Foto: Victoria Nordenstahl.

La mesa contra el hambre impulsa un ayuno por 12 horas en la plaza Colón. Desde las 8:00 comenzaron las actividades, charlas, paneles y trabajo en comisiones. «El ayuno es un signo de petición, de sacrificio y también de protesta», recordó el sacerdote Gómez Tei.

«Señor: yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no porque nadie puede hacer huelga con su propia hambre». Las palabras del Padre Mugica se repiten entre integrantes de la Mesa contra el hambre, el espacio que busca coordinar esfuerzos de organizaciones sociales, sindicatos, la iglesia católica, la iglesia evangélica y vecinos y vecinas que laburan en comedores y merenderos de la ciudad.

Este miércoles, impulsan una jornada de ayuno solidario. Desde las 8:00 y hasta las 20:00 en la Plaza Colón pueden sumarse vecinos y vecinas para denunciar la situación de hambre que se vive en los barrios y participar de las diversas actividades.

El sacerdote de Basílica, Sergio Gómez Tei encabezará una oración ecuménica junto al pastor evangélico Ricardo Lencina con el objetivo de “hacer publica una situación que se vive, una lucha para que las familias más humildes no dejen de recibir el alimento». El sacerdote recordó que «el ayuno es un signo de petición, de sacrificio y también de protesta».

Desde la Mesa contra el hambre recordaron que «hay una emergencia alimentaria que a nivel nacional y en Luján se acordó pero se está esperando que el poder Ejecutivo conforme el Comité de Crisis con funcionarios y las personas que trabajan en los comedores a nivel comunitario”.

Las actividades en la jornada de ayuno solidario incluirán paneles y trabajo en comisiones sobre «la problemática del hambre en Luján y en el país», una merienda para pibes y pibas, actividades recreativas, un espacio dedicado a la virgen repatriada de Malvinas a cargo del ex combatiente Marcelo Sánchez y un cierre musical junto a Mario Tierno.

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí