Bajo Flores.

También sus hermanos y hermanas, Isabel, Mercedes y Javier, y su prima María Eugenia Sosa recordaron su compromiso social, agradecieron a los y las presentes y a pesar de no vivir más en nuestra ciudad recordaron su amor por ella.

“En esta escuela estudió Mónica María Candelaria Mignone, militante popular, detenida desaparecida por el Terrorismo de Estado”, está escrito en la baldosa. Foto: Victoria Nordenstahl

La música no faltó de la mano de Fernando Momo, quien interpretó dos temas para darle paso a las y los estudiantes de 6º año de la Escuela Secundaria Nº 19 quienes cantaron un tema compuesto por ellos para el programa “Jóvenes y Memoria” que presentaron en Chapadmalal y recuerda las historias de vida de los detenidos-desaparecidos de Luján.

En el cierre de una jornada cargada de sentimientos, la baldosa que recuerda a Mónica Mignone fue colocada en la vereda de la escuela que la acobijó mientras dabas sus primeros pasos.

Dejanos tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ayudanos a sostener este proyecto autogestivo

Sumate a la Comunidad y participá todos los meses por regalos, entradas y descuentos.

Elegí el monto, ingresá los datos y listo!